sábado, 16 de noviembre de 2013

MALDITA de Mercedes Pinto Maldonado


Título: Maldita

Autora: Mercedes Pinto Maldonado

Formato: Versión Kindle

Nºde páginas: 295 depende del lector utilizado.

Publicación: Autopublicado en Amazon, enero de 2012

Género: Drama

ASIN: B006YPQVLC
 

Autora

Esta vez ella habla sobre sí misma:

Nací en Granada, allá por los años sesenta, pero resido en Málaga. Estoy casada y tengo tres hijos. Estudié medicina en las facultades de Granada y Málaga, pero lo dejé para dedicarme de lleno a la pintura y la literatura. Con varias exposiciones de pintura en mi haber, finalmente me decanté por la literatura, porque es la disciplina artística en la que más cómoda me siento y en creo que mejor me expreso.

Tengo cuatro libros publicados con «Ediciones B» en su línea digital «B de Ebooks»:«El talento de Nano» (novela juvenil), «La última vuelta del scaife»(novela histórica), «Maldita» (novela trágico romántica ambientada en los años cincuenta) y «Pretérito imperfecto» (novela trágico romántica).
Mi última obra, «El fotógrafo de paisajes» (novela negra) ha sido publicada por «Ediciones Tagus», el sello digital de«Planeta de los Libros». Aunque actualmente todas mis obras están solo en formato digital, he firmado un contrato con «Ediciones B» para la publicación en papel la primavera del 2014 de «Maldita» y «Pretérito imperfecto».
Actualmente estoy trabajando en dos novelas, una histórica y otra de intriga.
Estoy representada por ZW Agencia Literaria.

 
Sinopsis

Lucía llega al mundo marcada por la muerte de su madre y rodeada de los secretos, odios y rencores acumulados por cinco de las generaciones que la antecedieron. Su padre, un cacique que goza de gran poder económico y social en la comarca, la repudia desde el momento en la que es concebida condenándola a vivir para el resto de su vida en una casucha apartada de la vida que merece. Su encierro hace de ella una criatura especial pero incapaz de salir al exterior. Ella desconoce que ha venido al mundo a cumplir una misión: acabar con todo el resentimiento que han ido sembrando en aquellas tierras los cinco Diego del Valle que las ocuparon.
A pesar de estar estigmatizada desde antes de su nacimiento y ser pasto del odio y la ambición de algunas de las personas que se cruzan en su existencia, la valentía de un muchacho que vive en las tierras vecinas, que se cuela por una pequeña grieta en su pequeño y oscuro mundo, hace de ella una criatura llena de luz.
Y Maldita, como la llamara su padre, se convierte en Lucía, luz del día; aunque habrá de hacerse una mujer antes de que se cumplan las palabras proféticas que su madre pronunció antes de morir.

Opinión

Es un libro precioso y muy emotivo, de no haber sabido de qué iba ni me hubiera acercado, porque el nombre puede llevar a conclusiones erróneas, y más aún en la abundancia de libros de vampiros y demás parafernalia que nos rodea.

Es un libro muy difícil de reseñar porque no quiero contar, y hay que contar, y al contar se puede perder la magia del cara a cara, porque es eso lo que te atrapará desde el primer momento en que comiences a leer. Hay demasiados secretos que no deben ser desvelados hasta que se lean, porque ellos te envolverán y te guiarán…lo último que deseo hacer es un “spoiler”.

La autora no aclara demasiado la época en la que transcurren los hechos, pero considero que por la forma y el fondo, deben ser los años cincuenta, y muy probablemente en el sur, aunque puede ser casi cualquier lugar de la siempre denominada España profunda.

Se ve que era tiempo de escasez, donde los terratenientes no se mezclan con los trabajadores, donde una mala palabra dicha a un rico te puede llevar a la ruina, donde las habladurías podían hacer mucho daño y marcar tu vida y tu destino; donde los poderosos conseguían lo que querían comprando con su dinero las voluntades de un pueblo entero, donde el dinero, el miedo y el respeto eran la ley.

