lunes, 15 de mayo de 2017

ESTARÉ ESPERANDO PARA MATARTE de Félix Ángel Moreno Ruiz


Título: Estaré esperando para matarte

Autor: Félix Ángel Moreno Ruiz

Editorial: Ediciones En Huida

Colección: El Refugio.

Primera edición: 2016

ISBN: 9788494505539

Género: Intriga, policiaca




Autor

Félix Ángel Moreno Ruiz nacido en Pozoblanco, Córdoba, en 1969, es Licenciado en Filología Hispánica, es profesor de Lengua Castellana y Literatura en el IES "Ricardo Delgado Vizcaíno" de Pozoblanco. Ha publicado varios relatos en revistas y también participó en el libro colectivo La puerta de los sueños, Premio Solienses 2010. Con la novela policíaca Un revolver en la maleta (2012), su primera obra, ganó el Premio Solienses 2013. En 2013 publicó la obra teatral Pañuelos bajo la lluvia (accésit del VIII Premio El Espectáculo Teatral) y en 2015 el libro de relatos Misterio en Los Pedroches. Diez casos de la inspectora Julia. (Cuadernos del Gallo, 2014).


Sinopsis

Corre el año 1913. Marcos Mora, un joven misterioso y de pasado turbulento, acaba de llegar a Córdoba. Tras alojarse en una humilde casa de vecinos de Santa Marina, busca trabajo y procura pasar desapercibido. Sin embargo, su presencia en la ciudad coincide con una serie de violentos crímenes.
Meses más tarde, en el palacio de Moratalla de Hornachuelos, residencia del marqués de Viana, muere asesinado el conde de Ferno durante un fin de semana de caza que ha organizado el anfitrión para varios invitados ilustres, entre ellos, el rey Alfonso XIII. Hasta allí se trasladan Homero y el agente Pedro para hacerse cargo de las investigaciones. Pronto descubren que hay varios sospechosos con poderosos motivos para cometer el crimen.
Dos historias separadas en el tiempo y que, en apariencia, no tienen ninguna conexión, confluirán en un final apasionante y repleto de sorpresas que, sin duda, no defraudará ni a los amantes del género ni a los seguidores del inspector Homero que, en esta ocasión, se verá atrapado en una peligrosa aventura entre Escila y Caribdis.

Opinión

Las redes sociales son en ocasiones las grandes hacedoras de pequeños prodigios, y no puedo negar que en este caso ha sido así. Gracias a la editorial que al parecer descubrió mi blog y se puso en contacto conmigo por si quería leer alguno de sus libros, no es algo que suela ocurrir en mi dinámica habitual, encontré un libro que captó mi atención por el lugar donde transcurre la acción y por la temática. Hornachuelos me trae muchos recuerdos.

El azar, siempre protagonista en mi vida hizo varios malabares más hasta que por fin me pude poner a leer el libro del que os voy a hablar hoy, y que me ha sorprendido muy gratamente. Si no hubiese sido por todas esas casualidades y circunstancias, probablemente me habría perdido un buen libro que difícilmente habría llegado a mis manos, y que no sabéis cuánto me alegro haber leído. 

Corre el año 1913 cuando Marcos Mora llega a Córdoba una ciudad luminosa del sur muy diferente del pueblecito asturiano donde nació y del que salió para no volver, emigrando a Barcelona donde pronto empezó a trabajar y a involucrarse en los movimientos obreros. Algo ha pasado para que deje su pasado atrás y decida instalarse en Córdoba y eso no lo sabremos hasta bien avanzada la novela. Por ahora le seguiremos los pasos mientras busca alojamiento y donde trabajar. Pronto encuentra una habitación en una casa de vecinos en la que intenta integrarse y comenzará a trabajar en una panadería trabajando como un mulo a las órdenes de un patrón codicioso y mal encarado que exprime a sus trabajadores al límite. Echándole un capote a un compañero, Felipe, que sufre de próstata se pondrá en evidencia ante su jefe, pero a cambio conocerá a una chica que le cambiará la vida, María.

Cuando un día María aparece asesinada, él a pesar de tener una sólida coartada será el primer sospechoso y por fin sabremos el motivo por el que vino a Córdoba. 
El encargado de resolver ese espantoso asesinato será el inspector Homero Pérez, un culto policía que vive con su tía Maruja que en algún caso y con buen tino es la que le muestra el camino a seguir durante las investigaciones. Su subordinado, Pedro le acompañará en las pesquisas. Todo se complicará por la visita que el Rey Alfonso XIII piensa realizar a la ciudad, y que implica un amplio dispositivo policial de limpieza en la ciudad de rateros y de gentes de mal vivir. El caso se resuelve satisfactoriamente para las altas esferas, pero quedan unos flecos sueltos que el inspector Homero intentará solucionar.

Poco tiempo después se produce un asesinato en el palacio de Moratalla de Hornachuelos, residencia del marqués de Viana, lugar donde acude de forma habitual a cazar el Rey, que casualmente se encuentra allí cazando. Dada la alta alcurnia de los personajes implicados y lo contentos que se habían quedado con el papel del inspector Homero, este es requerido para que se ocupe de la investigación de forma discreta y eficaz.

