viernes, 6 de septiembre de 2019

COMER Y AMAR, TODO ES EMPEZAR de Mayte Esteban




Título: Comer y amar, todo es empezar

Autora: Mayte Esteban

Editorial: Harlequin

Publicado: 18 de julio de 2019

N.º de páginas: 98

ASIN: B07TPL641F

Género: Romántica, relato, cocina



Autora

Mayte Esteban nació en Guadalajara y reside actualmente en un pueblo de Segovia. Se licenció en Geografía e Historia por la Universidad de Alcalá de Henares y escribe desde que era muy joven. Es autora de seis novelas de diferentes temáticas: La arena del reloj (2011), Su chico de alquiler (2011), El medallón de la magia (2012) y Detrás del cristal (2013), Brianda el origen del medallón (2014) y La chica de las fotos (2017).
Ha ganado dos premios en concursos de narraciones breves con los relatos La vida en papel (2008), una historia sobre sueños rotos, y El reflejo (2009), que es la historia inventada del cuadro de Velázquez La Venus del espejo.

Ganadora del premio RNR a la mejor novela sentimental por Detrás del cristal y quedó Finalista del III Premio Digital de HQÑ con su libro La chica de las fotos, que le supuso su publicación en papel
Tiene un blog, El espejo de la entrada, donde podéis seguirla y ver como escribe, sus reseñas y sus reflexiones.

Sinopsis

¿Por qué elegir si lo puedes tener todo?
Paola se tiene que marchar de su pequeño pueblecito a causa del trabajo, y para ello debe renunciar a muchas cosas que ama, entre ellas una yegua blanca llamada Leyenda. Nada parece que pueda cambiar eso, pero un solomillo con pasas y arándanos y un paseo a caballo por el bosque con Carlos, el chico del picadero, le demuestran que quizá a lo que no se debe renunciar es a ser feliz.

Opinión

Rara vez salgo de mi zona de confort que son los crímenes y asesinatos, tengo que tener el alma negra, aunque la novela intimista e histórica me atraen también, pero en este caso me apetecía, porque cuando lo leí estaba en cualquier cosa menos en zona de confort, porque me gustan los relatos y el tamaño me venía de perlas y porque para qué engañarnos, me gusta mucho como escribe la autora. Creo que he leído casi todo lo que ha escrito, menos el último que está recién salido del horno, y siempre ha conseguido sacarme una sonrisa. Bueno, al lío que me enrollo.

Se trata de un relato incluido en una colección que se ha publicado este verano, en el que uno de las características era aparte de ser un relato romántico debía incluir una receta de cocina.
En qué momento se va una a encontrar la receta es un pequeño y divertido enigma. Ver si ha salido bien y luego aplicarla es otro reto. No, no la he hecho todavía, soy bastante negada para la cocina, así que a esperar la oportunidad.

Paola adora a su yegua Leyenda a la que tiene alojada en el picadero de Grimiel que está a cargo de un amigo suyo de toda la vida, Carlos. Por eso, cuando ella le comenta que se tiene que deshacer de ella porque va a dejar de trabajar en la farmacia del pueblo y se va a trasladar, él se queda muy sorprendido. Si tanto la quiere, opina él, no debería venderla y al menos venir a verla y montarla de vez en cuando. Pero es que se avecinan cambios más importantes y prácticos en la vida de ella, y su padre está decidido a venderla. El miedo a perder a Leyenda y sobre todo la incertidumbre de pensar que no la cuidarán igual que ella desbordan a Paola.
Llegan a un acuerdo y ella montará a su yegua por las mañanas antes de ir a trabajar muy temprano, hasta su partida, lo que hace que las conversaciones con Carlos sean más habituales y ella comience a mirar la vida con otra perspectiva.
Así es como con un bonito y sencillo relato se nos muestra que la vida que creemos que debemos llevar o que nos marcan no es la que quizá nos hace más felices, que a lo mejor no es necesario salir a buscar el porvenir y la felicidad en otro lugar, que los detalles más pequeños son pequeñas perlas de bienestar que nos pueden llevar a estar más a gusto con nosotros mismos. Que el silencio no siempre es bueno, aunque hay silencios que lo son menos si son compartidos y que el amor de nuestras mascotas es el más puro e intenso sentimiento. No es poco para un relato, ¿verdad?.

A mí me ha gustado mucho, ahora sois vosotros los que podéis reflexionar mientras hacéis el solomillo con pasas y arándanos, en vuestras manos está.

Saludos y a leer mucho.


8 comentarios:

  1. Me gusta mucho el estilo narrativo de la autora, lo suyo leído hasta ahora me ha satisfecho.
    Tomo nota de este.

    Besitos 💋💋💋

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabe ser romántica sin ser empalagosa y mete siempre numerosas reflexiones que hacen que sus escritos no pasen sin más.
      Besos

      Eliminar
  2. De alma negra nada, amiga mía, blanquísima, que tus preferencias literarias solo te vienen de un sentido de la justicia muy desarrollado y nada más XD
    Te entiendo, a mí no me gusta leer novela romántica, pero es que Mayte escribe tan bien que me he leído todo lo que publica. Este relato lo tengo pendiente, lo leo después de "La colina del almendro". Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo muchísimas ganas de leerlo, creo que una vez más nos va a sorprender.
      Besos

      Eliminar
  3. Uy, me paso muy, pero muy de puntillas por tu reseña, porque ya leí este relato y me falta escribirla y publicarla. Me encanta la narrativa de Mayte Esteban, de quien leí varias de sus novelas, porque aborda en ellas temas de actualidad, en los que siempre hay lugar a la reflexión. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto, siempre hay más en sus escritos, actualidad y temas para la reflexión y envueltos en una pátina de suave ironía. Te leeré
      Besos

      Eliminar
  4. No conocía el libro y cómo tú cuando llego a leer de este género es para salir de la zona de cónfort o para refrescarte después de leer mucho un género en específico xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es como quien dice un libro, es un relato largo muy agradable de leer.
      Saludos

      Eliminar

Muchas gracias por comentar.
El contenido de la entrada es mi opinión como lectora y por tanto es totalmente subjetiva.