viernes, 28 de diciembre de 2018

EL COLOR DE LAS MAREAS de Mikel Alvira


Título: El color de las Mareas

Autor: Mikel Alvira Palacios

Editorial: Txertoa

Colección: Narrativa

Nº de páginas: 516

Primera edición: 2018

ISBN: 978-841485922

Género: Narrativa




Autor

Mikel Alvira nació en Pamplona, en 1969. Es licenciado en Historia por la Universidad de Deusto. Ha colaborado en el periódico Bilbao (1992-2002), así como en las revistas Ágora (Colegio de Licenciados de Euskadi), RAS (Universidad de Deusto), Libertarios y Atalaya. 
Debutó con su novela Galería de Pasiones, le siguió Un Diablillo en Timanfaya. De entre su obra narrativa destacan: Fraile a la carta (2004), Mediasuela, el retorno del pirata (2004), El noveno libro (2006), El silencio de las hayas (2009), Cuarenta días de mayo (2010), Llegará la lluvia (2011), El mar que te debía (2012) y En la tierra de los nombres propios (2013) y La novela de Rebeca (2015).
Combina su actividad literaria con la redacción de guiones para cine, publicidad y documentales.

Sinopsis

“Se llamaba Beatriz Tussaud y no se casó con el amor de su vida”. Con esta frase arranca esta novela, y también el manuscrito a través del cual el enigmático señor Joaquín revela a Nuria la verdadera historia de su tatarabuela y de cuantos conforman el sorprendente atlas de su familia. “Una mirada puede ser el paso a un mundo infinito”, dice más adelante. Y es que la vida de Beatriz parecía encarrilada hasta que la mirada de Marcel Hugarte lo cambió todo. El color de las mareas es la historia de amor de Beatriz y Marcel, que discurre de 1898 a 1948, y que Nuria reconstruye mediante una investigación que, por momentos, confiere al relato aires de thriller. Cincuenta años en los que se registran crímenes, pasiones inconfesables, giros del destino y, sobre todo, la evidencia de que las relaciones humanas son siempre fascinantes.

Opinión.
Conocí a Mikel Alvira con su libro La novela de Rebeca que fue de los pocos flechazos que he tenido en mi vida solo por portada y sinopsis; me encantó ser la lectora tramposa de ese escritor tramposo que jugó conmigo durante aquella novela. De nuevo aquí la portada es maravillosa.

En este nuevo libro, que he leído gracias a Mª Ángeles del blog Bookeando con Mángeles, me he encontrado con algo que esperaba y mucho más.

Para ir comenzar me encontré con esa frase demoledora del comienzo que te hace pensar en numerosas alternativas: “Se llamaba Beatriz Tussaud y no se casó con el amor de su vida”

Nuria Tussaud es la propietaria de la Galería de Arte Tussaud, un negocio familiar que comenzó siendo una relojería cuando su antepasado Gerard Tussaud decidió dejar de ejercer como topógrafo y asentarse en San Telmo con ese novedoso negocio. Un día llega a la galería un desconocido, un octogenario llamado Joaquín Hugarte que dice estar en poder de un manuscrito en el que se cuenta la historia de su familia, y se lo ofrece. Sea mentira o verdad, ella hace caso a la curiosidad que la carcome y como no, comienza a leerlo.

Nuria se verá transportada en el tiempo a 1898 a ese pueblo a orillas del Cantábrico y comenzará a conocer a su tatarabuela Beatriz Tussaud, una muchacha linda e inexperta que está recién casada con Daniel Sanmartín, un ingeniero lleno de ambición que hará todo lo posible por hacerse un hueco en la exquisita y cerrada alta sociedad de San Telmo. Beatriz está experimentando esa sensación de que no todo es tan maravilloso en el matrimonio como le habían contado. En una fiesta cultural de las que son tradición en la ciudad conocerá a Marcel Hugarte, un poeta libre de las normas sociales, pintor, marinero y lleno de sapiencia, la atracción será inmediata pero la rigidez de la sociedad apenas les podrá mantener en contacto.

