domingo, 25 de enero de 2015

AGUA CERRADA de Alejandro Palomas


Título: Agua cerrada

Autor: Alejandro Palomas

Editorial: Siruela

Colección: Nuevos Tiempos 199

Edición: 1ª, 2012

Páginas: 176

ISBN: 978-84-9841-678-7

Tema: Novela contemporánea






Autor

Alejandro Palomas (1967) es licenciado en filología inglesa y Master in Poetics por el New College de San Francisco.
Ha compaginado sus incursiones en el mundo del periodismo con la traducción de autores como Katherine Mansfield, Willa Cather, Oscar Wilde, Jack London, Gertrude Stein o Françoise Sagan.
Ha publicado, entre otras, las novelas:
El tiempo del corazón (por la que fue nombrado Nuevo Talento Fnac), El secreto de los Hoffman (finalista del Premio de Novela Ciudad de Torrevieja 2008 y adaptada al teatro en 2009), El alma del mundo(finalista del Premio Primavera 2011), El tiempo que nos une, Una madre. Su obra ya ha sido traducida a ocho idiomas.


Sinopsis

Tras décadas de silencio, Elsa invita a su hijo Isaac a un fin de semana en Venecia para confesarle una terrible verdad que lleva años callando. Pero un trágico suceso lo cambiará todo y Serena, la mujer de Isaac, tendrá que volar de improviso desde Barcelona al rescate de madre e hijo. Las dos mujeres se enfrentan entonces a un torbellino de confesiones que cambiarán para siempre la vida de los tres. Agua cerrada no es sólo la historia de un presente que circula entre Barcelona, Venecia, Serena, Isaac y Elsa. Es también el retrato de un amor tranquilo en el que la vida irrumpe por sorpresa, desencallando a su paso secretos, mentiras, temores, perdones y anhelos, y dando forma a un nuevo escenario en el que sus protagonistas deberán aprender a caminar de nuevo más libres, más ligeros, más maduros.

Opinión

Comencé a leer el libro que hoy traigo, y me sentí desbordada. Tuve que aparcarlo un tiempo y luego lo leí...y lo releí.

Mientras tanto leí Una madre, un libro de los que no se olvidan, y me necesité conocer más la obra de Alejandro, ese escritor que pone palabras a mis sentimientos. Me gustó tanto, que a pesar de lo difícil que me resultaba, me adentré en Agua cerrada.
Para hacerlo tuve que desprenderme de Una madre, deshacerme de la imagen que me había hecho del autor. Reordenando mis ideas, como os digo, me dispuse a leer un libro absorbente, porque este libro no te permite compaginar, es un todo para él, toda la atención, toda la concentración, para adentrarte en un mundo que se prevé mágico, pero que luego no lo es en el sentido literal de la palabra.

El comienzo es una leyenda de una joven, que cae en las aguas de Venecia, y desaparece, muchos años después volverá de un mundo de música y palabras, para conocer a Isaac, un inventor, y entablar con él una relación llena de melancolía.

La historia de verdad, la actual, empieza después, con tres personajes principales, que se encuentran y viven en Barcelona, pero que se trasladarán a Venecia, ciudad de profundo significado para ellos, y que casi sin notarlo, se transformará en otra protagonista.

Tenemos a Serena, una joven complicada, a la que no le gusta hablar, prefiere expresarse con la música increíble que saca de su violín, está llena de sentimientos, de palabras nunca pronunciadas, de secretos de un pasado que no quiere recordar, y que a la vez no la deja avanzar.
Isaac, fotógrafo, conoce a Serena y se siente hechizado por sus ojos y sus silencios, la acompaña y la entiende, adorándola, llegando a casarse con ella.
Por último está Elsa, la madre de Isaac, que ha estado inmersa en su propio drama de miedos y pérdidas, callada y ahogada en alcohol, y que cuando por fin consigue salir de ese infierno, necesita contarle a su hijo el gran secreto de su vida, una verdad que necesita compartir. Para ello se llevará a Isaac un fin de semana a Venecia, donde se desarrollará el resto de la historia.
Elsa recordará su pasado y aclarará las dudas latentes de Isaac acerca de su infancia. Y el destino caprichoso y arrollador, jugará con ellos, haciendo que todo se transforme en un grito de ayuda para que Serena vuelva a Venecia.

Los personajes irán bailando por parejas en cada capítulo, con una música envolvente, llena de dolor, desesperación, y mucho amor.

Y ahí es donde Alejandro se deja sentir, juega con las palabras, los sentimientos, y te hace sentir un desgarro muy hondo por todas esas emociones que inundan a cada uno de los personajes, te va llenando, y te das cuenta que no es prosa, es poesía, de una belleza que estremece, que te va dejando un poso indeleble en el que encuentras por fin todo aquello que has podido sentir y nunca has sabido expresar.

En definitiva estás ante un libro bello, conmovedor, intenso, elegante que te hará repetir, y volver atrás, para captar una vez más los matices, la fuerza de lo dicho, y lo no expresado. Un libro que no olvidarás, y un autor del que querrás seguir leyendo.

Ven

Duele

Te entiendo


Saludos y a leer.

10 comentarios:

  1. Pues tras esta reseña, la verdad es que me muero de ganas por conseguir un ejemplar y devorarlo.

    Por cierto soy Pérfida
    Un saludo coleguita

    ResponderEliminar
  2. Miedito me das con ese nombre, jajaja. El libro es precioso. Te gustará. Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Pues me enamoró UNa Madre y lo he regalado ya varias veces. Me apuntó éste porque por lo que cuentas me va a encantar :)

    Bs.

    ResponderEliminar
  4. Alejandro Palomas ha sido un gran descubrimiento este año (desde mi punto de vista) y espero seguir leyendo libros suyos, son increíbles. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también lo he conocido este año, y espero seguir peleándome con la biblioteca a ver si los traen todos. Saludos

      Eliminar
  5. Subrayado, autor y título, con rotulador fluorescente :-) Ya me llamó mucho la atención en tu otra reseña.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Recuerdo haber leído ese libro de Palomas, pero bajo otro título: Tanto amor, ¿puede ser? Por cierto, me encantó, Palomas es un maestro de la escritura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues la verdad es que no lo sé. Y sí que es un maestro de los sentimientos

      Eliminar

GRACIAS POR COMENTAR, LOS COMENTARIOS ME ANIMAN A SEGUIR Y SIRVEN PARA DEBATIR.