viernes, 20 de septiembre de 2013

EL MISTERlO DE PONT-AVEN de Jean-Luc Bannalec


Título: El misterio de Pont-Aven

Autor: Jean-Luc Bannalec

Editorial: Grijalbo

Páginas: 288

Formato: Tapa blanda con solapa

ISBN: 9788425350344

Género: Policíaco

 

 

Autor:

Jean-Luc Bannalec es el seudónimo con que el autor Jörg Bong, ha querido firmar su primera novela,  en homenaje a un pueblecito de la Bretaña. Reparte su tiempo entre el sur del Finisterre y Alemania. Recientemente se publicó en Alemania la segunda entrega del comisario Georges Dupin, y desde la primera semana se colocó en lo alto de las listas de best sellers.

 

Sinopsis:

Un pueblo pintoresco y plácido donde se vive como en ningún otro sitio, un asesinato inexplicable al inicio de la temporada estival, un secreto celosamente guardado y un comisario huraño, adicto al café, aficionado a los pingüinos y a la buena mesa que, por fin, tiene un caso… ¡Bienvenidos a la Bretaña!

Dos cadáveres, un hotel repleto de sospechosos, la huella de pintores famosos, un investigador algo peculiar y todo el encanto de la Bretaña… El misterio de Pont-Aven, una versión moderna de las novelas clásicas de detectives, arrasó el pasado verano en Alemania donde, gracias a la recomendación de libreros y lectores, escaló a los primeros puestos de las listas de los libros más vendidos, en los que permaneció 42 semanas.
 

Opinión:

El día 7 de Julio y a punto de comenzar la temporada turística veraniega, un asesinato interrumpe la habitual tranquilidad de Pont-Aven, un pueblo idílico y pintoresco situado en la Bretaña Francesa. Esta pequeña ciudad es conocida por la colonia de artistas establecidos allí a finales del siglo XIX que fascinados por la bucólica perfección del lugar lo eligieron para inspirarse en sus creaciones. Entre los que acudieron en aquella época destaca el famoso Paul Gauguin que en 1886 fundó allí la Escuela artística de pintores por la que pasaron diversos artistas y que contribuyó a que en la actualidad este arraigada una fuerte cultura pictórica a través de las numerosas galerías que existen.

Pierre-Louis Pennec, el anciano propietario del hotel Central, ha aparecido apuñalado en extrañas circunstancias en el comedor de su hotel.

La víctima era una de las figuras más respetadas y admiradas del lugar, un anciano que a sus 91 años de edad regía con mano firme y con absoluta adoración un hotel que formaba parte no sólo de su familia sino también de la historia de Pont-Aven, El hotel Central que fue fundado por su abuela cuando el pueblo empezó a darse a conocer y que fue donde se hospedaron muchos de los pintores que llegaron allí.

El detective encargado de resolver el caso será el comisario Georges Dupin, un parisino, por tanto extranjero, adicto al café, que hace casi tres años fue trasladado a Cornaceau, municipio cercano al lugar de los hechos, debido a sus arranques de mal humor e indisciplina.

Cuando aparece un segundo cadáver, el hijo del asesinado, en unas circunstancias complicadas, el comisario Dupin se dará cuenta de que la resolución del caso será más difícil de lo esperado, porque se enfrenta a unos habitantes que tienen pocas de hablar, a una familia que esconde muchos secretos entre sus miembros y un objeto de gran valor codiciado por muchos.

A mí el personaje de Dupin, no me ha gustado mucho, demasiado huraño, independiente, y sin dar explicaciones ni a superiores ni a inferiores, nada de trabajo en equipo solo órdenes.

Quiere dar una impresión de que los cerrados son los bretones, y el que al menos a mí me ha dado la sensación, que el cerrado es él.

También hace muchísimo hincapié en el carácter bretón, y las formas de hacer las cosas a la bretona, así para el autor, los bretones son gente que hace piña y aunque aceptan a los “extranjeros” les cuesta abrirse a ellos. Tozudos, socarrones, reservados, melancólicos, amantes de la poesía e imaginativos, lo que no debe ser difícil con esos maravillosos paisajes que describe

La trama, se desarrolla en cuatro días, flojita y muy, demasiado previsible y simplona. De las apenas 300 páginas que tiene, las ocupa la mayor parte del tiempo de modo un tanto machacón en las descripciones de los lugares, que por otra parte se imaginan perfectamente, y son bucólicamente representados, tanto que cuando terminas dices tengo que ir.

Mi opinión, no entiendo la denominación de novela negra con la que la publicitaron, el éxito tan grande, y la posibilidad de una serie con el comisario de protagonista.

Para mí es perfectamente prescindible, aunque sí es entretenida, para pasar el rato y poco más.

Una vez más tenía las expectativas muy altas tras haber leído a Minier.

Ya me contaréis.

Saludos y nos vamos leyendo.

2 comentarios:

  1. ¡Hola! Al leer la sinopsis me llamó la atención, pero por lo que cuentas no va a entrar en la lista de pendientes. Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Pues a mi, la opinion no me afecta. Tiene buena pinta. A ver si saco tiempo y lo leo

    ResponderEliminar

GRACIAS POR COMENTAR, LOS COMENTARIOS ME ANIMAN A SEGUIR Y SIRVEN PARA DEBATIR.