lunes, 13 de abril de 2015

LA PUERTA PINTADA de Carlos Aurensanz

Título: La puerta pintada

Autor: Carlos Aurensanz

Editorial: Ediciones B

Colección: La Trama

ISBN: 9788466656115

Páginas: 471

Género: Policíaco, histórico, negra, ficción.









Autor
Carlos Aurensanz es licenciado en Veterinaria por la Universidad de Zaragoza y desarrolla su actividad profesional en el campo de la salud pública. Aunque su interés por la Historia no es reciente, para él fue un hallazgo la lectura del "Muqtabis", una crónica árabe escrita mil años atrás, en la que el historiador Ibn Hayyan relata, entre otros, los apasionantes acontecimientos ocurridos en torno a la ciudad natal del autor, Tudela, en aquella época convulsa. Tres años de investigación y de trabajo sobre este momento de la Historia, han dado como fruto "Banu Qasi", su primera novela, Los hijos de Casio, que le valió un amplio reconocimiento por parte del público y la crítica, que con acierto lo considera uno de los valores con mayor futuro en el panorama de la narrativa histórica en nuestro país.


Sinopsis
Año 1949. La aparición de un cadáver junto al río está a punto de trastornar la vida de los habitantes de Puente Real, una tranquila ciudad de provincias en la posguerra. Es solo el primero de una serie de extraños crímenes que van a cambiar para siempre la vida de don Manuel, el médico forense encargado de la investigación.
Año 1936. Ha estallado la Guerra Civil. A su pesar, la vida de Salvador, un impresor simpatizante de las izquierdas, y la de su esposa Teresa, maestra en una escuela de la República, se ven arrastradas inexorablemente hacia la tragedia y la muerte.
Los protagonistas de estos dos momentos tejen de forma magistral una historia que es en sí misma un thriller, pero también una novela costumbrista que retrata la cerrada sociedad de la posguerra, sin rehuir el drama descarnado de la Guerra Civil y la posterior represión.

Opinión

El libro que traigo hoy es de esos que coges con miedo porque tienes unas altas expectativas y temes que te puedan defraudar. Y no, para nada, no solo no me ha defraudado, sino que ha superado con creces mis expectativas; porque no se trata de un libro, se trata de un dos por uno, en el que resulta difícil decidir a qué genero pertenece, porque tiene tantos frentes abiertos y tan bien perfilados que podemos decir que estamos ante una novela histórica, un drama, un thriller, una novela policiaca, e incluso una novela negra, sin poder olvidar la lección de arte que nos proporciona.
Pero no hay que asustarse ante lo que se nos muestra, porque las historias se van hilvanando de forma limpia y está escrito de forma ligera, atrayente, que te va envolviendo poco a poco y te atrapa hasta el punto de no poder soltarlo.

La novela va a comenzar en un pueblo, Puente Real, que es imaginario, pero que posteriormente podemos identificar con Tudela, en el que como un personaje más se perfila la Puerta Pintada, que no es otra que la puerta del juicio de la Catedral de Tudela, donde se describe el Juicio Final a través de 122 dovelas labradas en ocho arquivoltas. Esta puerta, sus dovelas y sus labrados serán como he dicho antes uno de los protagonistas de la historia.

La primera parte transcurre en el año 1949, ese pueblo tranquilo se despierta con el asesinato de una mujer, cosa ya muy inquietante de por sí, que además viene complicado por una serie de características que se aprecian en el posterior análisis forense, llevado a cabo por el médico forense Manuel Vega, al que el capitán Solís, a cargo de la investigación, implicará en su resolución. Pero los hechos no acaban ahí, seguirán apareciendo más cadáveres, todos ellos con una puesta en escena muy cuidada, que les hará pensar en un asesino en serie, pero sin conseguir encontrar una pauta y un sentido en su ejecución.
Paralelamente Manuel Vega, conocerá al campanero Manuel Expósito, hombre solitario e introvertido, pero que pinta divinamente, y lo animará a plasmar en papel todas las escenas de las dovelas de la puerta, con el fin de recogerlas en un libro, que puedan consultar las futuras generaciones.

En la segunda parte, nos encontramos en 1936, y asistimos en Puente Real al desarrollo de las elecciones generales, en las que ganará el partido republicano, y posteriormente se producirá el golpe de estado, que hace que un matrimonio tranquilo Teresa Monreal y Salvador Urrutia, de afección izquierdista se vea arrollado por las circunstancias, al estar, entre otras cosas, casados civilmente.
Reconoceremos en esta segunda parte a algunos personajes de la primera, y cuando estemos envueltos en esta otra historia, mucho menos policiaca, pero no menos negra, llegaremos al punto sorprendente en el que por fin las piezas del puzzle encajen haciéndonos ver toda la trama con todas sus implicaciones.

Qué parte me ha gustado más. No lo sabría decir, lo que sí que puedo afirmar es que retrata con fidelidad, hasta el dolor, lo que pasó en la guerra civil, donde más que por ideologías, se luchó por intereses personales, por venganzas, y rencores, que desde uno a otro bando van salpicando a las personas, y donde nos muestra que en los dos bandos había buena y mala gente, que actuaba llevada por una bondad o maldad inherente a los individuos, más que a las proclamas idealistas.
En este caso quizá se aprecia con mayor crueldad lo que supuso la vida para los vencidos, esos a los que estigmatizó durante años y generaciones y se les arrebató toda dignidad, incluso tras la muerte.

El autor con la forma en que construye a los personajes, les da una humanidad y una veracidad, que los acerca, mostrando claroscuros en los que no siempre se es del todo bueno, ni del todo malo, y que dependiendo de las circunstancias y el entorno, las personas pueden ir modulándose para actuar de una forma u otra.

Como se puede ver, hay una amalgama de temas perfectamente tejida, que hace que al terminar el libro, necesites un reposo en el que pongas cada personaje y cada sentimiento en su lugar, y en el que surja casi como una necesidad, la investigación y la visita, aunque sea virtual, a esa Tudela camuflada.

Personalmente, os lo recomiendo. No creo que os deje indiferentes.



Saludos y a leer.

3 comentarios:

  1. A mí, sin duda, la del 49, pero no se entiende sin la otra. Nunca te agradeceré bastante esta recomendación. El final no me gustó, pero parece que es la moda y lo lógico, aunque entiendo que era la única manera de hacerla redonda.
    Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho que te gustase, ya tenía yo miedo. El final es...el que debía ser. Besos

      Eliminar
  2. Me gusta lo que nos cuentas, a ver si me hago con ella y descubro esta trama tan interesante,
    besucus

    ResponderEliminar

GRACIAS POR COMENTAR, LOS COMENTARIOS ME ANIMAN A SEGUIR Y SIRVEN PARA DEBATIR.