Se trata de un libro de buenos y malos fundamentalmente, aunque también hay algún pusilánime que por miedo, hace que la historia transcurra como lo hace.

El protagonista principal, que es el que tiene en sus manos las vidas y los destinos del resto de personajes es el cacique local, Diego del Valle. Un hombre orgulloso, altanero, acostumbrado a tenerlo todo y lo mejor, que da mucha más importancia a su orgullo y su apellido, que a cualquier cosa. Trata a los demás con dureza y despotismo y se cree en posesión de la verdad y la justicia, pero a la vez es una persona triste y rencorosa que nada en una inmensa tristeza, al no conocer ni reconocer el amor, ni de su padre, ni de su madre, y posteriormente de su esposa, Adela.

Adela la mujer más guapa de las que estaban en el pueblo y que se enamora locamente de Diego, casándose con él. Su marido la repudia al verla abrazada a su vecino, y desde ese momento muere para él, tanto ella como el bebé que llevaba en su vientre. No la hecha de la casa por el qué dirán, y acepta el retoño por no reconocer unos posibles cuernos. Muere al dar a luz a la protagonista, y lo único que puede darle es su nombre: Lucía, aunque su padre desde el primer al último aliento la llamará Maldita.

Carmen, la madre de Adela se hará cargo de su nieta y vivirá por y para ella, desterradas las dos por orden de Diego a un cuartucho de la hacienda en la que nunca podrán poner los pies, separados por la despensa.

Ella será una auténtica abuela coraje que criará a la niña y la enseñará y al ser con la única que habla le dará sus nociones del mundo y ejercerá de memoria viva de la madre que Lucía perdió.

Al morir repentinamente, cuando Lucía tiene solo tres años y medio, ésta queda totalmente sola y con un pánico cerval a salir a la calle. Su padre se desentiende de ella totalmente, y deja que entre otros la vayan cuidando.

Luisa y Juan son los vecinos, que se encargarán de llevarle comida caliente, y atender sus necesidades. Pero Lucía ya no tendrá eso de lo que todo ser humano se alimenta, más que de la propia comida, amor, cariño y contacto.

Se puede ver como Lucía tiene unas habilidades extraordinarias para una niña de su edad, y puede apañárselas sola, en su pequeño universo, que ella va creando poco a poco.

Los vecinos tienen a su hijo, Juan, un niño problemático, tirano, frío manipulador, al que todos compadecen por una deformación que sufrió como causa de un accidente, pero da igual, porque él se considera superior a los demás, de quien únicamente tiene celos es de su primo huérfano Ángel, que comenzó a vivir con ellos cuando murieron sus padres.

Juan comenzará a hacer de dios con la pequeña Lucía, enseñándola a leer y demás, como si de un experimento se tratase, una competición para saber qué puede conseguir de ella y hasta donde puede llegar con su inteligencia, no importándole presionarla con castigos, solo buscando resultados.

Pero la pequeña Lucía encontrará el cariño, el amor, la comprensión en Ángel, que al contrario que su primo, se encargará de darle a su alma todo aquello de lo que adolece su primo.

Así uno por las mañanas, y el otro por las tardes, a escondidas el uno del otro y de Diego irán modelando el carácter de una niña totalmente pura e inocente, que no tiene referencias más que las que le legó su abuela y las que coge de los libros, debido a su voluntario encierro.

Herminia, por azar y necesidad se convierte en el ama de llaves de la hacienda, una mujer muy trabajadora, pobre y con cinco hijos que criar, se muestra sencilla, sincera, amable y sobre todo bondadosa con la pequeña Lucía.

Entre todos y ninguno, en compañía y en soledad profunda, la pequeña Lucía se nos va revelando cada vez más tierna, más perspicaz y autodidacta, ajena por completo a los dramas, rencores, venganzas y revelaciones que se van sucediendo en la Hacienda, de los que ella en mayor o menor medida es la protagonista.

Los hechos se suceden de forma vertiginosa, y van saliendo a la luz, secretos y mentiras, todos ellos bajo el hechizo de unos ojos de color violeta.

