jueves, 17 de julio de 2014

EL VALLE DEL ASOMBRO de Amy Tan




Título: El valle del asombro
Autor: Amy Tan
Editorial: Planeta
Fecha de publicación: 2014
Colección: Novela Narrativa Extranjera
Nº de páginas: 688 págs.
ISBN: 9788408124801
Género: Narrativa, ficción










Autora
La escritora norteamericana de origen chino, Amy Tan nació en Oakland el 19 de Febrero 1952.
Hija de una pareja de emigrantes chinos, Amy Tan ha tratado en sus novelas la difícil relación entre la generación llegada de China y los hijos nacidos en Estados Unidos, un enfrentamiento por edad y cultura que llevó a la escritora a escribir su primera obra, El club de la buena estrella (1989), que es su obra más conocida y que pronto se convirtió en un best-seller, que se ha traducido a 17 idiomas incluido el chino.
También ha escrito La Esposa del Dios del Fuego,  Los Cien Sentidos Secretos, La Hija del Curandero, Un lugar llamado Nada.
En su obra suele reflejarse la tormentosa relación que mantuvo durante muchos años con su propia madre, y las dificultades del entendimiento entre distintas generaciones sobre todo las nacidas en distintos países.


Sinopsis

Shanghái, año 1912. Violeta es hija de Lulú, una estadounidense residente en la ciudad china y que regenta la mejor casa de cortesanas de toda la ciudad. Allí, la joven Violeta crece entre la cultura china y la occidental, en un cruce de mundos y culturas que a veces resulta complicado de separar. Por otro lado, Violeta siente que su madre no le dedica todo el tiempo que pudiera y que evita hablar de su pasado y de quien es su padre. Sus sospechas sobre que su madre le oculta algo parecen confirmarse cuando un episodio viene a truncar la vida de la pequeña. Sin embargo, como suele pasar en estos casos, nada es lo que parece en un principio aunque, para llegar a encontrar una respuesta a sus preguntas, Violeta tendrá que crecer muy deprisa.


Opinión

Esta novela, era muy esperada por mí. Soy una fan incondicional de esta autora. Lo he leído todo de ella y siempre me ha encantado. Su descripción de las diferencias culturales de los chinos, y sus descendientes ya nacidos en Estados Unidos son geniales, y la relación madre-hija, está siempre presente en sus escritos, y lo hace de forma magistral.
En esta ocasión vuelve a bordar el tema.

Advierto, que se trata de un libro con una carga de investigación tremenda, y la información que da puede resultar apabullante. Al final, he llegado a la conclusión de que quizás, debería haber escrito dos libros, uno de ensayo, y el libro en sí, con las historias es algo perfectamente factible.
La situación espacio- temporal nos va a situar en Shangai, en 1912, y seremos partícipes, pero un poco de soslayo, del cambio que se produce en la sociedad china de principios del siglo XX. La Historia, es importante, pero la autora no se va a dedicar a explicárnosla, solo
La protagonista es Violeta, hija de Lulú Minturn, una norteamericana que tiene el privilegio de regentar una casa de cortesanas de primera categoría, La Oculta Ruta de Jade
De la mano de una Violeta insegura del amor de su madre, caprichosa, algo prepotente, revoltosa y traviesa vamos a ir conociendo como es la vida dentro de esa casa de cortesanas.
Ella vive en un mundo paralelo, donde su corta edad hace que en compañía de su gata Carlota, entre y se escabulla de numerosos escenarios, no demasiado acordes con su edad.
Dos sentimientos van a marcar su infancia, el miedo e inseguridad acerca del cariño de su madre, y la curiosidad sobre sus orígenes, ya que sobre el papel es norteamericana, pero ella cree que su padre es de origen chino, y ella no se encuentra segura en ninguno de los dos mundos, ni en el occidental ni en el oriental.
Por más que le pregunta a su madre y a su fiel sirvienta Paloma Dorada, no encontrará la respuesta a su pregunta, hasta mucho más adelante.

