jueves, 9 de octubre de 2014

PRETEXTOS PARA OLVIDAR de Ángel Berrocal Jaime





Título: Pretextos para olvidar
Autor: Ángel Berrocal Jaime
Editorial: Playa de Ákaba
Colección: Arnie
Páginas: 110
ISBN: 978-84-16216-19-2
Género: Narrativa











Autor
Ángel Berrocal Jaime nació en Madrid en 1965. Es abogado. Ha sido distinguido con diversos premios literarios. Su obra poética está incluida en distintas antologías de carácter nacional e internacional (entre ellas Los Nuevos Poetas, Seuba Ediciones, 1994) y ha colaborado con su poesía y narrativa en revistas literarias de toda la geografía española. También es autor de varios libros relacionados con el Derecho del Trabajo y la Seguridad Social. Ha publicado numerosos artículos jurídicos en diversas revistas del sector (La Ley, Cinco Días...). En 1993 fue distinguido con el Primer Premio de Artículos Jurídicos del «Grupo de Abogados Jóvenes» del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid.






Sinopsis

Pretextos para olvidar es una novela actual, contada desde la mirada inocente de un niño. Podría decirse, sintetizando mucho, que es la novela de un niño que se siente solo. La novela de Ángel Berrocal Jaime, con sus múltiples capas e historias, es una reflexión profunda sobre la infancia, la adolescencia, el verdadero sentido de la amistad y el lugar que ocupa uno en el mundo.
Todos encontramos pretextos para olvidar algunos momentos vividos y, de alguna manera, debemos encontrar la manera de poder hacerlo sin dejar de ser fieles a nosotros mismos. Y Diego, en la novela de Ángel Berrocal Jaime, lo consigue.

Opinión

Una vez más traigo un libro de alguien a quien aprecio, a pesar de tener una relación no demasiado estrecha. Una persona, que desde el primer momento intuí que era buena persona, y que me está demostrando que es buen escritor.

En este caso en un libro conciso pero denso, vamos a asistir a una historia completa, llena de sentimientos, de soledad, de cariño, de ausencia de cariño, de desamparo, de evolución, y por último de aceptación.
Diego es un niño que tiene unos padres trabajadores, su madre enfermera Eva Cerdá, y su padre, Diego Vázquez, con ambiciones políticas, que van a delegar su primera educación a una chica Ana, que se tomará muy en serio su papel, lo que hará que con ella Diego tenga muchas primeras veces, muchas nuevas experiencias que le marcarán su infancia.
Conocerá un mundo distinto y sencillo, en el que se encontrará con una compañera de juegos con la que compartirá secretos e intrigas, Noelia, Fernando, el eterno opositor novio de Ana, doña Vicenta, la madre de estos.

En oposición a este mundo sencillo y acogedor, está la vorágine en la que se mete su familia por la trayectoria política de su padre.
De forma muy clara vamos siguiendo los pasos políticos del progenitor, que va ascendiendo, y adquiriendo relevancia nacional, vemos los efectos colaterales que esto tiene para la familia, vemos los chanchullos y maquinaria electoral que se urde alrededor del candidato, de manos de un personaje que se hace querer, Toño Matamoros.
Cuando un imprevisto se cuela en sus vidas, observamos que las perspectivas cambian, las prioridades también y como Diego ve zarandeada su vida.

El libro está escrito en primera persona, lo que nos hace empatizar profundamente con el niño que crece, que se hace adolescente, que se hace mayor y de qué forma mira hacia atrás, y de qué forma busca pretextos para olvidar.

No sobra ni falta nada, no hay largas disertaciones ni descripciones, y sin embargo, se nos toca a fondo la parte más sensible de nuestra alma. Y nos hace reflexionar acerca de lo que existe detrás de una vida pública de una familia, y como se utiliza.

Una vez más, Ángel, gracias por compartir conmigo parte de tu obra, y adelante, te lo mereces.

A los lectores, seguro que os gustará. Os animo a leerlo.

Empecé a caminar de nuevo por las calles sin una meta precisa, dejándome llevar por los impulsos, como una veleta que renuncia a rebelarse contra su destino y obedece a la dirección que le impone el viento.





Saludos y nos vamos leyendo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

GRACIAS POR COMENTAR, LOS COMENTARIOS ME ANIMAN A SEGUIR Y SIRVEN PARA DEBATIR.