miércoles, 3 de junio de 2015

LOS AMORES AUSENTES de Gabriel Neila

Título: Los amores ausentes

Autor: Gabriel Neila

Editorial: Sial Pigmalión

Colección: Narrativa

Primera Edición: 24 de Abril de 2015.

Nº de páginas: 107

ISBN: 9788416447022

Género: Narrativa, relatos.




Sinopsis
Libro de relatos del que  David Felipe Arranz, director del programa cultural de radio El marcapáginas (Gestiona Radio), dice en su prólogo a "Los amores ausentes":
"Las de Gabriel Neila son las imágenes alejadas del encuentro gozoso con el amor, una apuesta sincera y valiente por una literatura que no es usual y que marca la dinámica de la patología emocional que vivimos, la fragmentación del sujeto a cuya muerte asistimos los lectores."






Autor
Gabriel Neila, nacido en Gijón en 1983 es licenciado en filología inglesa y máster en Lingüística Aplicada a la enseñanza del español. En la actualidad ejerce como profesor de español para extranjeros en la Universidad de Alcalá de Henares. Desde hace varios años participa en el Taller de Escritura Creativa que dirige Clara Obligado. Algunos de sus relatos han aparecido en las antologías “Y usted de qué se ríe” (De Lirios del Taller, 2013) y “La isla” (Nuevos narradores, 2014), Generación Subway (Editorial Playa de Ákaba, 2014)  y La primera vez que no perdí el alma encontré el sexo (Sial Pigmalión 2015).
Asimismo ha traducido a Gilbert K. Chesterton, Kingsley Amis y ha investigado sobre la recepción de autores de habla inglesa en la España de posguerra. En la actualidad administra regularmente el blog “De Letras”, donde aparecen notas de lectura, reseñas, relatos propios y reflexiones sobre el mundo literario.
La vida en minúsculas fue  su primer libro de relatos, reseñado ya en este blog le hizo merecedor del Premio Escriduende 2014 al autor más original y creativo.

Opinión

Hoy toca libro de relatos. Uno que me toca de cerca, porque ejercí de lectora cero, y me sorprendió por la el contenido, la forma y la madurez en el que está escrito.

Se trata del segundo libro de relatos que escribe Gabriel Neila, y en él se aprecia su evolución creativa y narrativa cada vez más positiva. Si ya con su vida en minúsculas me cautivó, con este me ha dejado de piedra, porque resulta muy complicado leerlo y permanecer impasible.
Cada uno de los relatos se centra en un tipo de amor, un amor que se va, un amor que de un modo u otro se desliza por la corriente de la pérdida, de la ausencia.
No se trata de relatos románticos ni muchísimo menos, se trata de una disección de la sociedad que nos rodea, con situaciones reales, quizá demasiado habituales, en las que de algún modo nos podemos ver reflejados a nosotros o a alguien cercano.
Ese primer amor adolescente que quema por primera vez, como sólo se quema a esas edades, con la complicidad de una madre que asiste impotente a la más que probable desdicha de su retoño, intentando suavizar el dolor de la ausencia.
Ese amor perdido a la vez que la inocencia, que transmuta en odio desprecio y rencor, mientras construye murallas alrededor de una isla.
El amor narcisista que tras un jarro de agua fría parece diluirse hasta encontrar un poco de humanidad dentro de una rígida fachada sin mácula.
El amor que aparece tras el rincón más insospechado del mundo virtual, que disputa un doloroso duelo entre realidad amarga e imaginación.
La invisibilidad de una persona que asiste como oyente a la muerte por interés y venganza de una relación amorosa imposible, en una historia de rabiosa actualidad.
La revelación impactante de un nuevo y recién estrenado sentimiento con el que se pondrá fin a una unión de amor insano basado en apariencias.
Una confesión que tirará por tierra las relaciones de una mujer de la noche.
La maltrecha unión de una familia de cartón piedra que se sostiene sobre unos vínculos ya desintegrados desmitificando el final de los cuentos de hadas.
El rencor de una separación que lleva aparejada una venganza.
Recuerdos de unos encuentros secretos.

Engaños, mentiras, realidad, utopía, miedo,rencor valentía, y sobre todo actualidad, rabiosa e inmisericorde, serán a algunas de las situaciones a las que asistirás cuando te leas estos relatos, mientras un sentimiento de impotencia te irá arrasando mientras observas en qué sociedad nos movemos, en qué nos hemos convertido, qué hemos ganado y qué se quedó en el camino.
Gabriel lo describe con una grata y sencilla elegancia, siempre en primera persona, para conseguir una mayor empatía con el lector en cada uno de los casos.
Y cuando termines te preguntarás qué ocurrirá mañana... Y en mi caso, qué conseguirá Gabriel el día que se lance a escribir una novela.
Yo lo estoy deseando.

Os lo recomiendo encarecidamente. Seguro que os gustará



Saludos y a leer.

8 comentarios:

  1. No me acaba de gustar mucho que sea un libro de relatos así es que lo dejaré pasar. Un saludo y gracias por la reseña :D

    ResponderEliminar
  2. Yo esta vez lo dejo pasar. Los relatos no son lo mío.

    Bs.

    ResponderEliminar
  3. Es un escritor que tiene un estilo de escritura que me gusta mucho

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este es distinto a La vida en minúsculas, pero tiene mucha garra

      Eliminar
  4. Los relatos son un mundo en sí mismos. A mí me gustan, para intercalar lecturas.

    ResponderEliminar
  5. Los relatos son un mundo en sí mismos. A mí me gustan, para intercalar lecturas.

    ResponderEliminar
  6. Sabes? Me gusta hasta el título
    Lo voy a buscar
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Hola!!! no soy mucho de relatos, pero a lo mejor le doy una oportunidad a este libro. Garcias por la reseña
    Un abrazo y nos leemos

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar.
El contenido de la entrada es mi opinión como lectora y por tanto es totalmente subjetiva.