martes, 29 de abril de 2014

LA LADRONA DE LIBROS de Markus Zusak



Título: La Ladrona de Libros
Autor: Markus Zusak
Editorial: Lumen

Edición leída: Séptima, noviembre de 2007
ISBN: 9788426416216
N° de Páginas: 544
Género: Narrativa, drama.






Autor
Markus Zusak es un joven autor nacido en Sydney, Australia. Markus Zusak nació como Branko Cincovic, pero decidió cambiar su nombre a la edad de 19 años, cuando se mudó de su casa y comenzó su carrera de escritor.
Con su obra anterior, I Am the Messenger, ganó uno de los premios más prestigiosos que su país dedica a la literatura juvenil.
La ladrona de libros, que se inspira en lo que sus padres vivieron en Alemania y Austria durante la Segunda Guerra Mundial, ha sido un libro de mucho éxito en Estados Unidos, Inglaterra y en los demás países donde ya se ha publicado.





Sinopsis:
Érase una vez un pueblo donde las noches eran largas y la muerte contaba su propia historia.
En el pueblo vivía una niña que quería leer, un hombre que tocaba el acordeón y un joven judío que escribía cuentos hermosos para escapar del horror de la guerra. Al cabo de un tiempo, la niña se convirtió en una ladrona que robaba libros y regalaba palabras. Con éstas se escribió una historia hermosa y cruel que ahora ya es una novela inolvidable.

Opinión

Es un libro que me llamó la atención desde que salió al mercado…y seguía ahí como un deseo latente, hasta que un día en la visita a la casa de mi cuñada lo vi…Me faltó tiempo para pedírselo prestado…y en estas que sacaron la película…y todo el mundo loco con el libro, y yo, el espíritu de la contradicción…odio formar parte de la masa…lo aparqué. Y de repente lo propusieron como lectura conjunta…mi oportunidad. Y aunque mis ánimos no estaban para un libro que yo creía que era muy triste comencé con él.

Nada más lejos de la realidad…no es un libro triste, es un libro feliz, es un precioso canto al amor, a la amistad, a los principios, a esa felicidad pequeña y sostenida que acompaña el día a día dentro de un mundo sin sentido…a la felicidad con minúsculas…pero evidentemente es un libro duro…Bueno, voy a ir por partes.

El título ya de por sí, llama la atención poderosamente, y no, no es por lo que yo podía imaginar, es un título ganado a pulso en una vida dura, y no es tan obvio como se podría imaginar.
Si comienzas a leer, ya te quedas en shock, porque la narradora es muy especial, es sensible, divertida, curiosa y sobre todo tiene una forma de narrar que hace que te agarres a las páginas y te dejes llevar, porque imposible saber donde va y qué vericuetos seguirá en su narración.

El lenguaje es sencillo, fácil, casi infantil, pero con una riqueza que te deja anonadada, el juego al que invita al lector está en la mesa, lleno de palabras, que se irán deslizando poco a poco.

Los personajes…es una novela de personajes, unos personajes perfectamente definidos, con todos sus defectos, sus virtudes y sus manías, y aunque sé que esto es una reseña y debo contar, me es tan difícil hacerlo, porque no debo, porque sois vosotros los lectores los que los tenéis que leer y descubrir, poco a poco, como se van desgranando, abriendo, evolucionando, pero lo haré os diré quienes son, os los presentaré, pero sois vosotros los encargados de conocerlos, de amarlos, odiarlos, o sencillamente sentirlos.

Una pequeña Liesel, es abandonada, o dejada para tener una vida mejor, en una caótica Alemania, que aún anda recuperándose de la Primera Guerra mundial, y la sombra de Hitler empieza a perfilarse en el horizonte. Liesel, ve aterrada como su hermano muere de frío en la estación, y como su madre la deja al cargo de dos desconocidos. Es una chica dulce, sensible y a la vez dura, que va creciendo en un ambiente a la vez cálido y hostil, enamorada de los libros y las palabras…Es una niña, y actúa como tal, independientemente de los factores externos, ríe, llora, tiene pesadillas, juega al fútbol, pelea, roba, y ama por encima de todo a su padre, ese padre adoptivo, que la enseña a leer y la introduce en el mundo de las palabras.

Su padre Hans Hubermann, pintor de brocha gorda, hombre de pocas palabras pero muchos hechos, buena persona, que hace lo impensable por hacer feliz a su hija, toca el acordeón, que forma parte de su personalidad y que siempre está ahí…el corazón no le cabe en el pecho, y he imaginado cada una de las arrugas de su cara, y a pesar de todos los pesares es capaz de ser y hacer feliz a los que les rodean.
Rudy Esteiner, con ese pelo amarillo, amigo del alma de Liesel, compañero de aventuras y desventuras, siempre ahí, ayudando, maquinando, divertido y rebelde, y siempre luchando por ese beso que quiere que le de Liesel…familia enorme, y siempre muerto de hambre.

Rosa Hubermann, la matriarca, una mujer armario, ruda, agresiva, malhablada, pero cuyo corazón es fiel y comprometida, y siempre estará ahí, a pesar de sus malos modos, trabajadora incansable, experta cocinera de sopa de guisantes. Está en un segundo plano, pero realmente para mí es el hogar.