Beatriz duda de sus sentimientos, entre el deber y la libertad, y a pesar de que su hermana Lina con la que mantiene jugosas conversaciones, la anima a vivir a amar a ser ella misma, mientras que a Beatriz el miedo la hace mantenerse en una cierta comodidad y en la creencia en un matrimonio que hace aguas, mientras empiezan a llegar los hijos.

Va pasando el tiempo y con él se producen acontecimientos históricos que los van a afectar de lleno, Beatriz va a ir evolucionando, tomando posturas, haciéndose fuerte frente a la adversidad, aunque en ciertos momentos me enfadaba con su actitud, la podía entender como un reflejo de su época, y del papel que de ella se esperaba. En cuanto a Marcel me ha parecido un personaje curioso e interesante, aunque su forma de huir también me sacaba de quicio. 
Una historia de amor en la que los malos entendidos, la distancia hacía que lo que podría haber sido maravilloso se hiciera cada vez más arduo y complicado. Habrá cambios en la sociedad, hará acto de presencia una guerra que dará la vuelta al país y el manuscrito termina en 1948, dejándonos con la intriga de qué ha podido pasar con todos los miembros de la familia Tussaud. Enigma que nos va a dejar sorprendidos una vez más.

Pero no solo vamos a leer esa historia, conociendo a Mikel no podía darnos una sola, va a ir entrelazándola con la que tiene lugar en el presente y la relación entre Nuria y Jorge; además no podían faltar esas reflexiones que no pertenecen ni al presente ni al pasado, que te dejan sin aire, que te hacen leer y releer una y otra vez porque dispara fuerte y tienes la necesidad imperiosa de coger un cuaderno e ir anotando una tras otra para bucear con inmenso placer en esa marea de sentimientos con la que te hace sentir, con la que a pesar de todo lo que puede hundirte, te hace sentir viva.

En conclusión, tenemos un libro de amor, de relaciones personales, de familia, de sacrificio, de crecimiento y sobre todo de secretos que nos irán sorprendiendo mientras notamos el olor a mar y buscamos ese color tan preciado…El color de las mareas. Podréis sentirlo, debéis tomaros vuestro tiempo, todo el necesario para disfrutar uno de los que puedo considerar mis libros del año. 
Descubridlo, os gustará.

De las reflexiones…Son tantas que resulta difícil escoger alguna. Aquí van varias:

“Somos la energía que irradiamos. Somos la voz con que tendemos puentes, el saludo, la sonrisa. Somos eso, poco más. Somos el sueño que perseguimos. El resto, mera fisiología. Somos lo que nos rodea, lo que nos influye o en lo que influimos. Somos el gesto, la frase que rescatamos de un libro, el verso que conocemos u olvidamos. Prácticamente nada más.
Derrochar energía es ser en esencia. Sin energía, lo que somos es la peor versión de lo que podemos ser.”

“Hay minutos que valen años; minutos que valen existencias enteras. Hay minutos que no se ajustan a los patrones convencionales de tiempo, precisamente por eso, porque el tiempo es un invento humano para medir la existencia.
Hay minutos que cuentan como existencias infinitas.
Son esos instantes de creatividad, de emoción o de amor. O los minutos de sorpresa. Son los minutos en los que el mundo se dobla, se convulsiona, se retuerce sobre sí mismo, y nos recuerda que vivir cabe en un minuto si el minuto es consciente.”

“Hay ”para siempres” que duran un instante. Hay “para siempres” que son fugaces, efímeros y endebles. Los pronunciamos para reconfortarnos, pero nos tortura saber que no los cumpliremos. Incluso antes de que el sonido salga por nuestra boca, allá donde las palabras nacen, donde se gestan, donde invernan a la espera de ser desatadas, ya se revela en convencimiento de que será un “para siempre” baldío.”

