miércoles, 21 de diciembre de 2016

EL TIEMPO QUE NOS UNE de Alejandro Palomas


Título: El tiempo que nos une

Autor: Alejandro Palomas

Editorial: Booket

Colección: Novelas y relatos

Fecha publicación: Enero 2016

Páginas: 592

ISBN: 9788423350322

Género: Narrativa 

Autor

Alejandro Palomas, nacido en Barcelona en 1967, es licenciado en Filología Inglesa y Master in Poetics por el New College de San Francisco. Ha compaginado sus incursiones en el mundo del periodismo con la traducción de importantes autores. Entre otras, ha publicado las novelas "El tiempo del corazón" (publicada en Siruela y por la que fue nombrado Nuevo Talento Fnac), "Tanta vida""El secreto de los Hoffman" (finalista del Premio de Novela Ciudad de Torrevieja 2008 y adaptada al teatro en 2009), "El alma del mundo" (finalista del Premio Primavera 2011), "El tiempo que nos une”, "Una madre""Un hijo" y “Un perro”. Su obra ya ha sido traducida a diez lenguas.





Sinopsis

La abuela Mencía convalece junto a su nieta, Bea, que no quiere contar lo que de verdad le duele. Éste es el inicio de El tiempo que nos une, una novela coral de voces femeninas, una saga de mujeres con corazones tan grandes que son capaces de albergar desde el amor más profundo hasta el mayor de los sufrimientos. Entre las cinco protagonistas de la historia los lazos familiares se entretejen hasta formar una red que a veces atrapa, otras abraza y que, sobre todo, protege. Mencía, la matriarca sabia y deslenguada; Lía, que siempre se queda; Flavia, que vive en la ausencia; Inés, madre que sufre y amante que lamenta; y Bea, la más joven, son personajes inolvidables, que callan secretos pero gritan verdades, y que sienten y ríen y lloran.
Con delicadeza y precisión en el lenguaje, Alejandro Palomas construye un universo femenino de relaciones y emociones que nos envuelve. Y es que en El tiempo que nos une, como en la vida, pasan muchas cosas, pero al final lo que importa es quién ha estado navegando a tu lado.

Opinión

En la vida de un lector hay algunos libros que marcan más que otros, el año pasado puedo decir que tuve un libro del año, y este también puedo afirmar que tengo un libro que me ha acompañado casi desde su inicio.

Hoy no vais a encontrar una reseña al uso, os voy a decir qué me ha hecho sentir mientras lo leía y releía.

Se trata de una novela que se agarró a mi corazón, intentaba leerla y había veces que era más capaz y otras solo era podía volver a lo leído, recreándome en muchos de sus vericuetos en sus frases como dardos que Alejandro pone en boca de sus personajes.. Con ella he reído, llorado y sufrido. Me he desesperado y he gritado de impotencia y he llorado, he dejado de leer porque había dolores en ella que eran los míos y he encontrado amor y fuerza, mucha fuerza, con toda la  que Alejandro ha dotado a sus mujeres, la fuerza del cariño.

Es una novela de personajes femeninos de tres generaciones: Mencía, la abuela infatigable de noventa años, frágil y menuda y a la vez una mujer de armas tomar que es el pilar sobre el que se asientan sus hijas y sus nietas, parece que no pero se entera de todo y lo sabe todo y ahí está como el faro que las guía ayudándolas, espoleándolas para que suelten el miedo, el dolor, para que luchen, para que reaccionen; es un cielo y a la vez un bicho, en ella cabe el amor y a la vez el odio; puede decir las cosas más sesudas y acto seguido soltar una bomba que te hace pensar en lo difícil que debe ser vivir con ella si no le caes bien, y sueltes la carcajada Es el personaje central ese que no puedes olvidar nunca porque es entrañable, histriónico y divertido al que siempre asociaré un abrigo de visón. La luz frágil e intensa que las une.

Sus hijas Lía y Flavia son dos perfiles totalmente diferentes. Flavia es rígida, seria y luchadora vive con su madre y su relación es ambivalente, es un ni contigo ni sin ti. Tuvo un gran amor que perdió de modo descarnado e inmisericorde, nunca lo ha olvidado, pero tampoco ha vuelto a hablar sobre él. Se yergue erecta reconstruída sobre su dolor.

Luego está Lía, mi bella y abnegada Lía, la que siempre está, la que tuvo que renunciar a vivir lo que quería, paciente, abnegada con un cariño infinito que va repartiendo entre los recuerdos de la hija muerta Helena, que se fue en su barco con toda su vitalidad las esperanzas y proyectos nunca llevados a cabo, y las que se quedaron huérfanas fueron su madre y su abuela, sus hermanas que no alcanzan a llenar el vacío inmenso que dejó. Esa Lía callada que soporta y perdona, que sigue adelante sin chillar y gritar como debería hacer por esa vida injusta que le ha tocado, olvidándose siempre de ella, pendiente siempre del sufrimiento de los demás.

Su hija mayor Inés rota en el dolor de haber perdido a su hermana, rota por un matrimonio que se acabó, rota por lo que se encuentra cada día al abrir los ojos, ver a su hijo enfermo, un niño viejo que lucha desesperadamente por tener un día más, ese Tristán que pequeño y frágil hace que se diluyan los rencores entre sus padres.

Y Bea, la dulce nieta que llena de miedos e inseguridades crea un lazo indisoluble con su abuela mientras intenta poner un destino en su vida, sin hacer mucho ruido, sin querer molestar.