La víctima es el conde de Ferno y el inspector pronto se percatará de que hay mucha gente de la que se aloja en esta cacería, que querría verlo muerto. Tendrá doble trabajo, resolver el crimen y ser lo suficientemente respetuoso con las personalidades que allí se encuentran.

Como se puede ver hay dos partes perfectamente diferenciadas, la primera es más intimista nos cuenta la vida de un muchacho que huye de algo que no tenemos claro qué es, conocemos la ciudad de Córdoba a través de sus ojos, nos cegamos con su luz, asistimos a un festín de olores y sabores, pasamos penurias, calor en ese horno infame de la panadería, odiaremos con toda nuestra alma a ese patrón que se cree dios y que no tolera la pérdida de tiempo sea cual sea su causa y que parece que regala el salario a sus trabajadores, tomaremos cariño a ese muchacho que encuentra el amor donde no lo buscaba y veremos el dolor que siente cuando todo lo que él creía sólido se derrumba.

En la segunda parte asistiremos a una investigación policial que me ha recordado a Ágatha Christie con su detective Poirot, muchos invitados, todos encerrados, todos tienen motivos para querer ver muerta a la víctima, todos mienten, todos tienen algo por lo que callar, y el inspector Homero va separando el polvo de la paja, poco a poco con elegancia y estilo, mientras el acomplejado agente Pedro intenta estar al altura, y luego el final, con una solución sorprendente y perfectamente ejecutada.

Como dije al principio no es un libro que me hubiese encontrado, y el que me haya encontrado a mí, ha sido un placer. Una escritura limpia, efectiva, que no se pierde en florituras ni en divagaciones, unos personajes muy bien perfilados, una ambientación bien diseñada que traslada al lector haciéndole sentirse allí mismo, tanto a la panadería, como al patio de vecinos, pasando por el palacio y sus dependencias. 

La demostración de que se puede hacer una buena novela sin necesidad de crímenes retorcidos o de psicópatas en serie, con un investigador al que no me importaría volver a encontrarme tomándome un vino o una copa de anís mientras la tía Maruja nos cuenta los chismorreos que se cuecen en la ciudad.

También tengo un pero y es que tengo que decir que la portada no le hace justicia al interior, se podría hacer más visible y atractivo, aunque eso ya es cuestión de marketing.

Por mi parte considero que se trata de una buena apuesta.

Con esta reseña participo en la Yincana Criminal 2017 en el casillero correspondiente a la novela que tiene lugar en un ambiente rural.


Muchas gracias a Ediciones En Huida por el ejemplar.

18 comentarios:

  1. ¡No me digas más! ¡Me lo llevo hasta puesto ya! me encantan estas historias, me encienden la chispa del ansia, ya me veo leyéndola, jajajaaj.
    No conocía al autor, pero ya tengo una ventana abierta buscando cositas sobre él y su obra, y a punto de comprar esta si nada lo impide ¡Otra semana que empieza gastando!

    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje, nuestras ansias lectoras. A mí me ha gustado, espero que a ti también.
      Besos

      Eliminar
  2. Por la portada no me hubiera llamado nunca la atención, pero sí que me gusta lo que cuentas. Así que me lo apunto.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que la portada no es lo mejor, precisamente, pero parece que es la línea editorial. Una pena.
      Besos

      Eliminar
  3. Qué lugar Hornachuelos, tengo una amiga de allí que no paraba de hablarnos de este lugar, el cual no tengo el gusto de haber visitado todavía. Visto lo visto, no me importaría hacerlo a través de esta historia.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un lugar precioso, y sus alrededores también, pero no para visitar en verano ;) Besos

      Eliminar
  4. Pues no tiene mala pinta pero ahora mismo tengo que escoger mucho. Quizás más adelante.

    ResponderEliminar
  5. Pues tiene buena pinta. No lo conocía y no me importaría leerlo si se cruza en mi camino.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está muy bien, al menos a mí me ha gustado bastante.
      Besos

      Eliminar
  6. Caramba qué pintaza. Me gusta mucho cuando una novela abandona la ciudad para crear misterios en el mundo rural. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y además un misterio que realmente no es tal en el primero de los casos. Es una novela muy limpia que atrae.
      Besos

      Eliminar
  7. Pues hace no mucho te hubiera dicho que no, pero he leído esta semana un thriller rural que me ha encantado así que tal vez me anime
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está muy bien, en mi opinión, lástima que no se le esté dado una cobertura que merece.
      Un beso

      Eliminar
  8. Tiene buena pinta y no lo conocía. Lo tendré en cuenta aunque me faltan horas.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me ha gustado bastante, aunque no sea de los libros de rabiosa actualidad. Y es un problema que los días tengan solo las horas que tienen, je,je. Besos

      Eliminar
  9. Yo he leído algunas novelas que han llegado a mi gracias a las casualidades y me he llevado gratas sorpresas. Imagino que como la que tú te has llevado con este ejemplar.

    La historia pinta bien, así que espero que el autor alcance más visibilidad, gracias a tu reseña y, sobre todo, mucho éxito, porque las editoriales modestas lo tienen muy crudo.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me temo que mucho no están haciendo, y es una pena.
      Gracias por pasar.
      Besos

      Eliminar

Muchas gracias por comentar.
El contenido de la entrada es mi opinión como lectora y por tanto es totalmente subjetiva.