Saludos y a disfrutar leyendo.


lunes, 17 de diciembre de 2018

AQUELLO QUE FUIMOS de Pilar Muñoz




Título: Aquello que fuimos

Autora: Pilar Muñoz Álamo

Editorial: Autopublicado Amazon

Primera edición: 3 de julio de 2018

Nº Páginas: 396

ISBN: 9781983020407

Género: Ficción contemporánea

Premio Literario Amazon 2018





Autora

Nacida en Pozoblanco (Córdoba), en 1967, aunque reside en la capital cordobesa desde su infancia. Es licenciada en Psicología –Especialidad de Psicología Clínica- por la UNED y funcionaria de la Administración General del Estado (Ministerio de Empleo y Seguridad Social). Aficionada a la escritura desde corta edad y apasionada de la vida, la psique y las relaciones sociales y humanas, hace de la literatura un medio de entretenimiento con el que transmitir, además, la realidad de nuestro tiempo y las emociones, reflexiones y sentimientos que suscita en quienes la viven.

En 2011, publica una recopilación de relatos de ficción de corte intimista, Ellas También Viven. Relatos de Mujer (Editorial Círculo Rojo), al que sigue la publicación en abril de 2014 de su primera novela de lada Los colores de una vida gris (Amazon). Con su segunda novela, ¿A qué llamas tú amor? (Editorial Palabras de Agua – octubre 2014), se adentra en el ámbito de la literatura erótica, sin perder por ello el carácter intimista y reflexivo que hace de esta una obra que va mucho más allá del sexo.

En octubre de 2015, se alzó como ganadora del Concurso de Post Solidarios 2015, con el relato de ficción Algo más que un buen amigo, publicado en el blog literario que administra.
Con Aquello que fuimos se ha alzado con el codiciado Premio Indie de Amazon de este año 2018.

Sinopsis

En plena juventud y tras cuatro años de ausencia, Blanca regresa a su Málaga natal arrastrando una maleta y un pasado que no sabe si podrá afrontar. En otro punto de la ciudad, un año más tarde, Víctor recibe una llamada de teléfono en relación con Fuensanta, su madre, que pondrá su vida en jaque dejando al descubierto una estela de engaños en la que todos se verán implicados, hasta descubrir una oscura verdad. Vidas con diferente origen, fuertemente marcadas por decisiones propias o ajenas de aparente insignificancia. Futuros rotos que requerirán un máximo de valor, fuerza y coraje para poderlos superar.

Opinión

Qué difícil me resulta siempre hablar de los libros de Pilar, ponerle palabras a lo que suscita en mí su lectura es realmente complicado. Sus personajes me tocan muy dentro y de un golpe me arrastran hacia un torbellino de sensaciones que me aturullan hasta el punto de no poder procesar mis sentimientos. Anda que bonito comienzo estoy teniendo…

La novela comienza en Málaga en octubre de 2013, los inicios son de mucho tiempo atrás. Víctor recibe una llamada de teléfono que hace tiempo que espera, aun sin ser realmente consciente de ello, es algo que en algún momento podía pasar. Su madre Fuensanta está en el hospital y su padre en la comisaría, tras haber tenido una fuerte discusión. El miedo se encalla en el estómago de Víctor temiendo saber qué ha podido pasar esta vez.

A continuación, volvemos en el tiempo a 2012 de mano de otra de las protagonistas, Blanca. Vuelve a casa, a Málaga, llena de miedos e incertidumbres tras haber tomado la drástica decisión de huir de su hogar dejando atrás a su familia. No sabe qué se puede encontrar aparte de rechazo, anhela un perdón por parte de sus padres, pero sobre todo lo anhela de sí misma. Debe perdonarse a sí misma por algo que ocurrió en el pasado y que no la deja vivir. Álvaro merece su lucha, todo se puede dejar atrás por el amor inmenso que le tiene, fue débil y tomó una medida desesperada y errónea, ahora toca enmendar su error y en ello se aplicará con todas sus fuerzas.

