domingo, 30 de noviembre de 2014

LA TRISTEZA DEL SAMURÁI de Víctor del Árbol


Título: La tristeza del samurái

Autor: Víctor del Árbol

Editorial: Debolsillo

Encuadernación: Tapa blanda bolsillo

Páginas: 415

Fecha de primera edición: 2011

Fecha de esta publicación: Abril 2014.

ISBN: 978-84-9032-897-2

Género: Novela negra, policíaca, historia


Autor

Víctor del Árbol, nacido en Barcelona en 1968, y según se puede encontrar en la página de su editorial, es escritor de nacimiento.
Es el mayor de seis hermanos y su madre le dejaba en la biblioteca desde la salida del colegio hasta la hora de cenar para poder acudir a su trabajo de limpiadora. Esto le permitió leer multitud de libros que alimentaron su vocación de escritor.

Fue seminarista durante cinco años, en el seminario de Ntra. Sra. de Montealegre, para más tarde cursar estudios de Historia en la Universidad de Barcelona y trabajar, actualmente, de Mosso d´esquadra para la Generalitat, trabajo que le ha permitido acercarse, desde 1992, al aspecto más humano de las personas, a las que describe de forma magistral en sus obras.
Ganó el Premio Tiflos de Novela con El peso de los muertos (2006) y quedó finalista en el premio Fernando de Lara con El abismo de los sueños (2008). La tristeza del samurái (2011) ha sido traducida a diez idiomas en Europa y Estados Unidos. Recibió Le Prix du Polar Européen (Premio a la mejor novela negra europea) concedido por la prestigiosa revista especializada en este género literario, Le Point, en el marco del Festival de novela negra de Lyon 2012 . Del Árbol es el primer escritor español en conseguir este galardón.
Actualmente está siendo éxito de ventas en Francia con Un millón de gotas, libro por el cual está recibiendo numerosos reconocimientos.


Sinopsis
Diciembre de 1941: En una fría estación de tren de Mérida, Isabel está a punto de perder todo aquello por lo que ha vivido.

Mayo de 1981: María, una joven y exitosa abogada de Barcelona, debe comparecer ante la justicia de los hombres. Pero eso no le preocupa, está agonizando y no es a ellos a quienes deberá rendir cuentas, sino a su memoria. ¿Qué se puede hacer por amor? ¿Y por odio o sed de venganza? ¿Existen la redención, el perdón o el olvido? ¿Podemos llegar a ser, incluso antes de morir, aquello que una vez soñamos? Isabel y María habrán de enfrentarse a estas preguntas en el curso de sus vidas, muy distintas y, a la vez, semejantes.
Estas dos mujeres son el origen y el final de una historia que nos llevará desde Extremadura hasta las estepas rusas y, mas adelante, a la Ciudad Condal y a los paisajes de una España que durante cuarenta años se fingió dormida, con el fin de demostrarnos que no existen límites cuando luchamos por lo que anhelamos.


OPINIÓN

La reseña de este libro, es una de las que más me ha costado hacer, llevo con ella sobre la mesa un par de meses, y es que se trata de un libro complejo y duro, pero realmente apasionante, que te deja sin palabras, sin argumentos, sin nada que no sea decir: “Lo tienes que leer”.
Para mí Víctor del Árbol ha sido el gran descubrimiento del año, como autor me ha dejado realmente anonadada, y como persona, lo que he ido leyendo de él y sobre él, sencillamente chapó.

Pensaba cuando comencé a leérmelo, que estaba ante una novela negra, y punto, el título despista bastante, aunque posteriormente lo entenderéis, nada más lejos de la realidad, es una novela negra, criminal, e histórica, que tiene como escenario, un lugar poco común, pero muy importante en la historia, y que es Mérida, y posteriormente Barcelona.
Así en una de las tramas vamos a encontrarnos en el año 1941, en la estación de tren donde una mujer desesperada y aterrorizada, que lo ha dado todo por amor, Isabel Mola, intenta huir con su hijo Andrés y dejar su vida anterior atrás, pero no cuenta con que su pasado y sus redes no la dejarán escapar.
Esta mujer, con una personalidad excelentemente descrita por el autor, era, es y será el centro de la vida de sus hijos, su marido, su amante, y su amor platónico. Todos ellos orbitarán alrededor de lo que ocurrió aquel día, y que tendrá sus consecuencias en el tiempo.