Y por último Max, el callado,y atormentado Max, invisible para el mundo, judío escondido en el sótano, y que formará parte del mundo de Liesel, ayudándola con sus libros, necesitado se, sus partes metereológicos y que le regalará los libros más preciados para Liesel, aquellos que no son robados.

La mujer del alcalde, rota de dolor, que conoce a Liesel y le permite entrar en su universo de libros, y alienta su afición por la lectura.

Hay personajes malos, que hacen daño, y que lo intentan una y otra vez, pero para mí no han sido relevantes.

Los personajes que he nombrado son los que te hacen amar el libro, ese libro que está no lleno de libros, está lleno de palabras, de palabras que ahogan, de palabras que se desparraman, de palabras dolorosas, de palabra tristes, desbordantes, parcas…palabras que te envuelven que te arropan, que duermen contigo, que te levantan, así que para mí las grandes protagonistas son las palabras, más aún que los libros.

Y con esos ingredientes vemos una realidad, una preguerra, una guerra, que se les viene encima, los engulle. Mientras tanto asistimos a una vida llena de rutinas, de felicidad dentro de la miseria, dentro del hambre, de un cariño, callado, silencioso, con una realidad, que no es fácil.
Las oxidadas bicicletas, los robos, los amores, los besos pedidos y nunca dados, los juegos, las búsquedas…todo ello hace del libro sencillamente encantador.
Nos muestra una realidad que existió, al margen del partido nazi, de los nazis hasta la muerte, también existió gente que con miedo, sencillamente, bajó la cabeza y miró hacia otro lado…no sabemos qué hubiéramos hecho nosotros en ese lugar.

Y sobre todo y una vez más, no os asustéis, hay dureza, mucha dureza, miedo y dolor, pero yo me quedo con el cariño, el amor y la delicadeza de la inocente Liesel y sus libros.

Una pregunta…si ésa Muerte tiene que hacer su trabajo, que le duele, no le apasiona, es cínica y divertida, no le gusta que la gente la mire a los ojos…porqué sigue ejerciendo su trabajo, quién es su jefe.

¿Qué me ha gustado? Todo, porque al ser un libro sencillo, de una prosa tan poética, te va a llenar y te va a seducir, y es un libro para todos los públicos, y no me extraña que haya sido éxito de ventas.
¿Qué no me ha gustado? Yo y mi tontería, que por miedo a sufrir, dejé de leer un libro tan maravilloso…y que tengo que devolverlo…es de los libros que gusta ver, releer y acariciar.

Está claro que os lo recomiendo…encontraréis muchas sorpresas, buenas y malas, pero lo que os garantizo es que disfrutaréis.

La alegría le mostraría el camino al sufrimiento
Esa noche ya no hubo más palabras, solo pensamientos.
El silencio no era quietud o calma, y desde luego no era paz.
Tengo el corazón cansado.






Saludos y nos vamos leyendo.

15 comentarios:

  1. Buena pregunta para la muerte.. xD
    A mi me costó mucho pillarle el truco a la narración, pero una vez cogido el truquito, lo devoré y me encantó.
    Es dura, pero positiva.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La Isla de las Mil Palabras2 de mayo de 2014, 21:08

      Totalmente de acuerdo...al principio choca, impacta...pero luego un placer

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. La Isla de las Mil Palabras2 de mayo de 2014, 21:09

      No te arrepentirás. Un abrazo

      Eliminar
  3. Pues yo lo tuve que dejar..., no pude con él..., no me gustaba la forma en que estaba escrito..., no se si algún día lo volveré a coger....
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La Isla de las Mil Palabras2 de mayo de 2014, 21:07

      Y sin embargo es lo que a mí me llamó la atención... Besos Pili

      Eliminar
  4. A mí también es un libro de esos que siempre me ha llamado la atención. No lo he leído, pero ahora me acabas de decidir, lo haré.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La Isla de las Mil Palabras2 de mayo de 2014, 21:03

      Está destinado quizá a un público más juvenil, por la forma en la que narra, pero a mí me ha gustado mucho...

      Eliminar
  5. Me encantó este libro. El tema principal es el poder de lapalabra: para liderar, para olvidar, para sobrevivir... precioso!
    Me ha costado decidirme a ver la película por si lo empañaba y no estuvo a la altura del recuerdo que tengo del libro
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La Isla de las Mil Palabras2 de mayo de 2014, 21:06

      Ese es el miedo que tengo yo. Besos

      Eliminar
  6. Muy buena reseña, es uno de mis libros pendientes, a ver cuando tengo un hueco y me pongo con él.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La Isla de las Mil Palabras2 de mayo de 2014, 21:10

      Un hueco en la interminable....te gustará. Un abrazo.

      Eliminar
  7. Me encanto este libro, la pasión de Liesel por los libros, Hans....me alegro de que te haya gustado, besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La Isla de las Mil Palabras2 de mayo de 2014, 21:02

      Sí Liesel es un poco mucho de nosotros. Besos

      Eliminar
  8. Yo lo tengo pendiente porque quiero ver la pelicula pero primero me leere el libro.

    ResponderEliminar

GRACIAS POR COMENTAR, LOS COMENTARIOS ME ANIMAN A SEGUIR Y SIRVEN PARA DEBATIR.