lunes, 18 de enero de 2021

NUNCA SABRÁS QUIÉN FUI de Salvador Navarro

 

Título: Nunca sabrás quién fui

Autor: Salvador Navarro

Editorial: Algaida

Primera edición: 1 de octubre de 2020

Nº de páginas: 551

ISBN: 9788491893240

Género: Negra, metaliteratura, intriga.



Autor

Salvador Navarro (Sevilla, 1967) es ingeniero industrial de Renault. En 2002 publicó su primera novela Eres lo único que tengo, niña, a la que han seguido Rosa. OAndrea no está
loca
No te supe perder (2011) y Huyendo de mi (Algaida 2015). Muy influido por la narrativa americana del siglo XX, desarrolla una literatura urbana con fuertes componentes psicológicos.

 

Sinopsis

Álex Panelas, un joven periodista gallego que malvive en Madrid, contratado por una revista digital de ultraizquierda, recibe amenazas de una millonaria venezolana tras publicar un artículo a favor del régimen chavista. La señora lo seduce para escapar de sus miserias laborales con un trato irrenunciable, cinco mil euros al mes y un apartamento de lujo en Sevilla, a cambio de hacerse amigo de Dan, un empresario treintañero. Sin más. Sin prisas. Con la sola condición de no pedir explicaciones. El reto le abre mil puertas luminosas al gallego, aunque comprende pronto la fuerza destructora de la venganza que esconde ese desafío: una batalla entre familias que hunde sus raíces en el Nueva York de los ochenta. Aun participando a ciegas en el complot, acaba de encontrar una trama explosiva para construir su primera novela, con dos líneas argumentales: el pasado perverso de quien le contrató y el chantaje al que debe enfrentarse conforme la venezolana va subiendo la apuesta. Y esa oportunidad no hay quien se la quite a quien dudaba de su capacidad para nacer como escritor, para crear ficción; un Álex entusiasmado que aprovecha para empaparse de técnicas de escritura y así estructurar una historia llena de flecos y ángulos muertos, sin saber hasta qué punto él va a convertirse en el epicentro dramático de su propia narración.

Opinión

Hoy traigo una de esas novelas que te dejan con la boca abierta pensando en lo tremendamente difícil que es ser escritor, porque si ya lo es en condiciones normales, para hacer una novela así, tan llena de misterios, juegos y escondites hay que ser muy bueno, si encima lo haces ameno, y consigues que todo cuadre y encaje, ni te cuento.

Estamos en el año 2017, nuestro protagonista es Álex Panelas, un periodista gallego de veintisiete años que se fue de su tierra, Cambados, huyendo de una realidad que le abrumaba. Trabaja en una publicación digital con unos ingresos que le dan tan solo para ir tirando. Un día tras haber escrito un artículo sobre el régimen chavista, Lola una mujer madura llega indignada a protestar por lo que ha escrito, esa protesta es tan solo una tapadera para hacerle una proposición. Un trabajo muy bien pagado, cinco mil euros al mes con alojamiento de lujo incluido. Un solo requerimiento, que se haga amigo de un joven empresario hispalense, Dan y nada de preguntas. Con un trabajo tan bien pagado y con una obligación tan extraña, no se lo va a plantear, se irá a Sevilla y se construirá una nueva vida que le de acceso a Dan. La forma en la que lo conoce es bastante particular, y como estaba planeado conseguirá hacerse su amigo, y es que es complicado no hacerse, ya que Dan es un chico guapo, tímido y alocado al mismo tiempo, y sobre todo muy intenso, probablemente por una enfermedad mental que le ronda.

El problema aparece cuando Álex comienza a darse cuenta de que el objetivo es una venganza hacia alguien del entorno de Dan y cuando comienza a conocer a su gente, se ve incapaz de seguir adelante y hacerlo sufrir. Tiene que sopesar el daño que puede hacer y el beneficio que está obteniendo, sobre todo cuando piensa que de todo en lo que está metido puede escribir un libro, las situaciones y los personajes lo merecen. Y a ello se va a lanzar. Aunque hay grietas que le comenzarán a hacer dudar de todo y de todos.

El autor en un especialmente trabajado ejercicio de metaliteratura nos va a ir mostrando lo que le va ocurriendo a él con cada uno de los personajes que forman parte de la vida de Dan, como su explosiva medio hermana Patricia, su padre Martin y su madre Aurora. A la vez, y en cursiva, va llevándonos al pasado, en el libro que comienza a escribir con los datos que va averiguando acerca de los que rodean a Dan.

Comienza a tener relaciones de amor, sexo y odio con unos y otros, se rinde ante ellos, ante sus vidas y sus formas de ser. Pasa del grado más elevado de felicidad, a la más negra sensación de remordimiento, en medio de la luminosa ciudad que se vuelve suya. Sevilla es un personaje más, nos muestra sus lugares más místicos y recoletos, así como los más conocidos. De mano de Álex iremos a tomar cañas y a comer en los sitios emblemáticos de la ciudad, y os adelanto que os va a hacer falta más de una copa y más de dos para asimilar los golpes de guion con los que nos va a dejar en shock una y otra vez.

Nueva York será otro de los destinos que veremos con los ojos ilusionados, inocentes y entregados de un Álex que disfruta de un viaje que le abrirá puertas a nuevos secretos.

Con él asistiremos al proceso de creación de ese libro que hará que el lector vaya descubriendo las cosas a la vez que el Álex protagonista, su gran tablero lleno de cartulinas de colores, en las que cada uno de los personajes tiene asignado uno, se moverá una y otra vez, cambiante, dudoso ante los acontecimientos, ante su propia capacidad de narrar, la inseguridad lo aturdirá, y cuando tenga la oportunidad de publicar, conocerá cual es el proceso que lleva por la sombra la editorial, desde la elección del título, el tipo de letra, colores, marketing, etc.

Al final con capítulos, cada vez más cortos y veloces, llegamos a un final en el que no podremos dar crédito. Joël Dicker, el del principio, será un referente a la hora de ver cómo son incrustado todos los engranajes.

Los personajes están minuciosamente diseñados, es fácil reconocerlos y encariñarte con ellos, a pesar de que más de una vez te sacarán de tus casillas.

En definitiva, una novela de las de quitarse el sombrero. Un canto al Amor, a ese que duele y que es capaz de las mayores hazañas, a la renuncia, a la amistad, y a la libertad. También como contrapunto perfecto estarán los celos, la venganza, el odio y la mentira, si encuentras asesinatos no te vayas a asustar, por amor, o en su nombre se pueden hacer muchas cosas. Un libro que os recomiendo leer sin dudarlo por un instante, eso sí, no es para hacer una lectura rápida, es necesario leer y reflexionar hasta el mismo punto final. Hacedme caso, no lo dejéis pasar.

Con este libro voy a rellenar una de las casillas de la Yincana Criminal 2021, en concreto la correspondiente aLa acción transcurre en cualquier ciudad española, excepto Barcelona o Madrid”.

“Todos nos necesitamos antes o después, la pena es que no nos demos cuenta hasta que se nos viene el mundo encima.”

“No hay mejor forma de aprender a escribir que leer buena literatura, Alejandro.”



Saludos y cuidaos mucho.