miércoles, 30 de noviembre de 2016

LA NIÑA ALEMANA de Armando Lucas Correa



Título: La niña alemana

Autor: Armando Lucas Correa

Editorial: Ediciones B

Primera edición: Noviembre 2016

Nº de Páginas: 448

ISBN: 9788466660044

Género: Histórica, narrativa.




Autor

Armando Lucas Correa nació en Cuba. Escritor y periodista, actualmente es el jefe de redacción y principal portavoz de People en Español, la revista hispana de mayor venta en Estados Unidos, con siete millones de lectores mensuales. 
También aparece con frecuencia en los programas de televisión en lengua española. Ha recibido numerosos premios periodísticos, entre ellos el de la National Association of Hispanic Publications y el de la Society of Professional Journalism.
La niña alemana es su primera novela y se publica de forma simultánea en inglés y castellano. Vive en Nueva York.

Sinopsis

Berlín 1939, la vida de Hannah Rosenthal y sus padres, judíos, se desmorona. Su familia, una de las más distinguidas en los altos círculos sociales berlineses, era admirada por amigos y vecinos, hasta el ascenso de los nazis al poder. Su única salida podría estar a bordo del St. Louis, un transatlático que parte rumbo a Cuba con casi un millar de refugiados.
La niña alemana es una novela inspirada en hechos reales, deslumbrante y conmovedora, que gustará especialmente a los lectores de La luz que no puedes ver, La ladrona de libros o El tren de los huérfanos.

Opinión

El libro que traigo hoy ha sido toda una sorpresa por muchas cosas de las que me he encontrado en él. La bella portada que tiene es un poderoso reclamo que no deja indiferente, lo que tras sus páginas esconde tampoco.

La historia que nos cuenta es la de una niña de 12 años, Hannah Rosenthal que como los niños de su edad vive solo pensando en jugar con su amigo Leo Martin al que adora y con el que disfruta en una ciudad llena de odio, ogros y banderas rojas, blancas y negras. La llegada de los nazis al poder trastoca su vida y la de sus padres. Su madre Alma Rosenthal, descendiente de una familia aristocrática de hondas raíces alemanas no da crédito a lo que sucede y se esconde en su apartamento negándose a ver una realidad que le duele. Su padre Max Rosenthal antiguo profesor vive con miedo e incertidumbre su futuro refugiándose en la música. Los vecinos que antes les respetaban ya no los quieren en el edificio y los humillan continuamente. La situación se hace cada vez más peligrosa en Berlín y deciden aprovechar una oportunidad que se les ofrece de salir de Alemania y viajar a Estados Unidos dejando atrás todas sus posesiones.

La lucha por una visa que les permita empezar de nuevo lejos de aquellos que les desprecian se convierte en su única esperanza. El transatlático St Louis al mando del capitán Gustav Schröder se convertirá en su escape, y en el de otro millar de exiliados judíos. A bordo del barco Hannah y Leo vivirán los días más felices, llenos de esperanza y diversión, en una jaula de cristal llena de lujo y glamour.

Cuando llegan a Cuba, a La Habana sus permisos ya no son válidos y el barco no es bienvenido, ni él ni sus pasajeros, el presidente ha cambiado de opinión y no admitirá la entrada de estos en el país. Habrá que tomar drásticas decisiones y romper la familia, pocos serán los elegidos para poder desembarcar y los que lo logren se verán inmersos en un ambiente hostil que no esperaban.

Madre e hija intentarán seguir con su vida tratando de olvidar su pasado, sus apellidos e incluso su nombre, mientras siguen ávidas de noticias de lo que ocurre en el continente y de los que quedaron atrás.

En otra línea temporal Anna Rosen, también de 12 años, en Nueva York en 2014 ejerce de cuidadora de una madre destrozada y sin ganas de vivir que se niega a aceptar la muerte de su marido en el atentado de las Torres Gemelas. La pequeña se ve sobrepasada por la responsabilidad de tirar de la familia hasta que un día llega un correo con unas fotos que le cambiará la vida. La hasta ahora desconocida familia de su padre aparece y tiene una historia que contar, ese será el revulsivo que necesitará Ida, su madre, para levantarse de la cama y comenzar a vivir.

En el viaje de reencuentro a La Habana se encontrarán Hannah y Anna, conocerán una historia vergonzante que incluso el gobierno cubano se encargó de silenciar: el periplo del Sant Louis y sus pasajeros rechazados en numerosos países por su única condición de ser judíos en los albores de la Segunda Guerra Mundial.

Anna pasará de ser una niña sin padre a una niña con un pasado familiar muy diferente del que ella podía imaginar, poco a poco y gracias a las fotografías que hizo la pequeña Hannah conocerán parte de la historia mundial contemporánea contada en primera persona.

Las sensaciones que me ha proporcionado este libro han sido de muy distintos tipos. Por una parte me resultaba difícil reconocer a una niña en Hannah cuando va contando los distintos avatares por los que pasa en Berlín, a pesar de estar contados en primera persona los notaba muy distantes, había cosas que decía que sí que me cuadraban en una niña de esa edad, pero otras las notaba de una madurez que no era acorde, lo que hacía que me resultase difícil empatizar con el personaje. La actitud de Alma, la madre, me ha resultado insufrible casi siempre porque está en otra órbita, y supongo que es eso lo que deseaba transmitir el autor, una persona fría y distante que se cree por encima de los otros; algo que resulta muy chocante ya que ella está haciendo precisamente lo que le hacen a ella y no parece percibirlo. Su comportamiento en La Habana también me ha resultado del todo incomprensible, su desprecio por el lugar puedo entenderlo, pero no el que siente por la gente que incluso la está ayudando, como por ejemplo por Catalina, la cubana que las recibe con los brazos abiertos y que se constituye en el nexo de unión con la realidad, quizá el único personaje por el que he sentido auténtica simpatía. Había momentos en los que me daban ganas de gritarle y decirle que ella no estaba viviendo la guerra en realidad, estaba en una burbuja en la que no tenía ningún tipo de necesidades, había gente que lo estaba pasando mucho peor y estaba en sus manos salir adelante y no dejarse llevar.