Con Fuensanta nos vamos a meter de lleno en otra historia de amor, dolorosa y terrible en la que tuvo que tomar decisiones que la van a perseguir de por vida, a ella y a sus hijos: Víctor, Aroa y Raúl. Su nobleza, su confianza y su amor desmedido por Salvador la llevaron de cabeza a un infierno que ni siquiera podía imaginar. La elección que hizo por el bien de los suyos, se volvió contra ellos, ella también debe aprender a perdonarse. A su lado estará la abuela Herminia que lleva sobre sus hombros una pesada losa, pero ahí está ella, fuerte, llena de coraje y sabiduría, ayudándolos a todos siendo el pilar de una familia tan desestructurada.

Lo siento, pero no os voy a decir qué pasa con ellos, qué les ha ocurrido y a qué es a lo que se han ido enfrentando, eso debéis descubrirlo vosotros, y para ello necesitáis una mente limpia, abierta y sin prejuicios.

Os vais a preguntar todo el rato qué relación hay entre los dos personajes principales, para ello atravesarás varios juegos y giros en los que te quedas descolocada; se verá que la vida tiene curiosas formas de jugar con la vida de las personas y luego llegas a un final que consigue dejarte una sonrisa en la boca porque a pesar de todo hay un resquicio para la esperanza.

Los temas que trata son de una realidad y actualidad aplastante, algo que puede pasar en tu calle, o en tu barrio o tres manzanas más allá: la droga, los retos, las relaciones sexuales, las redes sociales, los abusos, el ambiente carcelario, la reinserción, el miedo, las dudas y sobre todo la capacidad de las personas de tomar un camino u otro, porque la vida te da a elegir y tú tomas tus decisiones y todas ellas te marcarán para siempre.

De la forma de escribir solo puedo decir que es maravillosa, debe ser increíblemente difícil dar forma a las palabras para que parezca tan fácil leerlo, para sentirte abrazada por ellas, envueltas en una prosa a la que no se le pueden poner peros, porque se nota que hay mucho trabajo detrás.

Cuando me enteré de que había ganado el Premio Literario de Amazon de 2018, no me pude sentir más feliz porque se trata de un premio muy merecido y le dará una mayor visibilidad para que más personas accedan a su obra.

Está claro que es un libro que recomiendo con confianza y con entusiasmo, buscad el momento adecuado, dadle el tiempo necesario para disfrutarlo y dejaros llevar y releer ciertos párrafos, seguro que me daréis la razón. Tened a mano una libreta que hay mucho que anotar para mantener en el recuerdo y para reflexionar. Para mí uno de los mejores libros que he leído este año.

“Los hechos del pasado, una vez consumados, es absurdo cuestionarlos, ya no se pueden cambiar; el futuro, sí.”

“No hay culpa más invalidante que la que una se echa a sí misma”

“Pero era una alumna aventajada de la vida, una escuela que no entrega títulos en papel porque te los graba en el alma para que no se pierdan.”

“La egolatría o la autodestrucción son mucho más fáciles de usar en ese análisis subjetivo que solemos hacer de nosotros mismos”


Saludos y nos vamos leyendo.



sábado, 15 de diciembre de 2018

Enero. Mes temático de novela negra

Creo que soy un caso perdido. Este año que viene me había propuesto no meterme en retos ni marcarme metas porque después de haber tenido un mal año lector, debo ser consciente de mis limitaciones. Pero resulta que hay un clásico al que no puedo faltar, porque es de las cosas que estoy completamente segura.
Se trata del mes temático que organiza todos los años Laky del blog Libros que hay que leer. Estoy convencida de que lo superaré, y aquí en esta entrada iré poniendo los libros..., vale o el libro que haya leído. No voy ser pesimista.
Os animo a leer el novelas del género que hay mucho y bueno.









1.La banda de Arruti de Jon Arretxe

domingo, 9 de diciembre de 2018

LA BRUMA de Jesús Carnerero





Título: La bruma.

Autor: Jesús Carnerero.

Editorial: Autopublicado

Primera edición: 28 de abril de 2015

Nº de páginas: 270 según lector.

Género: Thriller, intriga.





