lunes, 22 de julio de 2019

LOS SEÑORES DEL HUMO de Claudio Cerdán





Título: Los señores del humo

Autor: Claudio Cerdán

Editorial: Ediciones B

Primera edición: mayo de 2019

Nº de páginas: 556

ISBN9788466665872

GÉNERO: Negra




Autor

Claudio Cerdán nacido en Yecla en 1981 tiene una amplia trayectoria como escritor. Sus anteriores obras, entre las cuales destacan El país de los ciegos (2011), Cien años de perdón (2013), Un mundo peor (2014) y La revolución secreta (2014), lo han hecho merecedor de reconocimientos tan prestigiosos como el premio Novelpol y el premio de novela Ciudad de Santa Cruz. También ha sido finalista del premio Leemisterio.com, el de novela Pata Negra de la Universidad de Salamanca, el Memorial Silverio Cañada de la Semana Negra de Gijón, el Lengua de Trapo y el Valencia Negra.

Sinopsis

En la ciudad de Madrid aparecen cadáveres decapitados por un asesino en serie.El detective Paco Faura, un policía retirado, cree que estos hechos podrían tener relación con un caso sin resolver treinta años atrás; y un mercenario, CJ, piensa que el asesino puede ser un viejo compañero de armas.
Por su parte, Aldo, un proxeneta huido de México al ser perseguido por narcotraficantes, pierde la razón cuando el pasado regresa a su vida.  

RESEÑA

Los señores del humo es la última novela de Claudio Cerdán a la que he podido acceder por uno de los concursos que organiza el grupo de #SoyYincanera, a quienes les doy las gracias por organizar estos concursos y a la Editorial que los proporciona, En este caso el autor también se ha implicado mucho en las redes con sus comentarios. Esta vez he estado menos activa por causas del destino que ha jugado un poco conmigo.

El autor al comienzo nos advierte de que todo es fantasía y que si por casualidad encontramos similitudes con organismos y personajes acudamos al psicólogo. Yo ya he pedido cita.

Estamos ante una novela que al margen de la trama que nos cuenta es un cruel e incisivo repaso por nuestra realidad más reciente, en la que el pelotazo del ladrillo, las mordidas, las mamandurrias y politiqueos varios están al orden del día. Mientras vas leyendo vas recordando cada una de las noticias que han ido salpicando las portadas de los medios de comunicación de los últimos años, y la verdad, yo iba encendiéndome cada vez más cuando lo leía. Me hacía preguntarme sin cesar cómo hemos podido aguantar tanto y de qué forma lo hemos normalizado y autorizado con nuestra pasividad y nuestro silencio en muchos de los casos.

La novela comienza en la España de 2012 y 2013 cuando un magnate del juego, Harrelson Levy está visitando sus nuevos dominios en Alcorcón los cuales han pasado a sus manos por métodos poco limpios. Ahora está negociando para que en los casinos de Eurovegas que pretende construir se permita fumar, cambiando la Ley Antitabaco gracias a sus contactos a nivel político. Los gobernantes, con la excusa de la creación de empleo intentarán hacer lo posible por hacer lo que quiere, si no, amenaza con llevarse su proyecto a Asia donde ya tiene otros macrocomplejos y donde las leyes son no solo más laxas, sino que el soborno está al orden del día. En su paseo se encuentran con el cráneo de una mujer decapitada. Si se trata de un resto histórico puede suponer un problema, pero al parecer “solo” se trata de un asesinato llevado a cabo hace treinta años, nada que no se pueda arreglar con un puñado de billetes.

El problema aparece cuando aparecen más cadáveres decapitados en Madrid, puede ser que un asesino en serie haya vuelto de nuevo. Cada uno de nuestros protagonistas tendrá en mente un sospechoso.

Paco Faura entra en escena, se trata de un policía retirado tras un infarto que le dio un susto considerable, ahora trabaja como detective sin licencia, investigando casos de poca monta, divorcios y estafas a la seguridad social. El concejal de urbanismo le encarga averiguar los trapos sucios de aquellos que no quieren vender sus terrenos y de rebote se encuentra con el caso del cadáver decapitado que tiene que ver con su trabajo de hace treinta años atrás. Su orgullo hace que se implique en la resolución de ese caso que no fue capaz de resolver.