Con Anna la impresión ha sido parecida, aunque cuando el autor habla por boca de ella no me resulta tan increíble, su personaje sí me ha resultado más cercano. Creo que si la narración hubiese estado hecha en tercera persona me lo hubiese creído más.

Así con una narrativa fácil y amena vamos a presenciar toda una historia familiar que nos deja que reflexionemos acerca de las similitudes entre dos regímenes totalmente antagónicos pero que tienen una misma forma de actuación, persecuciones a los diferentes, a las minorías religiosas y sus internamientos en campos de trabajo, que curiosamente tienen unos lemas escalofriantemente parecidos. En definitiva nos obliga a mirar que la historia se repite a pesar de que sus protagonistas sean diferentes, por ello incide en el hecho de que a los judíos les llamaban gusanos y gusanos llamaban a los disidentes cubanos, y en uno y otro caso a los otros se les culpa de todos los problemas que aquejan a la sociedad. La lucha religiosa era contra los judíos en Alemania y en el caso cubano era contra los testigos de Jehová. Curioso y espeluznante.

Un libro que merece la pena leer por los sentimientos que hace aflorar y todo lo que enseña de historia.

¿Es el hombre un error de Dios, o es Dios un error del hombre?


Muchas gracias a Ediciones B por el ejemplar

Saludos y a leer.


27 comentarios:

  1. Lo tengo pendiente, y pese a que mucha reseñas hablan de esa falta de emoción, tengo la esperanza que me guste.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que es debe ser un recurso del autor para ponerlo en oposición al carácter cubano. Ya nos contarás
      Besos

      Eliminar
  2. Me apetece mucbo, mucho, mucho, pero me asusta esa falta de emociones que decís que tienen los personajes... Yo tengo un hijo muy maduro, nunca ha sido niño, ni tampoco adolescente y ahora con 18 años tiene la madurez de uno de treinta, en fin no se si eso será lo que le pasa a Hannah o que el autor o ha sabido abordar bien el personaje, o quizás esa frialdad es la que quería transmitir. Veremos que hago con él

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo como he dicho antes que es un recurso del autor para hacer un mayor contraste.
      Besos

      Eliminar
  3. No paro de leer buenas opiniones de este libro. Muchas ganitas le tengo!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  4. También me ecasperaba la actitud de la madre. Me gusto esta novela.

    ResponderEliminar
  5. En general, los que la hemos leído tenemos impresiones muy parecidas en cuanto a las dos niñas. Con Alma me ha pasado tres cuartos de lo mismo que a ti. Le hubiera dado dos tortas para que despertara, jajaja.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el caso de la madre si es lo que buscaba el autor, lo ha conseguido plenamente, jejeje.
      Besos

      Eliminar
  6. Creo que finalmente,con la idea que me he hecho de este libro, lo voy a dejar pasar.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un buen libro y se aprende mucho a pesar de todo.
      Besos

      Eliminar
  7. Impresiones parecidas a las tuyas, a mí me ha faltado un poco de emoción.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto que se echa de menos un poco menos de frialdad.
      Besos

      Eliminar
  8. Lo estoy viendo hasta la saciedad... Me gusta la temática, y he visto buenas opiniones, pero aún no me animo.
    BEsos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aprenderás cosas nuevas y otra forma de ver la Historia.
      Besos

      Eliminar
  9. Hola Mari!

    Me gustó mucho y acabo de enterarme por Carol que es una trilogía...estoy deseando leer el siguiente.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un libro que no te deja indiferente. Tengo curiosidad también por los siguientes.
      Besos

      Eliminar
  10. Yo lo tengo pendiente, ya te diré que me parecen las protagonistas!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso, eso. A ver qué opinas de ellos, aunque espero que vayas con la mente abierta.
      Besos

      Eliminar
  11. Cuando salió me apetecía mucho leerlo pero leyendo vuestras opiniones me he ido desinflando en interés, aunque si me lo cruzo le daré una oportunidad.

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La historia es muy buena, si lo lees ya nos contarás.
      Besos

      Eliminar
  12. Todo son halagos para el libro, no leerlo suena ya a rebelión, jejeje.

    Un beso
    Yolanda

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un libro muy interesante, si lo lees ya nos dirás.
      Besos

      Eliminar
  13. Hola guapa
    Coincidimos en impresiones, me ha parecido muy interesante porque desconocía esta historia, y la lectura es muy fluida pero es verdad que chocan las voces infantiles...
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que todos los que lo hemos ido leyendo hemos notado esa nota discordante.
      Besos

      Eliminar
  14. Tampoco he podido empatizar con Hannah, creo que el personaje no está demasiado bien construido
    En líneas generales me ha gustado pero me ha faltado esa emoción que es casi consustancial a estas historias
    Besos

    ResponderEliminar

GRACIAS POR COMENTAR, LOS COMENTARIOS ME ANIMAN A SEGUIR Y SIRVEN PARA DEBATIR.