miércoles, 16 de diciembre de 2015

IQBBAL MASIH. Lágrimas, sorpresas y coraje de Miguel Griot

Título: Iqbal Masih. Lágrimas, sorpresas y coraje

Autor: Miguel Griot 

Editorial: Oxford.

Colección: El árbol de la lectura. Serie Juvenil

Primera edición: Publicado por primera vez en el año 2010.
Yo tengo la sexta.

Nº Páginas: 272

ISBN: 978-84-673-5641-0

PVP: 8,90 Euros en papel

Género: Novela, Biografía


Autor

Miguel Griot, Miguel Ángel Alonso Serrano nació en Salamanca en 1976. (La palabra "Griot" significa un narrador de historias de África Occidental)
Su intensa trayectoria vital nos muestra a un joven apasionado e interesado por todo lo que le rodea.
Estudió Derecho, Diseño y Desarrollo Multimedia, y formó parte del primer Máster en Periodismo del diario El Mundo. Terminados sus estudios, trabajó como maquetista en la web eresmas.com; fue consultor en nuevas tecnologías en la CECA (Confederación Española de Cajas de Ahorro) y redactor en elmundo.es.
En un momento de su vida, decidió abandonarlo todo y dedicarse al breema (un tipo de masaje que conecta cuerpo y mente). También es voluntario de la Cruz Roja.
Su primer premio literario lo recibió en 2004, por el cuento El Rey de Abría no se llama Güelfi. Un año después, publicó Cuentos de Cura Sanita, lectura recomendada por la Asociación de Bibliotecas Públicas de Girona en 2006.
"Iqbal Masih. Lágrimas, sorpresas y coraje” es su primera novela

Sinopsis

Iqbal Masih fue un niño que nació para ser esclavo y creció para desafiar su destino. El héroe que escapó de su trabajo forzado y se convirtió en el símbolo contra la explotación infantil. Acércate a él a través de lo que cuentan quienes lo conocieron.
Cada uno tiene una historia con lágrimas, sonrisas, alguna sorpresa y mucho coraje. Juntándolas todas llegarás a saber quién fue Iqbal

Opinión

Este libro me tocó en el sorteo conjunto que organizaron conjuntamente El Búho entre libros y Leyendo en el Bus.
Había leído comentarios de que era un libro precioso, y pude comprobarlo en cuanto me llegó.
Esta pequeña gran novela nos cuenta la historia real de un niño pakistaní que con la gran fuerza que tenía en su interior, decidió luchar contra el destino que la vida le tenía marcado de ser un pequeño esclavo, y pasó a ser todo un símbolo de la lucha contra la prohibición de la esclavitud infantil.

El protagonista, Iqbal, nació en Lahore en Pakistán y a la tierna edad de seis años sus padres decidieron dejarlo en manos de un prestamista y empresario que lo llevó a trabajar a un telar. Allí las cosas funcionan de otro modo. Sus padres necesitaban dinero para dar de comer al resto de sus hijos, y lo prestan con una especie de contrato de trabajo, en el que el niño trabajará en condiciones de esclavitud a cambio de un préstamo que se les entrega a los padres. En ocasiones los niños hasta dejan de ver a sus familias.

Iqbal  y otros muchos como él, trabajando en aquellas condiciones, en posturas inhumanas, con las manos y espalda forzados, hacían maravillosos tapices que el dueño del telar cobraba a precio de oro a los acaudalados clientes que tenía.

Iqbal se dio cuenta de que aquello que estaban haciendo en aquellas condiciones tan denigrantes no podía ser justo, y lo denunció, pero no le hicieron caso. Y a pesar de ello él siguió en sus trece hasta que conoció la existencia de una asociación que lucha sobre el terreno contra la esclavitud infantil. Fascinados por su poder de persuasión deciden pagarle al dueño del telar el equivalente al préstamo, liberando así a Iqbal, que tendrá la oportunidad de ir a la escuela y aprender. Poco a poco se hará alguien conocido y respetado a pesar de su corta edad. Podrá viajar a países que nunca hubiese imaginado y su voz se oirá en todo el mundo.

Una historia increíble de lucha y de superación muy dura que el autor intenta mostrarnos de una forma muy peculiar y efectiva. Nos la narrarán personas del entorno de Iqbal, nunca él. Tampoco un narrador omniscente. Conoceremos a este niño con los ojos de aquellos que le trataron, desde sus padres, su hermana, sus amigos, su jefe, hasta las personas que se cruzaron en su camino en un momento determinado en el que su luz y su carisma los dejará asombrados
.
Así en capítulos cortitos en muy poco tiempo te has dejado llevar por la personalidad arrolladora de este crío tan maduro que logró tanto por los niños del mundo con solo su voz, y sin perder ni un momento las cosas típicas de cualquier crío de su edad.

Decir que el libro es precioso sin más sería poco. Porque es además un canto a la libertad, una denuncia clamorosa de un sistema hipócrita y demencial que mira hacia otro lado cuando de resultados se trata. Es un grito de rabia y de lucha de muchos niños que no tienen voz. Es un lamento doloroso de los que perdieron la vida en esos trabajos. Y sobre todo es un himno de alegría y esperanza que transmite que sí se puede, que por muy grande que sea el adversario que se tiene enfrente, se puede y se debe. Por uno y por los demás, por todos los que vienen detrás.

Lo recomiendo sin dudar, de hecho creo que sería un libro muy recomendable para la lectura en colegios e institutos, para que todo el que lo lea sea capaz de valorar todo lo que tiene y por lo que realmente vale la pena luchar. Leedlo.

Desde mi humilde blog darle las gracias a Pedro y Teresa por haber organizado el concurso y a Miguel por hacérmelo llegar.
Gracias por darme a conocer a Iqbal y su lucha.



Saludos y a leer.

7 comentarios:

  1. Lo tengo apuntado desde hace tiempo. A ver si me hago con él. Saludos :D

    ResponderEliminar
  2. La historia es buena pero la manera de contarla mejor. Me gustó mucho

    ResponderEliminar
  3. La historia es buena pero la manera de contarla mejor. Me gustó mucho

    ResponderEliminar
  4. Una preciosa historia sin duda. A mi me maravillo pese a su dureza.

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Yo también pienso igual,deberían leerla en los colegios, hasta se lo recomendé al tutor de mis hijas...
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Parece que hay unanimidad en todo, fondo y forma .Es bueno
    Muchas gracias por pasar

    ResponderEliminar

GRACIAS POR COMENTAR, LOS COMENTARIOS ME ANIMAN A SEGUIR Y SIRVEN PARA DEBATIR.