Autor

Jesús Carnerero (1984, Badajoz) es de San Vicente de Alcántara. Técnico Superior en Producción Audiovisual, Radio y Espectáculos, desde octubre de 2014 ha autopublicado tres novelas: Un lobo como yo, Algún pecado raro, La bruma y El grito de los murciélagos. Las dos primeras son catalogadas por el autor como "novela negra a ritmo de rock", historias inspiradas y basadas en el mundo de la música rock, en sus más trascendentales e importantes exponentes, sus escenarios y sus leyendas; De La bruma, un thriller psicológico con tintes de ciencia ficción, ha repartido dos mil ejemplares por todo el mundo, llegando a alcanzar los primeros puestos de su categoría en Amazon España, en el ranking general de Amazon México y apareciendo también por los de Reino Unido, EEUU e Italia.

Sinopsis

Tras la muerte de Ulises, el grupo de cuatro amigos vuelve a reunirse tras varios años, pero el tiempo ha hecho mella en todos ellos y están sufriendo algunos extraños episodios de ceguera transitoria que les han causado más de un problema.
Demasiado jóvenes para sufrir esos achaques y con unas importantes lagunas en su memoria, empiezan a sospechar que algo no va bien en sus vidas cuando Alan encuentra una foto del grupo junto a un niño que ya nadie parece recordar.

Opinión

Este libro lleva tiempo en mi estantería virtual y mi interacción en redes sociales con su autor ha sido lo que me ha llevado a lanzarme a leerlo. Necesitaba algo para leer que me hiciese realmente desconectar, y aunque el terror no es lo mío, pensé que quizá me podría servir de catarsis.

Hay un grupo de amigos que están experimentando unos extraños incidentes con un común denominador, algo que les ha afectado mucho y que no tiene una explicación normal. Sabremos lo que es porque está escrito desde el punto de vista de cada uno de los cuatro protagonistas: Alan un comercial que viaja muchísimo, tiene una familia bastante peculiar y una vecina, Carol (con la que no he conectado). Irwin es un mujeriego, a pesar de ser un hombre casado y con dos hijos, trabaja en un banco y tiene una vida estable al lado de su mujer, Nadia. Ernest es un tanto gruñón y se sorprende de que la gente vaya a visitar su negocio consistente en una granja ecológica que cultiva en cooperativa. Por último, está Orson, ha conseguido su sueño de ser jugador profesional de golf llegando desde lo más bajo del escalafón, caddie, y está muy orgulloso de ello.

Formaban parte de una pandilla desde niños y a pesar de vivir relativamente cerca apenas se ven, un acontecimiento luctuoso hace que se reencuentren. Se trata de la muerte de otro de los muchachos de la pandilla, Ulises. Siempre tenía mala salud y aunque su muerte les ha supuesto un mazazo no parece que realmente estén muy afectados. Tras la especial ceremonia que hace su pareja, ellos se van de copas y empiezan a tener dificultades, que se repiten desde hace poco tiempo. Cuando cuentan lo que les ha pasado, con bastante vergüenza en algún caso, comprueban que todos tienen en común que los problemas comienzan cuando aparece ante ellos una neblina o bruma.

Es algo muy extraño y quieren saber qué les puede estar ocurriendo. Con la aparición de una fotografía en la que están todos ellos acompañados de un chico al que ninguno de ellos recuerda, Haleil y el encuentro en el hospital con un médico que parece conocer todo acerca de ellos, empiezan a investigar y la acción y la intriga se van intensificando hasta que termina con un final que descoloca y te deja con la boca abierta.

Los personajes están bien estructurados y su personalidad es totalmente coherente, pero todos me han caído fatal, algo que es un mérito porque eso significa que el autor los ha armado bien, y además que yo carezco de empatía. La ejecución está hecha de forma muy correcta, es original y el desenlace es muy chocante.


Como peros, un personaje, Carol, que no he comprendido su existencia, me ha sobrado; los diálogos son correctos, pero en la conversación más larga que hay, que no quiero desvelar sobre qué es porque haría spoiler, se me ha hecho algo pesada. Y la parte lógica, que yo debería haber dejado fuera, me ha tenido todo el tiempo preguntándome cosas que no me cuadraban, pero es que es ciencia ficción y yo no he sido capaz de asumirlo.