Debido a un engaño de uno de los amantes de su madre, se verá separada de su madre y mientras su madre vuelve a los Estados Unidos, Violeta será vendida a una madama de otra casa de cortesanas, en la que deberá aprender su nuevo oficio, sus rituales, sus ventajas y sus inconvenientes, acompañada de su nueva criada, Calabaza Mágica, que la instruirá a base de castigos para ser una de las diez bellas de Shangai.
Y nos vamos a enterar de qué es una cortesana, ya que no se trata de una vulgar prostituta, es algo más, mucho más. Se las llama Flores y las hay de diferentes categorías. Vamos a asistir al proceso del cortejo, en el que en el caso de Violeta, lo que está en venta es su virginidad. Los hombres chinos las cortejaban durante un tiempo, haciéndoles regalos caros o dándoles dinero, dependiendo de la cantidad de pretendientes, se tenía más categoría o no.
Finalmente cuando la Flor y la madama se decidían por uno se creaba un contrato llamado permanente, que podía ser de una estación, tres meses, o hasta de un año, este tipo de contrato hacía que esa Flor saliese del mercado sexual durante el tiempo del contrato. Con los clientes permanentes podían tener encuentros sexuales o no, paseos por la ciudad, etc.
A las Flores no solo se las corteja sino que también son llamadas solamente para amenizar fiestas, teniendo que saber contar historias, cantar, etc. Y como en todos sitios, habrá batallas entre ellas por conseguir los mejores clientes, los favores de la madama y multitud de pequeños privilegios.
Aprenderemos a ver lo que es en definitiva un comercio carnal, pero muy refinado.
Violeta evolucionará poco a poco hasta convertirse en mujer, conocerá el amor y el desamor, los celos, las peleas, la felicidad y la tristeza más profunda, todo ello moldeará su carácter y probablemente el nuestro.
La vida le enseñará quién fue su padre y también lo que es el verdadero amor. También se enfrentará a problemas muy graves, incluido el robo de su hija Flora, por parte de la familia de su marido.
Pasará por multitud de vicisitudes en las que descubriremos a una Violeta más fuerte, más decidida, y sobre todo más generosa, que cuando la conocimos.
Escucharemos de los labios de su madre, y en primera persona, qué es lo que ocurrió para que Lucrecia se convirtiese en Lulú, descubriremos quién es el padre de Violeta y su relación con él, antes de su nacimiento y después.
De este modo seremos espectadores de cómo unos mismos hechos se ven de uno y otro lado.

En definitiva tenemos una gran obra, que ha llevado a su autora, ocho años escribirla, y es minuciosa, y detallista, una filigrana. Cuando cierras el libro, te sientes satisfecha, porque, aunque puede hacerse algo pesada y lenta en algunos tramos, has aprendido un montón.
Has aprendido historia y cultura, y has aprendido que cuando la vida te da limones, debes utilizarlos para hacer limonada, que nunca debes rendirte, y que las cosas siempre pueden ir a peor, pero hay que tener fuerzas para sacudirte el polvo, lavarte la cara y seguir hacia adelante.

Tengo que advertir que no es una lectura fácil, es una lectura con temple, profunda, pero amena, que hay que ir leyendo y asimilando, degustando y paladeando, no es una lectura para pasar el rato, es mucho más.
Hay momentos en los que la rabia por el mercado sexual me ha indignado, las costumbres ancestrales me han rebotado, pero es lo que había, y ahora también existe, y debemos ser capaces de erradicar esos comportamientos tan degradantes para la mujer. Y lo tenemos que hacer las mujeres, y los hombres, que aquí podrán ver reflejados los sentimientos de las mujeres ante esos hechos.

La última incógnita, el nombre del libro, la encontraréis bastante tarde, ya muy avanzado el libro, pero allí está.
Os invito a recorrer el camino hasta El valle del asombro. No os asustéis ni abandonéis, al final, merecerá la pena, es una gran lectura.




Saludos y nos vamos leyendo.


Muchas gracias a la Editorial Planeta por el ejemplar, ha sido un fantástico regalo.

2 comentarios:

  1. Creo que he leído algo de esta autora, pero o recuerdo qué, al menos me suena su nombre. Muy interesante la novela, y tu reseña, genial. Deberías plantearte escribir, Mari.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Pili, como siempre, al pie del cañón. Besos

      Eliminar

GRACIAS POR COMENTAR, LOS COMENTARIOS ME ANIMAN A SEGUIR Y SIRVEN PARA DEBATIR.