lunes, 25 de noviembre de 2013

EL ASESINO DEL AJEDREZ de Mercedes Gallego Moro


Título: El asesino del ajedrez

Autor: Mercedes Gallego

Editorial: Autoedición

ISBN: 978-14-8205-516-0

Año de Publicación: 2012

Nº de páginas: 367

Género: Policíaca, suspense.








Autora

Tan conocida que no he podido conseguir nada más que sus propias palabras:


 
Siempre quise ser escritora porque para mí la lectura es una pasión; por eso deseaba crear mis propias historias pensando en ofrecer a los demás las mismas horas de placer que a mí me proporcionaban los libros que leía. Sin embargo, el tiempo iba pasando y mi sueño aparecía lejano porque mis días estaban al servicio de la supervivencia. Hoy por fin puedo hacerlo.
De mi padre, un periodista y poeta bohemio, al que sobraban hijos, aprendí también el arte de escribir y la afición por el género policíaco. Todavía llena mi biblioteca parte de la suya, esos libros sobados y entrañables de Editorial Molino o la colección Círculo del Crimen. Fueron mis hermanos -lo mejor que me ha pasado en mi vida-, los primeros en soportar mis historias inventadas, que nunca podía repetir porque no las escribía, sólo se las contaba.


Sinopsis:

Un asesino en serie asola Barcelona y hace del característico barrio de El Ensanche su particular tablero. Elige sus víctimas por la profesión y juega una enloquecedora partida que se inicia con la muerte de un cabo de la Guardia Urbana, asimilado a un alfil. ¿Quién será el rey?

La policía descubre su juego pero él consigue burlar los controles hasta que la partida sufre un diro inesperado que amenaza a una persona muy vinculada a los investigadores. ¿Quién conseguirá dar el jaque mate?


Opinión

He conocido en un club de Internet a alguien que me habló de esta escritora, totalmente  desconocida para mí y es que se ha autopublicado ella misma este libro y está en Amazon.

Y lo mío con Amazon es un fenómeno muy extraño, la verdad es que lo he probado poco, primero porque no tengo Kindle, y segundo porque la política de precios y tratamiento a sus empleados no es de mi devoción y además todo hay que decirlo, hay mucha morralla.

Me puse en contacto con ella y muy amablemente me proporcionó un ejemplar de su libro, y me encontré con un pedazo de escritora, con un pedazo de libro.

No podía creer que un libro policíaco tan pulcramente escrito, tan profesional, y tan atrayente no estuviera en las estanterías de las librerías normales, de diario, por las que me paseo con la mirada glotona viendo las últimas novedades, que leeré cuando ya estén en bolsillo y si llego.

Pues bien este es el libro.

En los años en los que se estaban transfiriendo competencias desde la Policía Nacional a los de Mossos d'Esquadra, en Barcelona, aparece un cadáver de un guardia urbano que la policía encuentra con una nota, y con un con una anotación que parece pertenecer a un movimiento de ajedrez y un cuchillo cuya empuñadura tiene forma de alfil de ajedrez. No parece haber mucho interés en el caso, y se lo asignan a una inspectora de policía con poca experiencia y mucha eficiencia, que es Ramona Cano.

Poco después aparece otro cadáver en las mismas condiciones, con otro cuchillo y otra casilla correspondiente a otro movimiento, lo que les hace pensar, a ella y a su compañero Cañete, que puede tratarse de un crimen en serie, en el que el tablero es el Ensanche de Barcelona.

La inspectora, ayudada por sus singulares compañeros de vivienda, Silvana y Tito, con los que tiene una relación muy peculiar, en la que comparten mesa, e incluso porro, comienza a entrever algo más acerca del asesino.

Conforme va transcurriendo la acción, y aparece otro cadáver, aparecen los sempiternos problemas de competencia y politiqueos varios, que van aumentando la presión sobre la inspectora, y no solo eso sino que se enteran los medios de comunicación, y se convierte todo en un circo mediático, con horas de programación dedicadas a lo mismo, con expertos que salen de debajo de las piedras, testigos que sacan información de la manga y que venden al mejor postor…vamos que parece escrito ayer…describe perfectamente el carroñerío que antes se producía en el late night de televisión y que hoy día se alarga durante todo el día en todas las cadenas.