Ninguna de las cosas os las puedo desarrollar porque os destriparía la novela y me niego a hacerlo.
En resumen, un libro original, que se lee bastante fácil, está bien escrito y hace que las páginas (virtuales) vuelen literalmente. Lo recomiendo, pero siempre teniendo en cuenta que tiene tintes no realistas, algo que yo no he sido capaz de asimilar, culpa mía por no leer más del género, algo que a los lectores habituales de este seguro que no les chirría. Una lectura entretenida para salir de mi zona de confort.

Saludos y nos vamos leyendo.



jueves, 29 de noviembre de 2018

LA MADRE de Fiona Barton



Título: La madre

Autora: Fiona Barton

Editorial: Editorial Planeta

Primera edición: octubre de 2018

Número de páginas: 544

ISBN: 9788408196754

Género: Novela negra, thriller



Autora

Fiona Barton (Cambridge, Reino Unido, 1957) cuenta con una dilatada carrera en el mundo del periodismo, el Daily Mail, el Mail on Sunday, y ex redactora de sucesos del Daily Telegraphy y ha trabajado en muchos juicios, incluyendo la desaparición de Madeline McCann. Fue galardonada con el prestigioso Premio Nacional de la Prensa británica. Desde 2008 trabaja formando a periodistas exiliados y amenazados en todo el mundo. Se dio a conocer en España con La viuda.
Fiona Barton reside actualmente en el sur de Francia con su marido.

Sinopsis

Un escueto párrafo en el periódico anuncia el hallazgo de unos restos antiguos de un bebé en una zona en construcción de Londres. Muy pocos lectores siquiera le echarán un vistazo.
Para tres mujeres, sin embargo, la noticia es imposible de ignorar. Para la primera, es el recuerdo de lo peor que le ha pasado en la vida. Para la segunda, la peligrosa posibilidad de que su secreto más oculto sea revelado. Para la tercera, la periodista Kate Waters, la primera pista en una carrera para descubrir la verdad.
Secretos guardados durante años, enterrados bajo tierra y en el fondo del corazón, saldrán a la luz para cambiar tres vidas para siempre.


Opinión

La novela que traigo hoy es de estas que te llaman poderosamente la atención por el título, la sinopsis me intrigó y como el grupo de #SoyYincanera la iba a leer, me subí al carro, con mis más y mis menos en cuanto a concentración se refiere.

La acción comienza con las obras en un viejo edificio que se pretende remodelar, al quitar una vieja y pesada jardinera encuentran el cadáver de un bebé recién nacido envuelto en periódicos. Al parecer llevaba mucho tiempo allí, y es por eso por lo que solo merece unas líneas en un periódico. Su identidad es una incógnita y los motivos por los que apareció allí son preguntas de las que nos hacemos y nos dan vueltas en la cabeza cuando vemos una noticia así en las medios de comunicación.

Pero hay tres mujeres que se van a ver profundamente afectadas por la noticia, Kate Waters una periodista veterana, que intuye que tras esas líneas puede haber una gran historia, la de Emma Simmons que reacciona con terror ante lo que lee, está pasando una mala racha depresiva y el lugar donde lo han encontrado fue donde vivió en su infancia, algo que la marcó de por vida. Y Ángela Irving que al leer esas líneas tiene el pálpito una vez más de que se trata de Alice, la hija que le arrebataron cuando dio a luz en el hospital mientras ella se daba una ducha. Al dolor de perderla se suma la inmensa culpa que nunca ha superado y que va sobre sus hombros como una pesada losa, y que tanto su marido como sus otros hijos no entienden.

La policía comienza la investigación, pero Kate está mucho más motivada, el periódico donde trabaja está haciendo una restructuración de plantilla porque en esta época de internet, las noticias y las primicias ya no son lo que eran, así que con su becario Joe comenzará a tirar del hilo. Ella no es agresiva como otros periodistas, lo que sí que es, es tenaz, lo que pronto hará que tenga mejores resultados que los de la policía.