Esas son las cinco poderosas protagonistas que salen adelante con lágrimas pero también con muchas risas, expresando con palabras y a la vez con silencios el significado más intenso de la palabra familia, y sobre todo del amor que desborda todas en cada una de las páginas, de sus historias y las de sus allegados. Vais a encontrar sus batallas, sus derrotas, pero sobre todo sus victorias, porque a pesar de todo mantienen la esperanza y siguen luchando y mirando hacia adelante sin dejar de recordar lo que quedó atrás y que pertenece ya a su esencia.

Se trata de un libro duro, no lo voy a negar, pero es un libro lleno de esperanza, de carcajadas, verdades y situaciones esperpénticas, es bajo mi punto de vista el mejor libro de Alejandro.
Es el libro que me ha hecho vibrar y que volveré a leer cada vez que pierda el suelo bajo mis pies, buscando ese faro de Menorca en el que hay una cita a la que no se puede faltar.

Es mi libro del año al que tanto me ha costado poner palabras porque yo no las tengo para explicar todo lo que me ha hecho sentir, porque está escrito de la forma más bella, con la prosa más exquisita, que hace pensar que el idioma que compartimos no es el mismo, porque es imposible acercarse ni de lejos a su forma de narrar.

Tú no escribes para que te escuchen. Tú escribes para no tener que escucharte y eso es más triste que estar aquí, en casa de tu madre, porque no tienes  a nadie a quien te cuide.
A veces, cuando pienso que algún día faltará, no sé imaginar la vida sin ella. Es como si la vida fuera ella, como si mamá fuera en sí misma la definición de la vida

El brazo de mamá en el mío es el mejor regalo que la vida me ha hecho en mucho tiempo.

¿Por qué estamos todas tan solas, mamá? Solas. Nos miramos. Madres a hijas, hermana a hermana, tía a sobrinas, nietas a abuela. Solas. Extraña palabra. Tan circular, tan cerrada en curva peligrosa y de mala visión

Llega una edad en la que nos damos cuenta de que vivir restando es vivir al revés porque hace daño y la vida no es eso. Hay que aprender a sumar, hija, a sumarlo todo: el dolor, la pena, la angustia, lo vivido, lo que esperas vivir, lo que ya no... los que se marcharon. Todo eso eres tú.

No te permitas llegar a vieja sin haber vivido la aventura de saber que alguien te echa de menos, hija.


Gracias Alejandro por escribir tan bien, por saber retratar el alma.



Saludos y a leer.

24 comentarios:

  1. Me encanta Alejandro Palomas, me emociona. Su prosa precisa, brillante, y sus personajes conmovedores. Le conocí con "Una madre" y desde entonces no dejo de leerle siempre que la ocasión lo propicia. Esta novela que nos traes hoy todavía no la he leído, pero pronto. Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una novela de las que se te agarran muy fuerte. Personajes descomunales.
      Besos

      Eliminar
  2. Mari te leeré cuando lea el libro, lo tengo en la estantería pero por lo poco que he curioseado en tu reseña ya veo que te ha gustado mucho.

    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ha gustado muchísimo. Es de los libros que no olvidas.
      Besos

      Eliminar
  3. Puffff pues tengo que leerlo, Alejandro es un tipo muy emotivo, y eso se nota en sus libros, tengo que leer Una madre, pero este libro cae seguro
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Lo tengo que leer, pero quizás en otra época que la Navidad es dura, besotes y muy buena reseña

    ResponderEliminar
  5. Cuando un libro te hace sentir cosquillas en el alma es que es tú libro...

    No me puedo negar a leerlo, sobre todo después de leerte a tí.
    Un beso.
    Yolanda

    ResponderEliminar
  6. Justo ayer estuve en la presentación del último libro de Alejandro Palomas en Madrid. Me encanta este autor :)

    He leído tu reseña sólo por encima porque no quiero llegar influenciada a su lectura, pero me quedo con que te ha gustado mucho.

    Besos!

    ResponderEliminar
  7. Y qué hago yo sin estrenarme con este autor!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  8. La leí hace mucho. Y quizás no fue el momento porque no supe apreciar lo que el autor quería transmitir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En esta edición de bolsillo hay más de lo que había en la que ya está descatalogada.
      Espero que si relees te guste.
      Un abrazo

      Eliminar
  9. Me encanta el autor y eso que sólo he leído Una madre. Este está pendiente.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es otro registro pero los personajes, aún más potentes
      Besos

      Eliminar
  10. No he leído nada de él, pero tengo claro que quiero empezar con este. Además te ha quedado una reseña tan bonita que estoy deseando conocer esta historia tan llena de sentimiento.

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que te decidas, se te agarrará al corazón.
      Besos

      Eliminar
  11. Este año próximo seguramente me estrene con Una madre, aunque sin duda este viendo lo bien que hablas de él caiga más adelante. Me alegra que te haya gustado tanto, me das esperanzas con este autor.

    Un beso, feliz navidad ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una madre es fantástico, pero este es alma pura.
      Feliz Navidad para ti también.

      Eliminar
  12. Aunque veo que es un autor que encandila a quien lo lee, todavía no me estrené con su narrativa. De él tengo pendiente en mi kindle Una madre. Espero leerla a lo largo del próximo año. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te gustará. Una madre es...un libro que no puedes olvidar.
      Besos

      Eliminar

Muchas gracias por comentar.
El contenido de la entrada es mi opinión como lectora y por tanto es totalmente subjetiva.