Todos los personajes van ligándose y desligándose de una forma dura, cruel y prodigiosa, entre las hábiles manos de la autora.

El fin del libro, años después, con todos los personajes puestos en su sitio por el tiempo y el destino, te hace reconciliarte con el ser humano, con la parte buena que todos buscamos encontrar.

Qué decir, que el libro me ha gustado mucho, no, bastante. Me ha enganchado y cautivado por su dulzura, por la trama, por los personajes, por los sentimientos.

Es ameno, ágil y entretenido, los personajes son cercanos porque consigues conocerlos al dedillo por la descripción interna que de ellos hace la autora y resultan bastante creíbles, los diálogos nada rebuscados.

Sólo tiene un pero y un casi. El pero…resulta todo tan creíble, que lo de que la protagonista sea tan, tan pequeña en el inicio de la novela, no encaja para todo lo que hace, claro que si la hace mayor, perdería naturalidad e inocencia.

Y el casi…el final…un poco precipitado y un poco lo que quieres que pase…

En fin que si queréis saber más, todo el meollo y todos los misterios tendréis que leer el libro, está muy barato en Amazon, y según me contó un pajarito saldrá próximamente en papel. Yo sinceramente os lo recomiendo.

Saludos y nos vamos leyendo.

 

8 comentarios:

  1. Una reseña fantástica, tenía el libro en mi lista de pendientes, lo adelantaré unos puestos. Tienes razón en lo del nombre, pensaba que era una novela de terror. Saludos

    ResponderEliminar
  2. Cuesta nombrar el libro, hasta que uno se da cuenta al leerlo del por que, yo creo que fue el primer libro que ley de Mercedes Pinto o " La Señora de Las Letras", has hecho Mari una reseña formidable y valiente, te has atrevido a poner los "peros" que tu le has encontrado, generalmente el lector omite estos "peros" por miedo de dar un disgustin al autor, te ha gustado Maldita y desde luego tu reseña invita a leerlo, ahora las dos sabemos que es una gran novela, si no lo hubiera leído con tu reseña me iría ahora mismo a comprarlo.
    Cosillas.......

    ResponderEliminar
  3. Una reseña completísima, Mari. Yo también fue el que leí primero de Mercedes, también le vi esa "pega" de la edad de Lucía y su desenvoltura, pero el conjunto del libro hace que sea leve y no la tengas en cuenta. Es una novela de las que recuerdas con el paso del tiempo como una gran lectura, para mí, una de mis favoritas.

    ResponderEliminar
  4. Tenía preparadas unas palabras desde ayer por la mañana, pero como me quedé sin Internet... Podría cortar y pegar, pero resulta que Cosillas se me ha adelantado y dice prácticamente lo mismo que yo pienso. Además de ser una reseña magnífica por lo bien escrita, lo trabajada y el cariño que has puesto en ella, es una reseña valiente, de las que a mí me gustan, te lo agradezco muy especialmente. No eres la primera que pone estos dos peros a la novela, así que no me queda más remedio que tomar nota y aprender para la próxima.
    Gracias, Mari, de verdad que me encanta tu forma de reseñar y el trato que le has dado a Lucía.

    ResponderEliminar
  5. Que la propia autora te de las gracias por la reseña...qué más se puede pedir!!.
    Algo que no he dicho, que me dejé en el tintero, y es muy importante, es que este libro es totalmente diferente al del Scaife, y que la autora ha evolucionado mucho escritora, y se nota. No es peloteo.
    Gracias por comentar.

    ResponderEliminar
  6. Me lo apunto porque tiene una pinta tremenda. Es un gusto tener autores no tan conocidos y que puedan hacer obras como esta. ¡Felicidades por la reseña!

    ResponderEliminar
  7. Espero que no lo lea la autora porque se va a reír de mi pero es en serio tengo que parar un día la voragine en la que estoy metido y leer un libro suyo porque es una deuda

    ResponderEliminar

GRACIAS POR COMENTAR, LOS COMENTARIOS ME ANIMAN A SEGUIR Y SIRVEN PARA DEBATIR.