viernes, 2 de diciembre de 2016

SOMBRAS DE AGUA de Félix Modroño


Título: Sombras de agua

Autor: Félix G. Modroño

Editorial: Algaida

Primera Edición: Octubre de 2016

Nº Páginas: 352

ISBN: 978-84-9067-680-6

Género: Intriga, histórica





Autor

Félix G. Modroño es nacido en Vizcaya y actualmente reside en Sevilla, su primera obra fue una recopilación de fotografías llamada Villalpando, paisajes y rincones, hecha como homenaje al pueblo de sus padres. Posteriormente un accidente le dejó postrado e inmóvil y en esa larga recuperación retomó la pasión por escribir, que había abandonado. En 2007 publicó La sangre de los crucificados, primera aventura de don Fernando de Zúñiga, a la que siguió en 2009 Muerte dulcec on el mismo protagonista. En 2012, con La ciudad de los ojos grises, consigue su primer gran éxito literario en un registro completamente diferente al de las dos anteriores. El premio Ateneo de Sevilla en 2014 con Secretos del Arenal supuso el espaldarazo definitivo a su carrera. Sombras de agua, de nuevo con el doctor Zúñiga, es su última novela.

Sinopsis

En el invierno de 1684, el doctor Zúñiga parte desde Valencia con destino a Venecia para cumplir con una importante misión diplomática. Sin embargo, sus dotes como investigador han traspasado fronteras y el dogo le encarga que averigüe lo que se esconde detrás de un mensaje anónimo que amenaza con el hundimiento de la ciudad.
Para ello contará con la ayuda de Elena Corner Piscopia, la primera mujer reconocida con un doctorado universitario, quien ha organizado una reunión de científicos para debatir sobre la vigencia del pensamiento de Aristóteles. A ella acudirán desde Newton o Halley hasta Leibniz.
Inmerso en una Venecia fría y brumosa, marcada por los carnavales y la música, y con las mentes más brillantes de Europa a solo unos pasos de él, el doctor Zúñiga vivirá una de las experiencias más apasionantes de su vida.

Opinión

Con el libro que traigo hoy cumplo uno de mis pequeños sueños que es leer a Félix Modroño con el que quedé fascinada en sus Secretos del Arenal. Los personajes de esta novela ya son conocidos por el público por sus dos anteriores entregas, pero no es necesario leerlas para poder seguir perfectamente la trama.

Estamos en el año 1684, nuestro protagonista Don Fernando de Zúñiga, vizconde del Castañar, ha recibido el encargo de la reina regente Mariana de Austria de viajar a Venecia para conseguir que el Dogo veneciano se alíe con otros países europeos para luchar contra los turcos en una nueva alianza en la que España puede aportar mucho nombre pero poca ganancia. Por supuesto D. Fernando accederá a realizar esa misión y se encaminará con Pelayo su ayudante y amigo hacia Valencia, desde donde partirá en barco hacia Venecia.
A pesar de su corta estancia en la ciudad del Turia le requerirán para investigar el robo del Santo Grial de la catedral valenciana. Aunque la curiosidad le pica no podrá ponerse manos a la obra ya que el encargo real que lleva es de mayor importancia.

Su llegada a la Serenísima República de Venecia coincide con la celebración de los carnavales, y con una importante reunión de científicos de toda Europa que han sido convocados por Elena Corner Piscopia, la primera mujer doctorada de la historia para debatir acerca de las tesis aristotélicas y a la vez presentar al mundo sus nuevas investigaciones.

Tras hacer las oportunas gestiones con el Dogo veneciano que le pondrá al corriente de la curiosa forma de gobernar en la ciudad de los canales. Solicitará su ayuda para averiguar qué se esconde tras la recepción de un anónimo en el que se avisa del próximo hundimiento en sangre de la ciudad. Un aviso que puede resultar extraño pero que viene acompañado de la desaparición de reliquias de gran significado simbólico así como del asesinato de personas de alta relevancia en la sociedad veneciana. Don Fernando se aplicará en la resolución de los enigmas echando mano de su intuición y de sus ya famosas dotes deductivas, acompañado de la interesante y enigmática Elena Corner.

Por su parte, Pelayo se verá expuesto de golpe y porrazo a un mundo que le resulta totalmente ajeno. Lo que se vive en Salamanca no tiene nada que ver con lo que se encuentra en Venecia, la forma de vivir y de ser de los habitantes de la ciudad lo dejarán obnubilado y además se verá envuelto en una historia de amor que resulta ser muy diferente a lo que ha sentido hasta ahora, lo que siente por Águeda es más que un amor platónico.

Paso a paso el doctor Zúñiga va a ir deduciendo los pasos siguientes que llevarán a cabo los que tienen en vilo a la ciudad, ahora ya se tratará de conseguir adelantarse y poder poner freno a los asesinatos y robos.

Con una prosa realmente exquisita y una ambientación realmente admirable, basada en un labor de investigación que ha debido resultar muy laboriosa, el autor nos lleva a una Venecia que vive y vibra con sus carnavales que duran casi la mitad del año, donde gran parte de los ciudadanos y visitantes se esconden tras máscaras y disfraces. Nos podemos dejar llevar por esos paseos en góndola lejos de oídos indiscretos, asistiendo a los primeros pálpitos de amor entre Fernando y Elena, y encontrarnos tras una esquina con personajes tan importantes como Isaac Newton, Leibniz, hablar con Vivaldi e incluso Stradivari es un lujo al alcance de pocos. Que anécdotas históricas y personajes fluyan dando vida a una novela sin resultar fuera de lugar o pesados es algo que pocos consiguen y aquí se puede ver a la perfección.

Como lecciones para aprender, la forma de gobierno de la República de Venecia a prueba de corruptos, con el lema de que un dogo debe servir a la República y no al revés, los numerosos sistemas de control de los elegidos y sus familias; las discusiones entre científicos, las leyendas acerca de los orígenes de la ciudad y esa ácida crítica acerca del comportamiento de los primeros cruzados en la conquista de Bizancio narrado por el historiador Nicetas Chionates que se puede encontrar en él.

Un libro completo y muy bien escrito que me ha dejado totalmente a admirada y que creo que puedo decir que está entre mis mejores lecturas del año. Lo recomiendo encarecidamente. Seguro que os va a gustar.

Aunque los españoles tienen ingenio, capacidad y medios suficientes para restaurar su país, no lograran hacerlo; y aunque enteramente capaces de salvar su Estado, no lo salvarán; porque les falta voluntad de hacerlo.

Pero es ambicioso consigo mismo, al igual que toda persona inteligente, y nunca estará satisfecho con su saber.

Cuántas disputas se hubieran evitado los pueblos a lo largo de su historia si toda la humanidad hubiera profesado la misma religión.

Porque Dios tenía que existir. Tanta gente a lo largo de tantos siglos no podía estar equivocada.


Muchas gracias a los blogs organizadores de la lectura conjunta y a la editorial ya que gracias a ellos he podido leer este libro.



Saludos y a leer.