Por otro lado nos encontramos en 1981, asistiendo a la estancia en el hospital de María Bengoechea, otra mujer de carácter, que ha sido capaz de librarse de las ataduras de su vida, ha conseguido triunfar en su carrera, pero se encuentra con el peor de los antagonistas, una grave enfermedad. Pero antes deberá enfrentarse a un proceso judicial histórico, en el que verá comprometido todo en lo que creía hasta el momento. Estamos en la España del golpe de estado de Tejero, y podemos observar que hay demasiadas corruptelas en el poder.

Estas dos mujeres, son en apariencia completamente ajenas, pero a través de los vericuetos de la historia de cuarenta años, se podrá ver hasta qué punto están conectadas.
Entre ellas, otros muchos personajes masculinos, tales como sus hijos Andrés y Fernando, su marido el cruel y malvado Guillermo Mola, Publio ese ser tan odioso como poderoso, el oscuro Ramoneda, Lorenzo, César Alcalá o Gabriel todos ellos perfilados al detalle, con sus luces y sus sombras, sus contradicciones, todo un despliegue de personalidades, que te harán sentir de un modo cruel y desgarrador la historia, pero que a la vez resulta muy estimulante.

No os voy a negar, que a veces tenía que dejar de leer, es doloroso, he leído y he tenido que releer, porque no puedes pasar rápido por sus páginas, porque tienes que detenerte, pensar, paladear y deglutir todo lo que se está mostrando ante tus ojos.
Y cuando llegas al final, cuando consigues encajar hasta la última pieza de ese gigantesco puzzle que se ha desarrollado ante ti, te admiras del enorme trabajo que ha llevado a cabo Víctor.

Ver como existe la maldad, el odio, el resentimiento en estado puro, pero a la vez el orgullo y la esperanza; como los personajes van evolucionando con los años y con lo que la vida les va deparando. Todo ello nos muestra toda una lección de vida y de literatura, de la que te llena, de la que desgarra el alma.

Como podéis apreciar leer este libro es un todo un reto, pero ni por un momento penséis que os vais a encontrar un lenguaje rebuscado o difícil, es una prosa limpia que te engulle y te reta a cada instante a que leas un poco más...e incluso una vez más, como me ha ocurrido a mí. 

Por tanto un sobresaliente para el libro, y total y absolutamente recomendable. Un placer al que no podéis resistiros.

“Esta democracia nuestra es como una niña resabiada que ya sabe dónde esconder su mierda cuando aún no ha empezado ni a andar”




Por cierto que después he leído Un millón de gotas del mismo autor...y es sublime. La reseña, como esta...aún más difícil.


Saludos y nos vamos leyendo.

7 comentarios:

  1. Tengo el libro esperándome en la estantería. Todos hablan maravillas de Victor, tengo ganas de leer algo sobre él.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no lo dejes. Escribe de una forma espectacular. Me da coraje que no sea tan conocido como se merece. Besos

      Eliminar
  2. A mí me encantó. Posteriormente leí Respirar por la herida y me gustó incluso más. Tengo pendiente Un millón de gotas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues Un millón de gotas es fantástico. Yo tengo pendiente Respirar por la herida. Saludos

      Eliminar
  3. A pesar de tu reseña, y de muchas que he visto en el mismo sentido, creo que de momento no me animo con este autor. Me alegro de que hayas disfrutado tanto de su lectura :-)
    Un beso!

    ResponderEliminar
  4. Todo un novelón por lo que veo. A tener en cuenta. Me llama mucho la atención el título, pero por lo que has comentado no sale por ningún sitio nada referido a ningún samurai o a Japón. ¿Se puede saber la relación del título con la trama? si no te hace desvelar nada importante de la historia. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy a tener en cuenta. Y sí el título despista mucho. La tristeza del samurái, hace referencia a un juguete, una espada de verdad, que regalan a uno de los niños protagonistas, y que forja otro de los protagonistas. Esto de querer y no querer desvelar cosas, es lo que tiene. Un abrazo.

      Eliminar

GRACIAS POR COMENTAR, LOS COMENTARIOS ME ANIMAN A SEGUIR Y SIRVEN PARA DEBATIR.