Por otro lado, tenemos a otro de los personajes principales CJ, se trata de un exsoldado americano que en Afganistán tomó parte en la operación Libertad Duradera siendo capturado por las tropas enemigas y donde sufrió horrendas torturas hasta su liberación. Actualmente trabajaba como jefe seguridad para Harrelson Levy en Macao, en una copia china de Las Vegas, ahora su jefe lo manda a Madrid para ejercer de niñero de su hijo Larry Levy, un tipo al que solo le gusta vivir, cuanto más al límite mejor y que se cree que todo se puede comprar con el dinero de su padre.

El último personaje de la novela es Aldo un expresidiario mejicano con un problema de glaucoma en los ojos que hace que lleve siempre gafas oscuras, trabaja como proxeneta al cargo de cuatro prostitutas, una de las cuales Galya le hace perder la cabeza, algo que no está dispuesto a permitir su jefe Dmitri. La historia que lleva cargada en su mochila de vida este personaje hace que sea una auténtica bomba de relojería, ha probado todo tipo de drogas y está enganchado a ellas, nunca podremos imaginar de qué es capaz.
Cuando estos tres personajes convergen en un momento dado las investigaciones y la acción se convertirán en juegos de despistes y reacciones que nos van a dejar con la boca abierta porque llegará a unos niveles impensables.

Drogas, explotación sexual, proxenetismo, miseria, desahucio, necesidad, suicidio, eutanasia serán otros de los muchos temas que van a ir surgiendo poco a poco conforme vamos leyendo, envolviendo unos asesinatos a los que en principio no se les da la importancia que realmente merecen. Las cabezas de mujeres decapitadas aparecerán en varios lugares de Madrid, recordándonos a los asesinos en serie americanos, pero con un toque inconfundiblemente español.
.
Lo que más me ha gustado de la novela es cómo está tratado el marco social y la ambientación. Tal y como comenté al principio se trata de nuestra historia más reciente a la que el autor le hace una crítica que no deja títere con cabeza, resulta duro leer en tan pocas líneas todo lo turbio que ha envuelto una crisis que nos ha dejado tocados a todos y que en muchos casos no se ha marchado aún. Tengo numerosas frases marcadas, frases que hemos escuchado de nuestros políticos, aunque estos sean solo ficción, léase en modo irónico.

De los personajes hay mucho que hablar, pero prefiero que seáis vosotros quienes los conozcáis. Faura es un personaje duro, luchador y con unos puntos débiles que te hacen adoptarlo pronto como favorito. Duele ver cómo se enfrenta a su realidad, esa que le hace seguir buscando sin cesar a aquellos que destrozaron su vida y la de los suyos un día, y siguieron adelante sin mirar atrás. CJ es un hombre que ha vivido lo impensable y que sigue manteniendo unos valores y a pesar de lo que pueda parecer no está en venta. Y Aldo es alguien al que en algún momento le he tomado cariño, pero la mayor parte del tiempo no he entendido ni su cárcel ni porqué se mantiene en ella, es totalmente imprevisible. Los tres son los grandes pilares de la novela.

En líneas generales es un libro que recomiendo leer, si es con algo que morder a mano, mejor porque van a dar muchas ganas de hacerlo. Lo vas a pasar bien, la ironía está siempre presente, algo que yo siempre agradezco, aunque tengo que reconocer que el final no me ha llegado a convencer del todo, ha habido cosas que me han resultado difíciles de creer. Por el contrario, los diálogos son creíbles, a pesar de que el nivel de tacos es bastante amplio, y le aportan mucha agilidad a la lectura de forma que si lo coges, será difícil que lo sueltes antes de terminar.

Una buena lectura para este verano que deberías echar en tu mochila, con todas las consecuencias.

" Con la crisis se hablaba se hablaba del Banco Malo como fuente de todas las soluciones. El Banco Peor y y el Banco Nefasto ya existían, pero la palma se la llevaba el Banco Cabrón".

"Vivimos en un país donde cada vecino es entrenador de fútbol, alcalde y tertuliano".

Saludos y nos seguimos leyendo.



22 comentarios:

  1. No se ve una lectura fácil, para nada, son temas en boga pero son temas duros, cargados de un fuerte realismo que todos estamos acostumbrados a ver a través de una pantalla pero no a que te toquen de cerca, afortunadamente, pero del que nadie potencialmente estamos libres... No me asusta la dureza me lo anoto.

