miércoles, 20 de agosto de 2014

CUENTO BLOGUERO


Hola:
Susi-Mi corazón y yo  me ha nominado para continuar con un relato que se está creando con aportaciones de distintos blogs. Mi antecesora me lo ha puesto muy difícil, pero creo que he podido capear el temporal.
Aquí tenéis el funcionamiento y el relato. Espero no defraudar a nadie.

¿En qué consiste?

Veréis, este juego de blogs, que tiene su origen en La biblioteca sin polvo, es una cadena de "microcuentos", que después de aportar un poquito cada uno quedará bien o mal (lo veremos al final) pero seguro que será divertido.
El juego consiste en elaborar un texto de aproximadamente 5 líneas con el título de el blog intercalado entre ellas, poniendo las palabras intercaladas del título en negrita. Después de haber escrito este pequeño fragmento de libre elección, podremos nominar tan solo a un blog, para que éste pegue el fragmento de quien le ha nominado y debajo el suyo, intercalando las palabras del título de su blog y, más adelante, nominando a otro blog.
Lyly Black, la creadora de la iniciativa, hará un seguimiento en los blogs e irá recogiendo todos los fragmentos, para recoger la historia en un documento que más adelante podamos tener todos los bloggeros y bloggeras participantes.

Pasos a seguir: 

  1. Una vez un blog de literatura sea nominado, ese blog deberá publicar en menos de una semana la continuación de esta cadena. Si no se publica en una semana, el blog que lo nominó podrá cambiar de bloggero, no sin antes avisar al primero que nominó de que ya no haga falta que lo haga.
  2. La entrada deberá cumplir las siguientes condiciones:
      Deberá incluir la imagen anterior de "un cuento bloguero".
Deberá tener copiada toda la parte de explicación de la iniciativa: el párrafo de en qué consiste y estos pasos a seguir.
El fragmento deberá ser de entre 4 y 6 líneas de longitud.
No se podrá utilizar vocabulario grosero.
Antes del fragmento que el bloggero o bloggera inventará, deberán aparecer los anteriores fragmentos de la cadena, para que el texto tenga sentido.
Para una mejor comprensión del texto, añadir al final un enlace con el texto "click aquí para saber como jugar" enlazado a la entrada original y primera, que es la siguiente: http://labibliotecasinpolvo.blogspot.com.es/2014/07/iniciativa-uncuentobloguero.html 
Pulsar el tabulador dos veces después del fragmento anterior para diferenciar entre los cuentos de unos y otros blogs.
IMPORTANTE: marcar en negrita las palabras del título del blog así como se mostrará en el ejemplo.
      3.  Al final de la entrada se deberá nominar a UN SOLO BLOG.




La veo todas las tardes a las seis, sentada en una butaca y con un libro en su regazo. Alguien dijo alguna vez que una biblioteca es un hospital para el alma, así que ella debe tener el alma llena de vacíos sin llenar. Jamás he hablado con ella, y sin embargo parece que la conozco de toda la vida: conozco lo que lee, y eso dice de ella más de lo que parece. Siempre busca libros cargados de polvo que la hacen una chica inteligente ante los ojos de los demás, pero cuando no hay mucha gente, la observo leer novelas románticas cuyos títulos intenta ocultar tras sus finos dedos con uñas carmín.

Sé que ella no sabe que la observo, que ansío con toda mi alma llegar un día, sentarme a su lado y preguntarle cómo se llama. Hoy será la novena vez que lo intente desde que la vi el primer día. Lo más cerca que he estado de ella ha sido a seis butacas de distancia. Siempre se sienta alejada de la gente para que no vean lo que lee. Creo que me estoy obsesionando con esta chica, tanto que una vez levantó la cabeza de su libro y me pilló mirándola y yo desvié la vista hacia la ventana, donde podría jurar que vi una nube con la forma de su pelo ondulado.

Me quedo parado en la puerta. Son sólo dos segundos lo que mis ojos tardan en dar con ella. Las puntas de su pelo bailando entre sus dedos, la sonrisa ladina y los ojos fijos en el papel. Ella se alimenta de palabras y yo de mirarla. Pumpumpum. El latido de mi corazón se desborda en mi pecho. Pumpumpum. Ese corazón que salta, sale, se para y se aprieta. Es curioso esto del miedo. Mi padre me dijo una vez que tememos más al amor que a la guerra. Más que a una bomba, más que al propio miedo. Y ella se vuelve y me mira. Pum. Me gustaría pulsar la tecla correcta y que se haga la música.

I know that at one moment, when the beating of my heart stop, I can get close to the place where she is, with her dreams laid in this book, for know her better. I don't stop to see her, imagining all her life. Something must have happened to lock so and don't talk to anyone. Have you ever had that feeling that your heart stops for a moment when that special person smile? That's happened to me now as I watched her.
                                                                                            
Está decidido a la décima va la vencida, me ha costado mucho y aunque mi corazón se desboca sólo de pensarlo, voy a hablar con ella, tengo que hablar con ella, necesito hablar con ella. No quiero ser un mero espectador en su vida. Esta tarde cuando vaya a la biblioteca encontrará dentro del libro que siempre la veo ojear, la siguiente nota: "A las 8 en la cafetería Imperfect Books, me gustaría conocerte". ¿Vendrá? Me estremezco al pensar que puede que no acuda a mi cita.

