sábado, 22 de marzo de 2014

TE ESPERARE EN LA ALCAZABA de Antonio Medina Guevara.



Título: Te esperaré en La Alcazaba
Autor: Antonio Medina Guevara
Nº Páginas: 394
Género: Histórica, novela, cuento.









Autor
Nació en 1952 en Zújar. A los doce años se trasladó a Granada para entrar en un internado, con una beca de estudios. Allí empezó Bachillerato a marchas forzadas y gracias a Don Juan Oliver Pérez, su gran maestro, tuvo la oportunidad de aspirar a desarrollar carrera.
Más tarde, en 1966, su familia decidió trasladarse a Barcelona. Sin embargo, nunca se despegó del pueblo ni alejó de su memoria aquella tierra. Se considera admirador de la Generación del 27 y del 98, lo cual queda reflejado en sus textos.
Tiene publicadas en España, Colombia y USA, varias novelas y cuentos.
Finalista Premio Planeta Azorín de Novela 2.012, número 1 en ventas durante cuatro meses de la editorial Umbriel (Urano) durante el verano de 2012 en la modalidad de libro electrónico. Finalista del Premio Hispania de novela histórica de 2013 con "Te esperaré en la Alcazaba".

Sinopsis

Novela finalista en el Premio Hispania de Novela histórica 2013
Se trata de un libro "histórico" basado en la Alcazaba de Zújar y que novela la vida de los habitantes moriscos de la villa a finales del siglo XVI.
Tiene la particularidad que, siendo de ficción, está detallado con nombres auténticos de moriscos y cristianos viejos sacados de libros de apeo y parroquiales por don Francisco Arredondo Arredondo, historiador e integrante de AEAGRA.
Es una novela, aunque con protagonistas reales de la época.

También es una historia de amor en un mundo imposible.

Opinión

En el año 1609 se adopta en España una medida trascendental, se trata de la expulsión de los moriscos, de los que siendo de origen árabe, y aun siendo bautizados se les expulsa definitivamente. Con ello se produce un auténtico drama, en el que familias asentadas y practicantes, se ven obligadas a dejar España, para regresar a un lugar de donde nunca fueron, de África.

En este libro, voy a llamarlo así, porque es una novela…es una suma de cuentos, leyendas, prosa poética…
Es historia, es un libro de historia novelada, en el que los personajes son una familia de moriscos que ven como en varias oleadas, les van invadiendo los cristianos viejos, familias de mucho nombre, pero poca hacienda, que les van quitando sus tierras, su forma de vida y su cultura, poco a poco, lentamente, con un goteo que les llega a el alma.
Porque ellos tenían tierras de las que vivían, que habían cuidado, habían construido acequias y balsas, y las cultivaban con gran respeto. Mientras que los que llegan, sin arraigo, y solo con aires de grandeza, van viviendo de rentas, mientras dejan que la tierra se malogre.

Hay una historia de amor imposible, entre un morisco y una cristiana vieja Isabel, de esos amores de los que están llenos los cuentos y las leyendas, y esa es la espina dorsal sobre la que recae la trama principal.
Por otro lado nos encontramos las vidas de cada uno de los componentes de la familia morisca, el padre, la madre, el abuelo, la abuela, cada uno con su carácter, con sus circunstancias y sus virtudes y sus defectos. Todo ello nos lo va narrando el protagonista, adornándolo de cuentos, leyendas, poemas, e incluso alguna receta de cocina, que cada uno de ellos le transmitía.
Así tenemos una gran historia coral llena de poesía, de canto a la libertad, a los principios, a la naturaleza.
Conocemos también de forma muy bien documentada el funcionamiento de una villa en aquellos años, el papel de cada familia, de la iglesia, de la justicia o de la injusticia.

Me ha gustado mucho, por varias razones, porque está localizada en un tierra que conozco, Cuxar, Zújar, el cerro del Jabalcón, y el altiplano granadino, cerca de donde nací, y puedo reconocer la mayor parte de los sitios, y por supuesto, también sale mi pueblo; porque he encontrado lo que yo siempre, desde pequeña he visto e imaginado, puesto en papel; y por ese lenguaje poético, que me seduce, y me transporta…una vez más un pájaro tan significativo en mis últimas lecturas, el gorrión.

Me ha gustado ver que el autor tiene la misma opinión que tengo yo, que todos somos iguales, hijos de un mismo Dios, de nombres diferentes, en el nombre del cual luchan los hombres.
Hombres y mujeres en general, sin religión, buenos y malos, que los hay en todas las razas y en todas las religiones. Justicia e injusticia…pero sobre todo intolerancia, que es lo que no deja convivir las culturas. Una llega y machaca la anterior, pero no la aglutina, aprendiendo así, y enriqueciéndose. Hipocresía, que también la hay en todas las razas…y sinrazón y fanatismo.
La quema de libros…siempre y en todas las culturas y en todas las religiones demuestra la ignorancia y la envidia…y como siempre…me ha dolido.
Y con esa forma de mirar la vida, me he hecho muy cómplice del autor…y me he transformado en el protagonista.

El epílogo…memorable.

Pero, sí tiene peros, te tiene que gustar mucho la Historia, y tienes que ser muy permeable a los cambios de ritmos, de personajes y de tramas. Si no es así, probablemente te perderás y te decepcionarás.
Demasiados datos históricos al principio y al final, que te hacen desconectar. También incluye pensamientos del propio autor a modo de introducción, y al final, para poner los antecedentes, y además incluye un pregón del autor, al final, de las Fiestas de Moros y Cristianos de Zújar.

Nunca te fíes de un cristiano, hijo, pues para ellos, la palabra dada no vale nada y el honor es lo primero que pierden…

La duda es la peor de las experiencias… 

La libertad sólo sabe lo que es quien la ha tenido y perdido, y en eso los humanos no podemos igualaros, puesto que Dios no nos dio alas como a vosotros, aunque creo que a cambio nos dio puños para romper nuestras cadenas…

Con su herencia de bondad  y cierta sabiduría, yo era la persona más rica sobre la tierra.

…más valían unos cuernos con la tripa llena, que una frente despejada y con ruido de tripas….

No lo sé… Solo sé que la humanidad es como es. Que nos matamos y se matan en nombre de una cruz, una media luna, o Dios sabe qué más cosas.
¡Siempre en nombre de Dios!

Y que a pesar de las lecciones que nos da la vida y la historia, no hemos cambiado tanto.


Por tanto sabiendo lo que tenéis en vuestras manos…a qué esperáis para leer.

Ah sí…que aún está esperando edición…pues no lo perdáis de vista.


Saludos y nos vamos leyendo.

2 comentarios:

  1. Nunca me ha gustado mucho la novela histórica, pero tal y como la describes, esta tiene que ser estupenda.

    ResponderEliminar
  2. A mí si que me gusta la novela histórica, dan muchas ganas de leerla. La tendré en cuenta. Es una época historica apasionante y no obstante no muy conocida. Somos un poco reticentes a reconocer que en cierta manera fue una edad dorada, pero claro, justamente por eso no podía durar. Recientemente me llegó recomendada otra: La loba de Al Andalus, de Sebastián Roa, también situada en el mismo periodo historico, sólo que en otra zona geográfica, el Levante. Una zona también muy influenciada por las culturas musulmanas, donde dejaron una huella muy profunda.

    ResponderEliminar

GRACIAS POR COMENTAR, LOS COMENTARIOS ME ANIMAN A SEGUIR Y SIRVEN PARA DEBATIR.