sábado, 14 de septiembre de 2013

Rima XXX de GUSTAVO ADOLFO BECQUER

Asomaba a sus ojos una lágrima
y a mi labio una frase de perdón;
habló el orgullo y se enjugó su llanto,
y la frase en mis labios expiró.

Yo voy por un camino; ella, por otro;
pero, al pensar en nuestro mutuo amor,
yo digo aún: ?¿Por qué callé aquel día?
Y ella dirá: ?¿Por qué no lloré yo?

Gustavo Adolfo Bécquer
 
 
 



Cuántas veces en la vida por el orgullo, ese gusano que carcome el alma, se pierden tantas cosas.
En este poema que siempre ha sido de mis preferidos, lo que se pierde es el amor.
Espero os guste.
Saludos y nos vamos leyendo.

2 comentarios:

  1. Hola! (✿◠‿◠)
    Me encanta Bécquer, este poema es precioso y también es uno de mis preferidos. Como dices, muchas veces por el orgullo perdemos cosas muy importantes como el amor :3 Me gusta poder compartir mi gusto por la poesía con alguien, en la blogosfera conozco muy poca gente a la que le guste ^^
    Besitos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me acompañó durante muchos años, hasta que la vida me hizo el corazón pedacitos y ya no valía el pegamento...y me fuí alejando de la poesía y del amor...ahora suelo leer policíaca y psicópatas...lo que hacen los años...
      Gracias por comentar.

      Eliminar

GRACIAS POR COMENTAR, LOS COMENTARIOS ME ANIMAN A SEGUIR Y SIRVEN PARA DEBATIR.