Estoy muerto de miedo. ¿Y si no viene? Claro que no va a venir, nadie hace caso de una nota anónima. Sorbo los restos del café ahora frío de mi taza mientras miro hacia la puerta. Así ha sido la última media hora. Sorbo, puerta, sorbo, puerta, puerta, puerta, sorbo. Llegar tan pronto sólo ha servido para volverme loco. Cada vez que la puerta de la cafetería se abría mi corazón explotaba de emoción y terror. Sal, vete de aquí, deja la mesa y vuelve a casa. Eso intentaba cuando, con la cabeza gacha, me di de bruces con alguien y caí junto a la novela romántica que escapó de las manos más bellas y delicadas que he visto nunca.

Levanto la mirada y la veo. Veo sus ojos, su pelo, su boca. Es preciosa. Se agacha y recoge la novela del suelo dónde dejé el mensaje y me mira con una sonrisa. ''¿Tú eres quien me ha dejado la nota?'', me pregunta con una voz melódica que hace que mi corazón se salga del pecho. Asiento y le devuelvo la sonrisa, y sin explicarme cómo ha adivinado que era yo, me aventuro a decirle: ''¿Te gustaría un café?''. Ella me guiña un ojo y aprieta con fuerza el libro sobre su pecho, ''Me encantaría...y por cierto, me llamo Denís''. Y podrán decir que es nombre de chico, pero en ella, suena perfecto. 

Juntos nos aproximamos a la barra. Nervioso, pedí dos cappuccinos, los recogí y le di uno, nos giramos y sin decir una palabra nos acercamos a una mesa, uno enfrente del otro. De repente dijo ''Qué curioso, en mi taza pone Happiness , y en la tuya?'', ''Life'' contesté enseñándoselo, demasiado nervioso para pensar,''Suena bien junto, Happiness life'' dijo. Se le veía tranquila y relajada como cuando leía su libro, me miró a los ojos y supe que intentaba leerme, por lo que aproveché la ocasión para tranquilizarme y observarla mejor, por fin dijo ''Por cierto tu nombre es?''. 

Esa simple pregunta suena a música en sus labios, mirarla es como ver un rayo de  luz en medio de la sombra. " Mi nombre es Dylan" digo algo nervioso mientras esta preciosa chica me dedica la más dulce de las sonrisas, creo que podría perderme en ella sin dudarlo. " Un nombre precioso" responde mientras da un sorbo a su espumoso capuccino. De repente siento una envidia enorme por ser el filo de esa taza, por rozar sus labios un simple segundo que seguro recordaría por horas, un segundo que llenaría mis pensamientos en mis noches de insomnio, un segundo que podría guardar dentro de mí para siempre.

Y allí estaba por fin. Muchas fueron las horas que se pasó toqueteando la nota, repitiéndose obsesivamente  voy, no voy, voy, no voy, como una margarita que se va deshojando poco a poco. Estaba algo ajada por los bordes y con gotitas de café. Tan solo se desprendía de ella para lo indispensable. Constantemente se decía “ya no la leo más” pero una y otra vez esas simples letras se mostraban ante su ávida mirada: ¿Vendrá? Nadie mejor que Denís sabía que los sueños también se convierten en pesadillas, sus múltiples cicatrices hablaban de ello, pero al final esos ojos, que durante tantos días le acompañaron en sus lecturas, la llevaron hasta ese café.

Por culpa de una tal Susi pasaba mi primera noche, en la prisión de máxima seguridad, de una ciudad perdida de algún lugar del mundo, el corazón me latía atropelladamente al ritmo que mi cerebro intentaba recordar lo acaecido solo unas horas antes y yo no podía asimilar que ir a aquella cafetería y tomar esa decisión me podría acarrear tantos problemas y es que a veces hay decisiones que nos cambian la vida, me tumbé y empecé a recordar.


Y es que cuando estábamos en ese café, por fin, la pude acariciar con mi mirada y tras mucho anhelo por parte de ambos, nos miramos y nos sentimos náufragos en nuestra propia isla, no escuchábamos ni veíamos nada. De repente, aquella loca salió de las sombras y borboteando mil palabras sin sentido, se la llevó sin que yo pudiese hacer nada. La ira me cegó y salí tras ellas, cuando aquel tipo se cruzó en mi camino.


Mi nominado es Atardeceres bajo un árbol


ATENCION: Mi nominado no ha podido seguir, y a varios que se lo he comentado, no han querido. Si alguien quiere recoger el guante, adelante. No lo dejéis morir.

5 comentarios:

  1. Impresionante, Mari!!! Me quito el sombrero :) Me encantó. Felicidades :) Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver como queda el giro de la historia. Gracias por pasarte Haimi con lo liada que estás. Besos

      Eliminar
  2. Me ha encantado pero el penúltimo párrafo me ha descolocado. Está quedando genial. Jooo seguid escribiendo para saber que ocurre. Es una buenisima idea para colaborar los blog.

    ResponderEliminar

GRACIAS POR COMENTAR, LOS COMENTARIOS ME ANIMAN A SEGUIR Y SIRVEN PARA DEBATIR.