miércoles, 18 de septiembre de 2013

TENEMOS QUE HABLAR DE KEVIN de Lionel Shriver


 

Autor: Lionel Shriver
Idioma original : Inglés
Título original : We Need to Talk About Kevin
Año de publicación : 2003
ISBN: 978-84-339-7350-4

Editorial: Editorial Anagrama, S.A.
Nº páginas: 608
Año de edición: 2009
Género: Narrativa, ficción, suspense.

 

Autora:

Lionel Shriver , nacida Margaret Ann Shriver, el 18 de mayo de 1957, es periodista y escritora. Nació en Gastonia, Carolina del Norte (EE.UU.), en el seno de una familia profundamente religiosa, siendo su padre un predicador presbiteriano. Cambió su nombre a la edad de 15 años de Margaret Ann a Lionel porque le gustaba cómo sonaba. Se graduó por la Universidad de Columbia en Bellas Artes, y también obtuvo un master. Ha vivido en Nairobi, Bangkoky Belfast, y en la actualidad reside en Londres. Está casada con el batería de jazz Jeff Williams.

En el 2005 ganó el Premio Orange de ficción por su séptima novela Tenemos que hablar de Kevin.

Sinopsis:

Eva es una mujer de cuarenta años, felizmente casada, autora y editora de guías de viaje. Para ella su vida es perfecta, es autónoma y quiere a su marido, pero un día deciden tener un hijo para dar un giro diferente a sus vidas y con ello plantear algún reto en sus vidas, sobretodo para Eva. Sin embargo, nada es como ella esperaba, las espectativas puestas en el proyecto de ser madre no se parecen en nada a la realidad que se desarrolla. Rechazo de la madre al hijo y del hijo a la madre. Una novela desgarradora que rompe el mito de la feliz familia considerada "normal".

 
Opinión:
Reconozco que no había oído hablar del libro, y unos amigos de un foro me lo recomendaron, y ví que además de un premio,(Premio Orange), había tenido bastante polémica, me picó la curiosidad y os aseguro que no me arrepentí, ni me arrepiento, pero no imagináis como me ha marcado, he tardado en poder hacer la reseña y poder recolocarme.

Posteriormente me enteré de que tenía película, protagonizada por Tilda Stilton, pero me hará falta tiempo aún para poder verla.

La acción de el libro comienza un año después de aquel jueves, y se va desvelando a través de cartas que Eva, la madre de la criatura, a modo de terapia, le va a escribiendo a Franklin, padre del muchacho, y en ellas nos va contando en un atrás y adelante, cómo era su vida en tres momentos: antes de Kevin, durante Kevin y después de Kevin.

Es muy difícil contar sin desvelar, así que voy a intentarlo al menos. Voy a intentar explicar también en ese orden, para que no resulte muy lioso. Todo, repito, desde el punto de vista de la madre, Eva.

 Antes de Kevin tenemos a una mujer exitosa, viajera, independiente y enamorada que se plantea tener a su hijo,  porque hay que tener hijos, porque se le va a pasar el arroz, porque es ahora o nunca pero que nunca estuvo del todo convencida, aunque decidió arriesgarse fundamentalmente por el amor que siente hacia Franklin, americano típico de los de película, un fotógrafo, localizador de exteriores para publicidad.

Aunque ya habían hablado de ello, pero sin planteárselo muy en serio, un día, ella, ante la inesperada tardanza del marido y la angustia que esto le provoca, decide optar por una maternidad ante la que hasta ahora había dudado. Desde el primer momento, siente que está teniendo un embarazo que no le pertenece y que se limita a ser la incubadora de un ser al que todavía no conoce y por el que debe sacrificarse continuamente en contra de su voluntad.

 "¿Qué locura se apoderó de nosotros? ¡Éramos tan felices... ¿Por qué arriesgamos cuanto teníamos en ese juego atroz de tener un hijo? Me doy cuenta de que te parecerá sumamente blasfemo el simple planteamiento de esta pregunta..."

Pues sí y con semejante comienzo, ya intuyes que la cosa muy bien, muy bien no va a salir.

"Todo el tiempo que estuve embarazada de Kevin, luché contra la idea de Kevin, la idea de que había sido rebajada por él de conductora a vehículo, de dueña de una casa a simple casa."

 Durante: Una vez nace Kevin, ella no siente esa felicidad y esa plenitud de espíritu que se les supone a las madres, cosa que la disgusta enormemente. Y la situación no mejora con el tiempo ya que se trata de un niño difícil de llevar, llora sin parar, que pronto se convierte en el terror de toda niñera que se acerque a él y de su propia madre, a la que la tarea de “quererle” se le hace del todo imposible por más que lo intenta.

Poco a poco y, a medida que Kevin se hace frío, introvertido, que no juega, no anda no habla y cuando por fin lo hace, puede hacer una larga lista de las cosas que detesta pero no decir ninguna de las que le gusta.

De cara a Franklin, el padre, ocurre todo lo contrario, cuando llega el padre, el niño es una delicia, bueno y encantador, así que el problema para el padre no es Kevin, sino su mujer.

Pero Eva va viendo que cuanto más crece su hijo es más malo, y manipulador, que cambia de carácter cuando llega el padre, un padre que está cegado por amor ante las cosas que hace su hijo y siempre encuentra la manera de exculparlo. Siempre cree la versión del hijo, aunque eso le lleve a distanciarse de su mujer.

Y la criatura sigue creciendo, y su madre va viendo que su hijo es más y más malvado y se echa la culpa, se pregunta porqué, de quién es la culpa…si fue por su actitud ante el embarazo, si es por ella, que está desesperada por volver a trabajar por no verlo….

