domingo, 4 de enero de 2015

UNA MADRE de Alejandro Palomas.

Título: Una madre

Autor: Alejandro Palomas

Editorial: Siruela

Páginas: 248

Edición: Primera edición 2014.

ISBN: 978-84-16120-43-7

Género: Novela actual



Autor
Alejandro Palomas (1967) es licenciado en filología inglesa y Master in Poetics por el New College de San Francisco.
Ha compaginado sus incursiones en el mundo del periodismo con la traducción de autores como Katherine Mansfield, Willa Cather, Oscar Wilde, Jack London, Gertrude Stein o Françoise Sagan.
Ha publicado, entre otras, las novelas:
El tiempo del corazón (por la que fue nombrado Nuevo Talento Fnac), El secreto de los Hoffman (finalista del Premio de Novela Ciudad de Torrevieja 2008 y adaptada al teatro en 2009), El alma del mundo (finalista del Premio Primavera 2011), El tiempo que nos une, Una madre. Su obra ya ha sido traducida a ocho idiomas.





Sinopsis
El retrato de una ciudad acogedora y esquiva a partes iguales, de una familia unida por los frágiles lazos de la necesidad y del amor y la mirada única de una mujer maravillosa en un momento extraordinario.
Faltan unas horas para la medianoche. Por fin, después de varias tentativas, Amalia ha logrado a sus 65 años ver cumplido su sueño: reunir a toda la familia para cenar en Nochevieja. Una madre cuenta la historia de cómo Amalia entreteje con su humor y su entrega particular una red de hilos invisibles con la que une y protege a los suyos, zurciendo los silencios de unos y encauzando el futuro de los otros. Sabe que va a ser una noche intensa, llena de secretos y mentiras, de mucha risa y de confesiones largo tiempo contenidas que por fin estallan para descubrir lo que queda por vivir. Sabe que es el momento de actuar y no está dispuesta a que nada la aparte de su cometido.
Un cartel luminoso que emite mensajes desde una azotea junto al puerto, una silla en la que desde hace años jamás se sienta nadie, una Barcelona de cielos añiles que conspira para que vuelva una luz que parecía apagada, unos ojos como bosques alemanes y una libreta que aclara los porqués de una vida entera… Una madre no es solo el retrato de una mujer valiente y entrañable, y de los miembros de su familia que dependen de ella y de su peculiar energía para afrontar sus vidas, sino también un atisbo de lo que la condición humana es capaz de demostrarse y mostrar cuando ahonda en su mejor versión.

Opinión

Hoy traigo, la que para mí ha sido la gran novela del año 2014. Me la habían recomendado tanto, y gente tan dispar, que necesitaba leerla, saber porqué no he encontrado ni una sola crítica negativa sobre ella. Y ya lo sé.
La he leído y releído, y he llegado a la conclusión, como otros llegaron antes, de que sencillamente no puedes hacer la reseña de este libro, es demasiado grande, te impregna demasiado, te deja sin palabras, te golpea, te deja en shock, en un estado del que no sabes si quieres o no, despertar. Y cuando cierras su solapa (es un libro que necesita el papel, un libro hecho para el papel) desde lo más hondo de tu alma, se desliza una palabra que no puedes contener, y que necesitas gritar, GRACIAS. Por esas risas y esos llantos, por esas reflexiones, por esas verdades, porque me ha descrito, porque yo tampoco sabría existir sin mi madre, por todo. Y en mi caso, tuve la inmensa suerte de conocer al autor en persona, y se lo pude decir. Gracias por haber expresado tantas cosas que estaba experimentando en un libro, gracias por haber superado las expectativas, gracias por haberme hecho SENTIR.

La historia tiene lugar en un tiempo corto y concreto, una noche especial, durante una celebración familiar. Se trata de la cena de una familia en Nochevieja.
Por fin y después de numerosos avatares, tras muchas otras cenas fallidas, se van a encontrar en la cena toda la familia. Amalia, la MADRE, Fer, el hijo y narrador, las dos hermanas, Silvia y Emma, la nuera siempre correcta e irritante, Olga, el tío Eduardo, y esos personajes sin habla, que no sin alma, Max y Shirley.

Amalia consigue por fin juntar en la misma mesa a toda su familia, una familia peculiar, igual y distinta a todas las familias, y está nerviosa, como no estarlo, si ha logrado lo que más deseaba, tenerlos a todos con ella, y precisamente por eso es por lo que está nerviosa, cada uno es distinto, lleva a cuestas su pasado y sus manías, sus tics, sus miradas, esos gestos ya conocidos que delatan si hay nubarrones en el horizonte o si hay calma y placidez.