    Besitos 💋💋💋

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es la dureza de una crisis que hemos pasado y de circunstancias demasiado cercanas. Hay otras novelas del género más crudas en cuanto a asesinatos y torturas.
      Besos

      Eliminar
  2. Pues yo con esto ahora no me veo. Para la realidad ya tengo la vida misma y al leer prefiero vivir otras. Igual dentro de muchos años por echar la vista atrás si estamos mejor pero de momento no.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tengo curiosidad por cómo se leerá dentro de unos años, ver cómo han pasado cosas en nuestra sociedad que hemos tolerado.
      Besos

      Eliminar
  3. El final tampoco me ha convencido, también ha habido cositas que me ha resultado difícil de creer. Pero en general ha sido una buena novela.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La he disfrutado pero no me ha encajado el final, no me ha convencido del todo.
      Besos

      Eliminar
  4. Me ha parecido una lectura diferente, particular y entretenida que llama la atención, precisamente por eso.
    Los tacos a los que haces referencia, necesarios aún cuando yo no los utilice.
    Una trama que me ha parecido muy real y que disfruté mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que les salen a borbotones, jejeje. Demasiado reales esas conversaciones. La trama es eso, demasiado real y cercana.
      Besote

      Eliminar
  5. No termina de convencerme, y eso que el anterior me gustó. Vengo de leer una reseña más tibia que me ha calado.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El anterior era totalmente diferente, por temática y por ambientación. No podría comparar libros tan diferentes.
      Besos

      Eliminar
  6. En este caso no coincidimos. A mí no me ha gustado una lectura tan sórdida ni el lenguaje utilizado. Una pena porque El club de los mejores me encantó
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El club de los mejores también me gustó mucho. Pero este es totalmente diferente y creo que el lenguaje es el que corresponde a la ambientación que quiere hacer.
      Besos

      Eliminar
  7. Particularmente lo he disfrutado. La trama constituye una auténtica crítica social de unos acontecimientos demasiado cercanos y creíbles. No he leído "El club de los mejores", pero con esta historia el autor me ha ganado. Es duro, es cierto, pero se lee bien.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El club de los mejores es otro tipo de lectura, y también me gustó mucho. Aquí me ha gustado la parte crítica que no es poca.
      Besos

      Eliminar
  8. A mi la ambientación también me ha parecido sublime, al igual que el lenguaje utilizado, acertadísimo tratándose de novela negra. Lo clava, la verdad. Con respecto al final, lo vi natural, ya que no se puede estar jugando con fósforos y gasolina y no quemarse.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La ambientación es lo que más nos ha gustado, y el final pues eso, que es el que ha decidido el autor. Ni más ni menos.
      Besote

      Eliminar
  9. El tema de los tacos y el lenguaje soez es muy propio de la novela negra pura, nos encontramos ante un autor que no teme ser politicamente incorrecto y la verdad es que se agradece. La trama gracias al vocabulario de sus tres personajes principales va fluyendo y sobre todo gana en cotidaneidad donde el lenguaje de la gente suele ser relajado. A mi el personaje que más me ha llegado es CJ, aunque no sabría explicarte muy bien porque. El final excepto la excesiva suerte de Aldo que parece no sostenerse, aunque reconozco que hay personas que la tienen siempre de su lado, me ha convencido y me ha parecido un digno broche final para la novela.Estoy de acuerdo contigo con que el libro crea tanta indignación por la forma en que hemos normalizado ciertos abusos que dan ganas de ir dando bocados, así que haces bien en recomendar mordedores, y ahora entiendo el comentario del autor a tu tuit. Claudio Cerdan puede que haya sido uno de los autores más activos, ha sabido como aprovechar la lectura que hemos hecho de su libro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos hace replantearnos muchas cosas. Me pregunto cómo envejecerá el libro. Y los personajes los ha clavado.
      Besos

      Eliminar
  10. Hola!
    De verdad que somos unas cuantas las que tenemos que pedir cita para el psicólogo 😂😂😂
    La situación que plasma la novela es muy realista y bien documentada, una pena para los ciudadanos de a pie pero es lo que hay.
    La historia de los asesinatos tampoco desmerece la anterior aunque quizás yo hubiera dado otros finales a los protagonistas.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Veo que coincidimos en casi todo, ya te pasaré el número del psicólogo, jejeje.
      Besos

      Eliminar
  11. Unos temas muy difíciles los que trata Los señores del humo pero, ciertamente, son muy reales. Jodida fantasía que en demasidas ocasiones se convierte en realidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. O la realidad se introduce demasiado en la fantasía, como es el caso.
      Besos

      Eliminar

Muchas gracias por comentar.
El contenido de la entrada es mi opinión como lectora y por tanto es totalmente subjetiva.