La cosa se va complicando y hay urgencia en resolver el caso así que en lugar del divide y vencerás, se hace una piña entre Mossos y Policía, y serán la inspectora Cano el comisario Molins, el psicólogo Jambrina al margen de los mandos, los que resolverán el caso.

La inspectora Cano, es un personaje muy especial con el que me ha surgido una fuerte empatía, está sola con un hijo adolescente al que no comprende, del que se aleja, porque tiene un fuerte sentimiento de culpa, pero al que ama sinceramente. Tiene sus paranoias, sus debilidades, sus miedos, una autoestima un tanto castigada y una relación extraña con la gente, y precisamente por ello es por lo que yo la he adorado.

Y hasta ahí pienso leer…o, escribir.


La novela hay que descubrirla, hay que leerla, y zambullirse en ella, es muy fácil, solo hay que dejarse llevar.

Los personajes son cercanos, descritos con detalle muy bien perfilados. La trama es muy fácil de leer, amena, entretenida, muy bien documentada, sin caer en lo excesivo, lo que la hace creíble y cercana. Cuando terminas te preguntas…donde estaba esta mujer, como es posible que no haya leído nada de ella antes…Porqué nunca la he visto en los superventas… Y no encuentras respuestas.


Y en mi caso, y en mi humilde medida, quiero que la gente la conozca, que la lea, porque lo merece.

Así que os recomiendo leer este libro, es en resumen, una novela policíaca, sencilla, absorbente, con una trama muy bien resuelta, muy bien documentada y muy profesional, como los clásicos del género. No os va a decepcionar.

Y por último gracias a los que me la presentaron, y gracias a ella por haberme regalado su libro, en todos los sentidos, por hacerme pasar un muy buen rato.

Ya me contaréis.


Saludos y nos vamos leyendo.

5 comentarios:

  1. Naturalmente, yo no podría estar más de acuerdo contigo, creo que fui una de los que te la recomendaron. Ya he leído dos de mi tocaya Mercedes Gallego, y desde luego pronto caerá el tercero.
    Es una reseña magnífica y merecida, felicidades a las dos.

    ResponderEliminar
  2. Los placeres nunca vienen solos. Me estaba comiendio un bocadillo de frankfurt hecho en casa, sin escatimar moistaza y con tomate frito en vez de kep chup, y me he puesto a cotillear un rato por Facebook a ver qué se cocía y... ¡Me encuentro esta reseña! No os lo vais a creer, pero me he manchado las gafas de tomate, se me ha caído un poco de mostaza al suelo y me he tragado mi bocadillo sin saborearlo, porque no estoy acostumbrada a que hablen de mí tan bien. Bueno, ni tan bien, ni mal. No estoy acostumbrada a que hablen de mí, sería más correcto.
    Gracias esta mujer que no sé cómo se llama, pero que es tocaya de mi padre,de Guadix, para que todos se enteren. Ese pueblo del que se decía que era el mejor porque tenía Escolanía. En el que pasé algún verano de pequeña, de chica, como dirían ellos y al que tengo que volver para ver a personas como tú. Gracias de corazón. Estas palabras me animan a seguir adelante.

    ResponderEliminar
  3. Completamente de acuerdo con toda su reseña. No voy a decir más porque ya escribí mi opinión y al final se van a creer que a mi si que me ha regalado Mercedes varios jamones...
    Eso si, Mercedes, deberías acostumbrarte de una vez a que hablen bien de tus libros.... y por supuesto de ti.
    Porque lo vales.

    ResponderEliminar
  4. Pues no conocía de nada a la autora y me han entrado bastantes ganas de leer esta novela. Gracias por descubrirnos a la autora. :)

    ResponderEliminar
  5. esta reseña (muy bien escrita) y comentario de la autora me han entrado ganas de leer el libro.. me encanta el ajedrez por lo que disfrutaré por partida doble.. ya os contaré (me lo reservo para las vacaciones).

    ResponderEliminar

GRACIAS POR COMENTAR, LOS COMENTARIOS ME ANIMAN A SEGUIR Y SIRVEN PARA DEBATIR.