Al margen de esas tres mujeres que son los tres pilares de la novela, hay que hacer mención de otra, Jude Massingham, madre de Emma, una mujer egoísta, calculadora que es capaz de poner todo por encima de su bienestar y sus sentimientos. Ahora está intentando retomar la relación que tuvo con Will, el hombre con el que convivía cuando decidió echar a Emma de casa. No tiene capacidad de autocrítica y los malos siempre son los demás, algo que no hace más que alejarla de su hija.

Con estos potentes personajes de los cuales vamos a ir conociendo su historia en capítulos ágiles y cortos, va jugando la autora haciendo que nos impliquemos más y más en la lectura, nos hace empatizar con cada una de las mujeres, y con sus sentimientos.

El miedo, la culpa, la depresión, la desidia van a ir desfilando ante nosotros, pero también lo harán la fuerza, la pasión por lo que se hace y la capacidad de superación. La intriga está servida y aunque podemos ser capaces de intuir lo que va a ocurrir, la autora pega un par de giros que nos dejan descolocados y nos llevan a un final que al menos a mí me ha sorprendido.
Deja también unas buenas perlas de crítica al nuevo sistema de información, las nuevas "leyes"de la prensa, la volatilidad de las noticias y la superficialidad de estas.

Quizá no pueda decir que es una obra maestra pero sí que me ha entretenido y a la vez me ha hecho reflexionar mucho sobre situaciones límite en las que no sabemos cómo podríamos actuar. Se lee bien y es original. Es una lectura de esas que te pueden acompañar en un fin de semana y que se lee muy fácil. Ideal para dejarse llevar sin complicaciones.

Una lectura que hemos compartido en #SoyYincanera y que nos ha dejado frases de las que no se olvidan.

“Odio las pastillas, significan que estoy fracasando. Me gustaría tirarlas a la basura, pero ¿y si no consigo salir adelante sin ellas?”

“La mayor parte del tiempo siento como si me envolviera una densa niebla. No consigo vislumbrar lo que tengo por delante, me da miedo, demasiado miedo para continuar”.

Saludos y nos vamos leyendo.

viernes, 23 de noviembre de 2018

AGUACERO de Luis Roso






Título: Aguacero

Autor: Luis Roso

Editorial: Ediciones B

Primera edición: 2016

Género: Novela Negra

Nº Páginas: 408

ISBN: 9788466659215



Autor

Luis Roso nacido en Moraleja, Cáceres, en 1988 es licenciado en Filología Hispánica por la Universidad de Salamanca, en Filología Inglesa por la Universidad Autónoma de Barcelona y posee un máster en Literatura Española e Hispanoamericana.

Apasionado de la literatura, la historia, el cine y el deporte, actualmente trabaja como profesor de secundaria. Admira a Delibes, Cela, Ferlosio, Sender, Barea y Martín Santos.
Aguacero fue su primera novela, retomando a su protagonista Ernesto Trevejo en Primavera Cruel.


Sinopsis

Año 1955. El inspector Ernesto Trevejo recibe el encargo de investigar cuatro crímenes en un pueblo de la sierra madrileña donde se está construyendo un pantano: dos guardias civiles han sido torturados hasta la muerte; el alcalde del municipio y su esposa, ejecutados a sangre fría. Un posible asesino en serie podría aterrorizar a la región mientras se desarrollan las obras. El asunto debe ser resuelto –y silenciado- cuanto antes.

Siguiendo los pasos de una investigación que destapará odios, secretos e intereses ocultos, el lector se traslada a una España en blanco y negro. De fondo, el rumor incesante de la lluvia que acompañará al protagonista en su viaje a un escenario rural, remoto, casi salvaje.
El extraordinario debut de Luis Roso en el género noir es al mismo tiempo un adictivo thriller literario y una mirada nueva sobre los años más duros del franquismo.

Opinión

La lectura del libro que hoy traigo ha estado llena de peripecias, alguna más divertida que otra y es que es un libro que quería leer desde hace tiempo, y por distintas causas he leído después del que cronológicamente es anterior, Primavera cruel, pero no ha habido ningún problema y por una vez se ha demostrado que la paciencia es una virtud y ha merecido la pena conocer los orígenes del inspector Trevejo.