Cuando Kevin se va haciendo adolescente, se va forjando en él una personalidad, solitaria, fría, insensible, de extraordinaria inteligencia pero maliciosa, más allá de las típicas travesuras infantiles, vamos una delicia el chaval…


"Más vale morir intentando lo bello, aunque inasequible, que sumirse en la pasiva y cínica resignación de que el infierno sean las personas a las que estás unido."

Y llega el JUEVES, ese jueves al que se va haciendo alusión durante todas las cartas.

Un par de días antes de cumplir los 16 años va a su instituto y lleva a cabo con toda frialdad una matanza en su instituto cobrándose la vida de un puñado de compañeros y una profesora.
 

Seguro que no lo esperabas…yo no, aunque va dando pistas todo el rato, y vas viendo como esa madre lucha y lo intenta todo por quererlo, porque sea diferente por todo, pero no…

Después de Kevin, bueno, después de que Kevin cometiera la matanza y fuera encerrado en un reformatorio, aparece Eva, una mujer destruida que lo ha perdido todo lo material, en abogados e indemnizaciones, y su vida, ya que el mundo la culpa de los actos de su hijo, de su frialdad en el juicio y de su maldad. Y ella se ha autoimpuesto la pena de ir a ver a su hijo al reformatorio, y que aún allí la siga torturando con su frialdad y su falta de arrepentiminto. La vergüenza al contemplar el dolor de las otras madres, sus remordimientos por haber traído ese hijo al mundo…


"Y difícilmente conseguirán que se avergüence de lo que hizo. Eso solo se puede lograr de personas que tienen conciencia. Solo es posible castigar a quienes tienen esperanzas que se pueden frustrar o vínculos afectivos que se puedan cortar, a personas que se preocupen por la opinión que tengan de ellas los demás. Solo se puede castigar a quienes aún conservan algún resto de bondad."

El libro de la criaturita es tremendo, te hace pensar un montón, te destroza las entrañas, cuando te hace pensar si debes ser madre o no, si se puede odiar a un hijo…un montón de cosas, y es altamente adictivo, las casi 300 últimas páginas, las devoras. Y cuando terminas te quedas con un tremendo agujero negro en el estómago.

Y abarca muchos temas de debate y discusión: ¿existe el mal?, ¿las personas nacen o se hacen?, la educación de los hijos, el trabajo de la mujer fuera de casa, la tenencia de armas en Estados Unidos, las matanzas en los institutos…etc. Pero ya eso queda fuera de mi reseña…

 
"Ahora que los hijos no labran tus campos o te aguantan cuando estás incontinente, no hay ninguna razón sensata para tenerlos."

Personalmente a mí el libro me fascinó y me ha marcado, y aún me costará recuperarme, lo recomiendo encarecidamente, para personas maduras y fuertes emocionalmente, y una cosa más:

Aviso, te puede gustar o no, pero seguro, seguro, que no te dejará indiferente.

Saludos y nos vamos leyendo.
 
PD: Dedicado a Charlypostman y Emegedos, que me recomendaron este libro, y me hicieron perder el sueño.

6 comentarios:

  1. Muchas gracias por la mención :)

    Es cierto que es una historia que marca y te hace pensar muchas cosas después de leerlo. Al principio ves una simple historia de un niño travieso y una madre bastante impasible con la situación. Pero según avanza la trama te das cuenta que es algo mas que eso, mucho mas, hasta limites inimaginables, y que para descubrirlos tendréis que leer el libro, por supuesto jejeje

    Lo recomiendo porque te hace sentir cosas, y creo que un libro que te hace sentir cosas y no te deja indiferente siempre es bueno para uno mismo. Y porqué de una manera u otra es uno de esos libros que no se olvidan jamás.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por pasarte,me alegro mucho de que hayas estado por aquí. Tienes razón, te hace sentir muchas cosas, impotencia, miedo, indefensión...y si tienes un hijo adolescente como yo, pánico.
      Muchas horas de darle vueltas a la cabeza me ha dado este Kevin.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Me encanta este libro, tiene una fuerza tremenda, esa familia que no sabe qué hacer, esa desconexión... me pareció aterrador.
    La película no le llega, pero merece también la pena
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí es un libro tremendo,he tardado mucho en asimilarlo. Después ví Bowling for Columbine, de Michael Moore, y ya el remate.
      Pero el miedo real es esas relaciones familiares. Marca.
      Gracias por pasarte.
      Besos

      Eliminar
  3. Sensacional análisis,amiga mía.
    Leyéndote he vuelto a recordar las sensaciones que tuve en los momentos que devoraba el libro.
    Toda la gente que lo ha leído llega a la misma conclusión; te puede gustar más o menos pero no te deja indiferente y te hace reflexionar.
    Aprovecho desde aquí para saludar al amigo emegedos y por supuesto voverte a felicitar por tu fantástico blog.
    Es un placer leer como diseccionas las novelas que lees.
    Besos.
    Nos leemos.
    PD.
    Gracias por la dedicatoria.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por el comentario, y la felicitación. Me alegro mucho de que te guste el blog y mis opiniones.
      Este libro ha sido muy difícil de reseñar, porque su lectura fue muy dura y me llegó muy hondo y no quería contar más de lo necesario, pero sí lo suficiente para animar a la gente a leerlo.
      Besos

      Eliminar

GRACIAS POR COMENTAR, LOS COMENTARIOS ME ANIMAN A SEGUIR Y SIRVEN PARA DEBATIR.