Y ya desde las primeras páginas, adoras a esa madre, a ese personaje entrañable, locuaz, amable, deseoso de agradar, libre, sin pelos en la lengua, con su lógica aplastante que se desliza suavemente sobre esa fina capa de hielo que supone su familia. Esa madre, que se vuelve un poco tuya, porque tiene algo de todas las madres, y que por encima de todo tiene una fuerza inmensa, una enorme capacidad de sorprender y una tremenda inocencia

Estará Fer, que como narrador, hará de anfitrión de nostalgias, sentimientos y  de anécdotas nos hará partícipes de confidencias y secretos, nos abrirá la puerta de la vida de todos, nos enseñará qué hay detrás de las fachadas de cada uno de ellos. Y acabarás fundiéndote con él, sintiéndote un poco más hijo, un poco más hermano, un poco más pequeña también, porque él con sus miedos, certezas e inseguridades es muy grande.

Las hermanas, son ellas, o más bien lo que de ellas ha hecho la vida, con sus manías, sus silencios y sus palabras, sus ironías y sus gestos, sus circunstancias.

El tío Eduardo, ese personaje que llega tarde pero lo llena todo, con sus carcajadas y sus historias, con el cariño desbordante del que quiere y no puede o no sabe.

Y Olga, esa cuñada postiza, ajena, perfecta, que no se entera de nada porque hay demasiadas vivencias no compartidas, ese personaje que está ahí en la vida de todas las familias, que pertenece, pero no consigue ser, por más que lo intenta.

Y durante las horas en las que transcurre esa cena inolvidable, asistiremos, atónitos, a como Alejandro nos hace pasar por todos los sentimientos, desde la risa al llanto, a la perplejidad, a la conciencia, a la certeza y a la duda. Y nos hace SENTIR, de forma descarnada. Nos hace conmovernos hasta la médula y mantenernos en vilo, por todos los acontecimientos que pasarán durante esa noche, las bombas informativas, las bombas emocionales. Y realmente tal como esa familia, al cabo de la noche acabarás exhausto y complacido, con ganas de más, porque han quedado demasiados frentes abiertos.
Y si la historia es magnífica, qué se puede decir de la prosa, esa prosa bella, sencilla, fina y elegante que te hace volar sobre las páginas, y detenerte exhausta, porque lo que escribe es sencillamente maravilloso.

“Creíamos cosas que se creen porque alguien, en algún rincón de nuestras historias, nos dibuja mapas del tesoro con pistas falsas. Luego, cuando esos mapas nos llevan al cofre prometido, saltan los candados y con ellos la sorpresa. Con el tiempo aprendemos que los mapas son de quien los dibuja, no de quien los persigue, y que en la vida sonríe más quien mejor dibuja, no quien más empeño pone en la búsqueda”.

”“Hay que saber cambiar de marcha a tiempo, aunque la dirección sea la misma y la velocidad también”

"Todos hemos sido algo que muchas veces explica lo que somos ahora"

"Yo he perdonado a mi marido. A vuestro padre no"

Espero haberos convencido para leer el libro, con esta reseña, preñada de lágrimas de agradecimiento.
Ha sido mi libro de 2014. Por casi todo.

Gracias Alejandro Palomas por escribir. Gracias a Marina Collazo por todo lo que has hecho, y a Gabriel Neila y a Gabriel Araujo, por su insistencia en que lo leyera. Teníais razón.

Saludos y a leer.


6 comentarios:

  1. Me encantó esta novela. Era la primera vez que leía a Alejandro Palomas y de verdad que me estrené con él de la mejor manera. Comparto todo lo que cuentas en la reseña, realmente son personajes muy especiales y el ritmo narrativo es único. Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy especial, y los personajes...tienen tanto de algunos de nosotros. Gracias por pasarte y comentar. Besos

      Eliminar
  2. Pedazo de reseña!!! Vamos...para comprar el libro ya. No se si me llenará como a ti, pero la forma de describirnos el libro está hecha con una delicadeza, sutileza y entusiasmo que "cala". Enhorabuena Mari.

    ResponderEliminar
  3. ¡Me encantó el libro y me encanta tu reseña!

    ResponderEliminar

GRACIAS POR COMENTAR, LOS COMENTARIOS ME ANIMAN A SEGUIR Y SIRVEN PARA DEBATIR.