Tengo que decir que en este mi primer encuentro con Ernesto Trevejo me cayó mal, lo que demuestra lo bien retratado que lo ha dejado su autor. Pronto cambiaría de opinión sobre él, sobre todo cuando saca su artillería pesada de cinismo e ironía.

En Las Angustias, un pequeño pueblo de montaña situado al noroeste de la provincia de Madrid, han matado y torturado a dos guardias civiles sin que haya sido posible averiguar realmente quién ha sido el asesino, se echó un tupido velo sobre el tema, se efectuaron las detenciones que se creyeron oportunas, pero poco más. Ahora el pueblo se ve de nuevo sobresaltado por otras dos muertes, la del alcalde y su mujer; esto ya son palabras mayores por lo que es necesario mandar a alguien a resolver un caso en el que la Guardia Civil no ha estado muy fina. El refuerzo viene dado por órdenes directas de arriba y recae la investigación sobre el inspector Ernesto Trevejo. Difícil tarea la de resolver los asesinatos y encima encontrar ayuda y colaboración entre dos cuerpos que no se llevan demasiado bien.

Trevejo llegará al pueblo y trabajará en colaboración con un guardia civil de nombre original, Aparecido Gutiérrez, con el que a pesar de lo que podría suponerse, se produce una buena conexión. Este lo llevará a los lugares de los asesinatos a bordo de un sidecar, en unos días en los que no dejará de llover. Una imagen que me ha sacado más de una sonrisa. El contraste entre ellos dos, uno que viene de la ciudad con experiencia en el juego sucio y solapado en el que los odios se disfrazan de política, y el otro más rural, pero de mente ágil es una gozada.

Conforme vamos avanzando en una investigación que se ve claramente manipulada para dar carpetazo al asunto, nos vamos adentrando en una España en blanco y negro, en la que a pesar del tiempo transcurrido desde el final de la Guerra Civil sigue manteniendo el rescoldo de la marginación, el odio, la venganza, el rencor y el hambre que se pueden oler a cada paso. Un ambiente rural en el que todos conocen a todos y todo puede ocurrir.

Conoceremos a los responsables de la construcción de un pantano, los de arriba y los de abajo, los que únicamente se guían por la avaricia y los plazos de cara a los focos y esos otros que malviven en condiciones miserables llenas de hambre y enfermedad. Gentes que huyendo de la miseria de sus tierras andaluzas llegaron a un lugar tan pobre como el que dejaron atrás, con la salvedad de que ahora tienen algo que comer. Será fácil encontrar en ese ambiente al cabeza de turco que les servirá como asesino. Aunque Trevejo no se va a dar por satisfecho, hay demasiados flecos sueltos, y seguirá investigando al margen del canal oficial, resolviendo el caso de forma impecable.

Decir que lo he pasado bien es poco, me ha gustado la forma de escribir del autor, los diálogos creíbles y llenos de retranca, la buena ambientación, en la que se ha esmerado el autor, los personajes llenos de carisma, a las buenas y a las malas, a más de uno daban ganas de darle con la mano abierta, y por supuesto la investigación. Me he sentido mojada y con frío, con rabia y con impotencia ante la actuación de algunos individuos, la pena también me ha embargado por la maldad que se esconde tras las acciones de seres que únicamente se mueven por interés y por salir en la foto. Y he tenido una sonrisa cada vez que el inspector le soltaba a su superior uno de “Susórdenes”.

Queda claro que me ha gustado y que lo recomiendo, y su posterior entrega también me gustó, así que espero que en algún momento vuelva a trabajar y a hacer estragos entre la población femenina el inspector Trevejo. No os lo perdáis. Os gustará.

Es duro, pero es así, mejor muerto que tullido, que a los muertos se les llora pero no hay que darles de comer”

“-¿Por qué se metió usted a policía?
- Porque no valía para ladrón. Ni para cantante. Ni para político.”

Saludos y a disfrutar leyendo.